LUTO GLOBAL
Stephen Hawking se fue a descubrir los secretos del universo

Foto Agence France Press
Su libro "Historia del tiempo", de 1988, se convirtió en un superventas y lo catapultó al estrellato.

____________

 

El astrofísico británico Stephen Hawking, que explicó en los años 1970 que los agujeros negros se disuelven como una aspirina en un vaso de agua, revolucionó nuestra manera de ver el funcionamiento del Universo.

"El legado científico más importante de Hawking es su idea de que los agujeros negros se disuelven lentamente como una aspirina en un vaso de agua", explica Lisa Harvey-Smith de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

Esta teoría revolucionó el conocimiento de los agujeros negros. "Fue un verdadero shock", cuenta a la AFP Patrick Sutton, jefe del equipo de física gravitatoria de la Universidad de Cardiff.

Basándose en la relatividad general publicada en 1915 por Albert Einstein, durante mucho tiempo se creía que nada podía escaparse de los agujeros negros.  Sin embargo, Hawking afirmó en 1975 que los agujeros negros podían emitir radiación, un fenómeno que fue bautizado "radiación de Hawking".

Para Martin Rees de la Universidad de Cambridge este descubrimiento fue el "momento eureka" de Stephen Hawking.  De hecho, según la opinión de algunos científicos, esta teoría le hubiera dado a Stephen Hawking el Premio Nobel si hubiera podido ser observada. Algo que es hoy imposible "ya que no hemos tenido la oportunidad de estudiar de cerca un agujero negro", explica Patrick Sutton.

 

'Ideas extraordinarias'

 

Un agujero negro es un cuerpo celeste que posee una masa extremadamente importante en un volumen pequeño. Existen de dos tipos: los agujeros negros estelares, que se forman al final del ciclo de vida de una estrella al menos ocho veces mayor que el sol, y los agujeros negros supermasivos que están en el centro de las galaxias y cuya masa puede ser mil millones de veces mayor.

La teoría de Hawking apunta a que "en realidad los agujeros negros son fenómenos realmente muy complejos. Para describirlos correctamente, debemos usar simultáneamente todas las teorías fundamentales de la física", dijo a la AFP Aurélien Barrau del Laboratorio de Física Subatómica y Cosmología del CNRS en Francia.

Stephen Hawking "fue un visionario en muchos sentidos y tuvo ideas extraordinarias", agregó Barrau. Las investigaciones del astrofísico contribuyeron a evidenciar los lazos  entre las dos grandes teorías del siglo XX: la mecánica cuántica y la teoría de la relatividad general.

"Gracias a la mecánica cuántica, Hawking se dio cuenta de que los agujeros negros, esos fenómenos que están hechos de gravedad, pueden en realidad emitir partículas", explica Patrick Sutton.

"Este fue el primer caso en que un fenómeno físico conectó la teoría clásica de la gravedad con la mecánica cuántica", agrega.

 

La ciencia ficción

Pocas personas entendieron sus teorías y su "Breve historia del tiempo", pero su personalidad fuera de lo común y su pasión por la ciencia ficción convirtieron al astrofísico británico Stephen Hawking en un ícono de la cultura pop.

Con su silla de ruedas y su sintetizador de voz, Hawking ocupa el mismo lugar en el imaginario popular que Albert Einstein, cuyo cabello en desorden simboliza la imagen misma del "científico loco".

Hawkings fue mencionado en juegos de video, apareció en series, como The Big Bang Theory, en donde se interpretó a sí mismo. Su vida fue también llevada a la gran pantalla en tres películas biográficas.

Unos meses después de la publicación de su bestseller de vulgarización científica "Breve historia del tiempo" en 1988, Stephen Hawking comenzó a aparecer en programas de televisión y se convirtió en una estrella de la 'cultura geek'.

Se interpretó a sí mismo en un episodio de la serie Star Trek en 1993 (donde juega al póker con hologramas de Einstein y de Isaac Newton). Apareció también en varios episodios de los Simpson, en el que lo presentan como "el hombre más inteligente del mundo" y en Futurama.

"Participó varias veces en los Simpson, a pesar de que un sintetizador de voz habría sido suficiente, pero aparecía en los créditos", señala Bruce Benamran, un reconocido youtuber especializado en ciencias.  Su voz sintetizada inspiró también a Pink Floyd, que utilizó un extracto en la canción "Keep Talking".

Su vida fue también plasmada en el cine, en una película basada en la biografía escrita por su primera esposa, Jane, "Teoría del todo", por la que el actor Eddie Redmayne se llevó en 2015 un Óscar por su interpretación de un joven Hawking. En otra biografía difundida en la BBC, fue interpretado por el popular actor Benedict Cumberbatch.

 

Las mejores citas de Hawking

- "Somos solamente una estirpe avanzada de monos en un planeta menor de una estrella muy ordinaria. Pero podemos entender el universo. Eso nos hace muy especiales".

- "Mis expectativas se redujeron a cero cuando tenía 21 años. El resto ha sido un regalo".

- "Creo que el desarrollo pleno de la inteligencia artificial podría significar el fin de la raza humana".

- "Vivo con la perspectiva de una muerte temprana desde hace 49 años. No tengo miedo a morir, pero tampoco tengo prisa".

- "Nadie puede resistirse a la idea de un genio tullido".

- "Los que presumen de coeficiente intelectual son unos perdedores".

- "Si los extraterrestres nos visitan algún día, creo que el resultado será parecido a cuando Cristóbal Colón desembarcó en América, un resultado nada positivo para los nativos".

