POR CASO ODEBRECHT
corte avala extradición del expresidente Toledo

Foto Agence France Press

EN manos del Consejo de Ministros del Perú quedó el pedido de extradición a Estados Unidos del expresidente Alejandro Toledo, acusado de recibir un millonario soborno de la brasileña Odebrecht, en un escándalo que salpica a otros tres ocupantes del sillón presidencial, tras el aval que dio la Corte Suprema de ese país.

La solicitud, dictada el 19 de febrero por el juez Richard Concepción Carhuancho, fue aprobada unánimemente por los cinco jueces de la Sala Penal del máximo tribunal, según el fallo publicado por el poder judicial.

Los jueces "declararon procedente la solicitud de extradición (...) a las autoridades de los Estados Unidos de América, respecto del ciudadano peruano Alejandro Toledo Manrique, procesado por los delitos de tráfico de influencias, colusión y lavado de dinero, en agravio del Estado peruano", dice el fallo, que había sido filtrado horas antes por fuentes del poder judicial a la prensa.

Ahora la solicitud será enviada al Ministerio de Justicia  para que la avale el Consejo de Ministros, antes de ser remitida a Washington, en un proceso que podría tardar semanas.

Toledo (2001-2006) es acusado de haber supuestamente recibido un soborno de 20 millones de dólares de Odebrecht para ganar la licitación para construir una carretera que uniría puertos brasileños del Atlántico con puertos peruanos del Pacífico, cruzando la Amazonía.

El expresidente peruano, quien ha negado haber recibido dádivas de Odebrecht, inauguró la ruta en 2006 junto a su homólogo brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, quien también enfrenta acusaciones de corrupción en su país.

El fallo abre un nuevo capítulo en la saga de un escándalo que ha salpicado también a otros tres ocupantes del sillón presidencial peruano, incluido el actual mandatario Pedro Pablo Kuczynski, quien fue primer ministro y titular de Economía de Toledo.

Antes de conocerse el fallo, uno de los abogados de Toledo, Heriberto Benítez, dijo que su cliente era "víctima de una persecución política" dirigida por Kuczynski.

Hace una semana, el fiscal Abel Salazar había exhortado a la Corte a "que declare procedente la extradición" de Toledo, de 71 años, por existir "una serie de elementos insoslayables sustentatorios" que justificaban este pedido.

El abogado Benítez había anticipado que si la Corte Suprema "lo declara extraditable, pediremos exponer en el Consejo de Ministros cuando ahí se sustente la demanda".

Afirmó que en este caso confluyen "lo jurídico y lo político", a través de presiones mediáticas y una serie de intromisiones del gobierno, como cuando Kuczysnki llamó por teléfono hace un año a su par estadounidense Donald Trump para pedirle que expulsara a Toledo.