ANÁLISIS DE ANIF SEÑALA DEPENDENCIA DEL PETRÓLEO
Exportaciones: prevén ruta ascendente

Foto archivo Xinhua

Las exportaciones colombianas crecerán durante 2018 un 7,1% y llegarán a los US$39.500 millones, un nivel similar al de 2010, reveló un reciente estudio de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF).

El centro de estudios económicos señaló que durante el presente año se volvería a registrar una expansión en las exportaciones, principalmente gracias a la favorabilidad en los precios internacionales de los commodities, que estarían impulsando las exportaciones tradicionales en 2018. No obstante, hay preocupación por la lentitud con la que avanza el componente no-tradicional, el cual volvería a registrar débiles crecimientos en 2018.

 

Petróleo manda canasta

El reporte muestra cómo las exportaciones tradicionales crecerían un 9% en 2018, pasando de US$22.447 millones en 2017 a US$24.500 millones en 2018. Éstas se verían impulsadas principalmente por un incremento del precio del barril de petróleo “cesta-Colombia” a US$50/barril (un repunte del 9,5% anual), aun cuando la producción de petróleo se mantendría estancada en 850 mil barriles de petróleo diarios.

En cuanto a las exportaciones no-tradicionales, se proyecta que éstas se incrementarían un 5% anual en 2018, pasando de US$14.449 millones en 2017 a US$15.200 millones en 2018, favorecidas por la devaluación promedio proyectada del 2% en 2018 y la recuperación de la demanda en países de la región, que son destino de los productos colombianos.

Igualmente para los analistas es cada vez más preocupante la debilidad de las exportaciones industriales y de la propia industria nacional que sigue sin dar señales de recuperación, e incluso contrajo sus niveles de producción al -1% real en 2017.

Esto último como consecuencia de su falta de competitividad ante el denominado “Costo-Colombia” (sobrecostos de transporte-logísticos, laborales y energéticos) que pone al país en desventaja frente a nuestros pares regionales.

 

Lecciones de 2017

En 2017, las exportaciones tradicionales registraron un crecimiento del 28,4% anual, mientras que las no-tradicionales presentaron una expansión del 6,6%.

Si bien dicho resultado fue positivo en su conjunto, terminó inclinando nuevamente la concentración de las ventas externas del país hacia los commodities, con lo cual la relación commodities / no commodities fue de 68% / 32%. Ver gráfico adjunto.

Por el lado de las exportaciones tradicionales, las de carbón aumentaron un 59,3% anual en dólares, como consecuencia de los mejores precios que bordearon valores promedio de US$70/tonelada en 2017 frente a los US$54/tonelada de 2016.

Entre tanto, las de petróleo registraron un incremento del 26% anual en dólares, debido a la favorabilidad en los precios del petróleo (resultantes de una mayor demanda mundial de crudo y las restricciones a la oferta de la OPEP), implicando un aumento del 34.3% en el precio del barril colombiano.

A pesar de ello, los volúmenes exportados siguieron contrayéndose un -6.1% en 2017 (vs. -22.9% en 2016), en línea con la caída en la producción local.

Finalmente, el valor de las exportaciones de café se incrementó un 4% anual (vs. -4.3% en 2016), gracias a las mayores ventas de cafés especiales. No obstante, el volumen exportado del grano decreció un -3.1%, producto de los retrasos en los tiempos de la cosecha.

Según la Asociación Nacional de Comercio, Exterior (Analdex), el mayor crecimiento registrado en las ventas al exterior durante 2017, fueron los grupos correspondientes a grasas y aceites animales o vegetales, cobre y sus manufacturas, tanto como las de fundición, hierro o acero y combustibles, además de aceites minerales y sus productos. En contraste, los productos farmacéuticos, productos diversos de las industrias químicas, aluminio y sus manufacturas, fueron los que mayor variación negativa registraron.