- "La cruz de mi celebridad es que no puedo ir a ningún lado sin ser reconocido. No basta con ponerme unas gafas oscuras y una peluca. La silla de ruedas me delata".

- "Encontrar la respuesta a eso sería el gran triunfo de la razón humana, porque entonces conoceríamos la mente de Dios".

- "Hay una diferencia fundamental entre la religión, que se basa en la autoridad, y la ciencia, que se basa en la observación y la razón. La ciencia vencerá porque funciona".

 

¿Qué es la física cuántica?

La Física Cuántica es la ciencia que estudia los fenómenos desde el punto de vista de la totalidad de las posibilidades. Contempla aquello que no se ve y explica los fenómenos desde lo no visible. Contempla lo no medible, las tendencias, como por ejemplo la no localidad y el indeterminismo de las partículas. En ese campo de lo no medible estamos nosotros los seres humanos. El átomo es una realidad científica, que dio paso a la Teoría de la Relatividad y luego ésta, a la física cuántica. Los espacios entre las partículas de los átomos se los considera "vacío". Es decir, la materia de la que se componen los átomos es casi inexistente. Dentro de los átomos y las moléculas, las partículas que lo componen ocupan un lugar insignificante. El resto es vacío, "el valioso vacío del átomo". 


El astrofísico británico Stephen Hawking, que desafió las expectativas de una muerte temprana para convertirse en el científico más popular del mundo, falleció este miércoles a los 76 años en la ciudad universitaria inglesa de Cambridge.

Nació un 8 de enero -de 1942-, el día de la muerte de Galileo Galilei, y murió un 14 de marzo, día del nacimiento de Albert Einstein. 

Una fuente de la universidad explicó a la AFP que su salud se había deteriorado en los últimos meses y que "se apagó en su sueño". 

Su libro "Historia del tiempo", de 1988, se convirtió en un superventas y lo catapultó al estrellato. Aunque nunca ganó el premio Nobel, era más célebre que cualquiera de los que lo hicieron. 

Hijo de profesores, nació en Oxford y murió en Cambridge, dos grandes centros británicos del saber en los que sobresalió esta "mente brillante y extraordinaria", en palabras de la primera ministra Theresa May.

"Estamos profundamente tristes" por la muerte de nuestro querido padre, anunciaron los hijos de Hawking, Lucy, Robert y Tim, en un comunicado. "Fue un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado perdurarán muchos años". 

En un gesto inusual, la reina Isabel II anunció que enviará un mensaje privado de pésame a la familia del científico, mientras que el expresidente estadounidense Barack Obama publicó una foto suya junto a él y un deseo: "diviértete con las estrellas". 

Su vida, "un regalo" inesperado

En Cambridge, las muestras de pesar se combinaban con las de agradecimiento.

La facultad Gonville y Caius, en la que fue profesor, puso a disposición un libro de condolencias que pronto se convirtieron en cuatro, por la afluencia de gente.

"Era muy divertido y tenía un gran sentido del humor (...) Me lo pasé muy bien con él", explicó a la AFP Justin Hayward, que elaboró su tesis doctoral entre 1991 y 1995 bajo la supervisión de Hawking.

El hombre que aseguró que no creía en Dios y que la ciencia siempre gana a la religión "porque funciona", fue homenajeado también por el Vaticano. 

"Le dijo a los 4 papas que conoció que quería fortalecer la relación entre la fe y la razón científica. Oramos para que Dios lo tenga en su gloria", escribió la Academia pontificia de ciencias sociales. 

Hawking desafió las predicciones de los médicos, que, a mediados de los años 1960 le dieron sólo un par de años de vida después de que le diagnosticaran una forma atípica de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad que ataca a las neuronas motoras encargadas de controlar los movimientos voluntarios y que lo dejó en silla de ruedas. 

El resto de su vida, solía decir, fue "un regalo".

La enfermedad le fue dejando progresivamente paralizado, hasta el punto de que solo podía comunicarse a través de un ordenador que interpretaba sus gestos faciales gracias al único músculo que controlaba, el de la mejilla.

Su gran hallazgo: la radiación Hawking

Gran parte de sus trabajos se centraron en unir la relatividad (la naturaleza del espacio y del tiempo) y la teoría cuántica (la física de lo más pequeño) para explicar la creación y el funcionamiento del cosmos. 

"Mi objetivo es simple", dijo una vez. "Es entender completamente el universo, porqué es como es y porqué existe simplemente".

Hawking fue un temprano defensor de la teoría del Big Bang para explicar el origen del Universo.

Sus investigaciones posteriores teorizaron que los agujeros negros emitían radiación, "la radiación Hawking", como se la conoce.

Los agujeros negros fueron nombrados así porque se creía que eran tan densos que ni siquiera la luz podía escapar de ellos, pero Hawking sostuvo que algunas partículas sí podían huir por los efectos de la mecánica cuántica. 

Su popularidad le llevó a realizar apariciones en series de televisión como "Star Trek" -donde apareció jugando a póquer con Einstein, Isaac Newton y el androide personaje de la serie, Data- en "The Big Bang Theory" y en "The Simpsons", y  su voz apareció en una canción de Pink Floyd. 

La cantante estadounidense Katy Perry dijo que la muerte de Hawking le dejaba "un gran agujero negro" en su corazón.

Hawking se casó en 1965 con Jane Wilde, con quien tuvo tres hijos. Su historia de amor fue contada en la película de 2014 "The Theory of Everything" y le valió un Óscar al actor que lo encarnó, Eddie Redmayne.

La pareja se separó al cabo de 25 años y el científico se casó con su exenfermera Elaine Mason, de quien se acabaría divorciando en 2006 en medio de rumores de maltrato, que él negó.