CRECIMIENTO DEL 2017 FUE MODERADO
Hotelería y restaurantes salvaron economía bogotana

Foto tomada de youtube

En el tercer trimestre de 2017, el PIB de Bogotá continuó creciendo a un ritmo moderado conforme al proceso de ajuste macroeconómico, con el impacto de la reforma tributaria sobre el consumo, luego de superar los otros choques acentuados en 2016 con la intensidad del fenómeno de El Niño y el paro de transportadores.

Un estudio entregado ayer por el Banco de la República sobre la economía de la capital, señala que la confianza de los consumidores capitalinos se debilitó desde 2015 y permaneció baja en 2017.

La tendencia del consumo de los hogares a trasladarse hacia el abastecimiento de artículos de buena calidad a menores precios, impulsó la participación de nuevos proveedores en el mercado local y aumentó la competencia entre grandes y pequeños almacenes.

El sector financiero en la ciudad al cierre del año, alcanzó un saldo de $280,7 billones en captaciones del sistema financiero, según el reporte de la Superfinanciera. El crecimiento de las captaciones en términos reales (3,5%), registró desaceleración frente a periodos previos. La tendencia bajista, se explicó en gran medida en el menor ritmo de crecimiento de los recursos canalizados en certificados de depósito a término, CDT.

 

Sectores

Por su parte, las expectativas de los industriales y de los comerciantes continuaron bajas, consistentes con los resultados negativos en producción y en ventas reales en la capital.

En industria la caída de la producción capitalina fue generalizada, con excepción de las bebidas y de los productos de molinería, panadería y productos farináceos.

El sector comercio mostró que las ventas reales en Bogotá se contrajeron 5,5%; muy por debajo de la caída a nivel nacional, 2,1%. Por su parte, las ventas nacionales sin vehículos automotores y motocicletas se estancaron, mientras las capitalinas cayeron 0.9% real anual.

Se observó además un ajuste importante en el sector de la construcción, liderado por un menor ritmo de ejecución en el segmento de las edificaciones, luego de un 2016 dinámico en obras destinadas para uso empresarial, comercial, hotelero y educación.

En el caso de la construcción se registró una contracción de 4,3% real anual, en gran medida explicada por el fuerte ajuste en las edificaciones, compensada parcialmente con un mayor ritmo de ejecución en obras civiles.

 

Comercio exterior

En comercio exterior, las exportaciones registraron una ligera recuperación liderada por mayores despachos de flores cultivadas en los municipios aledaños, de máquinas, aparatos y material eléctrico, vehículos y preparaciones alimenticias diversas.

Por su parte, el menor ritmo de crecimiento en importaciones se vinculó con la puesta en marcha de la refinería de Cartagena, abasteciendo gran parte de la demanda de combustible en el país, con un consumo interno débil, la desaceleración del sector de la construcción y el estancamiento del sector transporte en la ciudad.

 

Transporte

En 2017, se presentaron 1.172 millones de abordajes en el Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá (SITP).

En el cuarto trimestre se reportaron 291,4 millones de abordajes, disminuyendo 3,4% anual. Desde la puesta en marcha del SITP, el sistema alcanzó en 2016 el nivel máximo en número de abordajes, 1.214,3 millones, operando con ciento treinta y ocho estaciones y nueve portales.

Otro factor determinante para la expansión del número de abordajes, fue la integración de las diferentes fases de Transmilenio y la adecuación de las tarjetas que facilitaron el acceso al sistema y el trasbordo a las rutas zonales.

La disminución observada durante 2017, obedeció en gran medida al uso de otros medios de transporte por parte de los ciudadanos.

 

Inflación

A diciembre la inflación al consumidor de la ciudad capital presentó una importante corrección a la baja, no obstante, fue la de mayor ritmo de crecimiento en comparación con el resto de ciudades para las que el DANE publicó información.