INDAGACION A ANALISTAS Y EXPERTOS
Confían en continuidad de políticas económicas

Foto cortesía Colfecar
Resultados de legislativasdejaron en claro a la comunidad internacional sobre las pocas posibilidades de un cambio en la tendencia económica del país. Tanto BNP Paribas como Fitch y gremios de la producción son optimistas

________

La reciente elección del Congreso de la República para el periodo 2018 -2022 dio tranquilidad a los actores económicos en el exterior. Tanto la calificadora de riesgo internacional Fitch Ratings como el PNB Paribas, mostraron su opinión favorable frente a la conformación del legislativo colombiano para las sesiones que se instalan el próximo 20 de julio.

Para los economistas de BNP Paribas Latinoamérica, Marcelo Carvalho y Luiz Peixoto, sobre las elecciones legislativas y la nueva configuración del Congreso, hay poca probabilidad de cambios radicales en la política fiscal colombiana.

El resultado de la elección del Congreso del domingo sugiere reducción de los riesgos políticos derivados de las elecciones presidenciales de mayo, aunque un intervencionista de izquierda, el candidato Gustavo Petro, parece estar ganando tracción.

En el análisis de los expertos, el Centro Democrático es conocido por ser fiscalmente más conservador, mientras que Cambio Radical tiene una orientación mixta y menos unida. Todo esto proyecta un ambiente de seguridad y estabilidad en la política económica del país.

Sin embargo, es necesario destacar que el panorama de las elecciones presidenciales continúa inconcluso debido a que existe incertidumbre en la población votante, los resultados de las encuestas no han sido lo suficientemente sólidos; tan solo el 50 % de la población acude a las urnas y la población termina definiendo su candidato días antes de las elecciones.

Señalan los analistas que el Centro Democrático, partido de Iván Duque, se convirtió en el más grande del Senado y se mantuvo segundo en la Cámara de Representantes.

Por su parte, Cambio Radical se ubicó como la segunda bancada más grande del Senado; resultado que puede fortalecer al candidato Germán Vargas Lleras, del movimiento Mejor Vargas Lleras, pues los resultados reflejan el apoyo hacia la maquinaria política del partido que lideró por varios años.

Si bien el Partido de La U y el Partido Conservador retrocedieron en su participación en el Senado, cada uno mantiene al menos un 15% de representación en el Congreso gracias al fuerte apoyo que reciben de las regiones. En caso de un resultado inesperado, es probable que el Partido de La U apoye a Vargas Lleras y a Humberto De la Calle, mientras que el Conservador apoye a Duque y a Vargas Lleras.

 

No habrá cambios

Para el presidente de Colfecar, Juan Carlos Rodríguez, las elecciones del domingo permiten continuidad en la política económica del país, la que a su juicio, hasta ahora ha sido manejada de manera rigurosa.

Señaló el dirigente gremial que la tranquilidad parte de que hubo una renovación  parcial del parlamento, lo que permite una continuidad en el sentir de las políticas económicas.

Para el dirigente empresarial, los actores nuevos obviamente tendrán que buscar acuerdos políticos entre bancadas y las fuerzas tradicionales como el liberalismo, el conservatismo, el uribismo y Cambio Radical que conservan las mayorías, lo que da confianza en el manejo de la economía.

A su turno el presidente de PorkColombia, Carlos Maya, dijo a EL NUEVO SIGLO que el nuevo Congreso es una demostración de la democracia en el país y que los cambios que se tuvieron al interior del legislativo no comprometen en nada el desarrollo de la Economía.

Maya sostuvo que se debe trabajar desde el Congreso en trazar una política agropecuaria con vocación exportadora, que dé la oportunidad al país de convertirse en la despensa alimentaria e implementar la normatividad para mejorar la productividad y la rentabilidad del campo.

 

Fitch Ratings

La calificadora de riesgo Fitch Ratings por su parte, consideró que es probable que los resultados electorales contribuyan a la continuación del historial de política económica efectiva de Colombia, incluida una consolidación fiscal gradual a mediano plazo.

Los resultados de las elecciones al Congreso y las primarias presidenciales, celebradas el domingo, sugieren que los temas económicos y relacionados con la corrupción han ganado prominencia en el discurso político.

La seguridad y la implementación del controversial acuerdo de paz que fue firmado y ratificado por el Gobierno y las Farc a fines de 2016, también siguen siendo temas destacados.

Señala la calificadora que la composición del nuevo congreso dominado por la centroderecha, debería ayudar a facilitar la formulación de políticas en el caso de que Duque ganara la Presidencia, mientras que actuaría como una restricción política si Petro gana.

Los controles y equilibrios integrados en el sistema político colombiano -en particular, el consenso público que respalda la estabilidad macroeconómica y facilitó la reforma tributaria de 2016, la regla y el marco fiscal, los poderes del Congreso y el banco central independiente- son las principales restricciones de la política económica.

Es probable que la economía de Colombia se recupere este año luego de ajustarse a un shock en el precio del petróleo que comenzó en 2014.

Fitch espera que el crecimiento económico se acelere en 2018 y 2019 a 2,8% y 3,5%, respectivamente. Si bien esto marcará una mejora, la actividad económica se mantendrá moderada en relación con el crecimiento superior al 4% observado antes de la crisis del petróleo.

En el Congreso, los partidos de centro y centroderecha continuarán manteniendo mayorías en ambas cámaras para el período 2018-2022, pero el partido del Centro Democrático ahora tendrá el bloque más grande.

Los partidos políticos están igualmente fragmentados en la Cámara de Representantes y tendrán que gobernar por coalición.

El Partido Liberal ganó la mayoría de los escaños en la Cámara.

 

Con miras a las presidenciales

Los primeros resultados presidenciales muestran que Ivan Duque ganó la candidatura de la coalición de centro derecha y Gustavo Petro de la izquierda.

Esto le dará a Duque y Petro impulso hacia las elecciones presidenciales, pero el resultado podría ir a un candidato no apoyado por una de las principales coaliciones como Germán Vargas Lleras o Sergio Fajardo.  Las elecciones presidenciales se llevarán a cabo el 27 de mayo, con una segunda vuelta el 17 de junio, si ningún candidato gana la mayoría.

Fitch cree que es poco probable que surja una fuerte divergencia con respecto al marco de política macroeconómica existente de ninguno de los principales candidatos.