Por huracanes baja 14,7% superficie de mariposa monarca en México

Foto cortesía

La superficie que ocupó la mariposa monarca en México, a donde llega desde Canadá y Estados Unidos en invierno, disminuyó 14,7% en la temporada 2017-2018 por huracanes y tormentas, informaron autoridades ambientales mexicanas y World Wildlife Fund (WWF).

La Comisión Nacional de Áreas Protegidas y WWF presentaron los resultados de estudios que realizan anualmente para valorar los esfuerzos por restablecer el hábitat de la monarca, que inverna en una zona boscosa en el límite del central Estado de México y de Michoacán.

En el invierno 2017-2018, se identificaron nueve colonias de la monarca que ocuparon un total de 2,48 hectáreas de bosque, que representa 14,7% menos en relación a la temporada anterior, señala un comunicado de la Comisión.

Tres de las colonias fueron ubicadas en Michoacán, 6 en el Estado de México) que ocuparon 2.48 hectáreas de bosque: 5 colonias (1.50 ha) se ubicaron dentro de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca (RBMM) y 4 colonias (0.98 ha) fuera de ella.

La colonia de Atlautla en el oeste del Estado de México ocupó -a principios de enero- una superficie forestal de 0.08 hectáreas.

“Esta disminución se explica, en gran medida, por la presencia de tormentas tropicales y huracanes en las costas del Atlántico a mediados de septiembre cuando inicia la migración”, detalló en el comunicado Jorge Rickards, director General de WWF México.

Además, en noviembre de 2017 se registraron las temperaturas más bajas y las nevadas más grandes de América del Norte en los últimos 14 años, lo cual afectó también a las mariposas.

Las mariposas monarca (Danaus plexippus) recorren hasta 4,500 km desde Canadá y Estados Unidos para establecer sus colonias en los bosques templados de oyamel y pino del oeste de México.

La superficie forestal ocupada por las mariposas es un indicador indirecto de la cantidad que de individuos que llegan a México.

Los bosques donde inverna la monarca se han visto amenazados en los últimos años por la tala ilegal y fenómenos meteorológicos.

Las principales amenazas a la migración y la hibernación son: la disminución de las plantas que comen las larvas por el uso de herbicidas en los sitios de reproducción; la pérdida y degradación de los bosques por la tala clandestina del pasado en las zonas de hibernación de México, y por el cambio climático y sus efectos en Norteamérica.

La menor densidad de mariposas de las últimas tres décadas se presentó durante 2013-2014, cuando las colonias sólo ocuparon 0.67 hectáreas de bosques.

Desde 2004-2005 la Alianza WWF-Fundación Telmex Telcel -como parte de la Alianza de WWF con la Fundación Carlos Slim- se coordina con la Dirección de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para monitorear sistemáticamente la hibernación de esta especie en México. En este informe incluimos la superficie forestal ocupada por las colonias de la monarca como indicador indirecto de su abundancia durante la temporada 2017-2018.

A principios de diciembre fueron visitados cada 15 días los 11 santuarios de hibernación en la región de la monarca para monitorear la presencia o ausencia de colonias y determinamos su ubicación con un geoposicionador Garmin en proyección UTM y con el datum WGS 84. Se registró el perímetro del bosque ocupado por las mariposas a partir del árbol que fue ubicado geográficamente, y con base en el rumbo y la distancia de los árboles periféricos consecutivos con mariposas. Los datos del perímetro se procesaron con el sistema de información geográfica para establecer la superficie ocupada por las colonias.

Adicionalmente, fue visitada la colonia de Atlautla en el oriente del Estado de México y se midió la superficie que ocupó a principios de enero.