¿COLOMBIA SE ALISTA A TENER UNA NUEVA MONEDA?
Batalla verbal por quitar tres ceros al peso

Foto Montaje El Nuevo Siglo

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que “la iniciativa ya inició su transición por la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes, con este proyecto buscamos hacer una transición gradual, lenta y pausada que no genere traumatismos entre los colombianos”. El Ministro, aseguró que el primero de enero del año 2020 empezará a circular la moneda sin los tres ceros, “durante tres años estarán disponibles los nuevos y viejos billetes, pero el primero de enero del año 2023, sale de circulación la moneda actual”.

 

Juan José Echavarría, gerente del Banco de la República

Para el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, es el momento propicio para que en el país se eliminen los tres ceros al peso colombiano. El directivo señaló que la entidad le dará un respaldo el proyecto que fue radicado por el Gobierno ante el Congreso de la República. "Me gustó el proyecto de eliminación de los tres ceros. Lo que hemos dicho es que el Banco acata lo que el Congreso decida, pero apoya la idea de eliminar los tres ceros. Yo creo que éste puede ser un momento adecuado para llegar a eliminar los tres ceros".

 

Santiago Castro, presidente de Asobancaria

El presidente de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Santiago castro, dijo que "la banca, después de un análisis riguroso en materia de costo/beneficio de las propuestas planteadas desde la Fiscalía y el Gobierno, encuentra que la medida resulta ser poco eficiente -y costosa-, tanto por los desafíos operativos como culturales que incorpora. Un sistema multimoneda como el que se derivaría de una nueva denominación sin tres ceros, resultaría no solo multi-ineficiente sino costoso en materia transaccional y constituiría un claro retroceso en la solidez y simplicidad para el ecosistema de pagos”.

 

Sergio Clavijo, presidente de ANIF

De cara a la internacionalización del país ante su eventual ingreso a la OECD en 2018, vale la pena retomar este tema, donde ANIF ha estimado que esto podría inclusive hacerse sin necesidad de una Ley ante el Congreso, requiriéndose probablemente tan solo una “resolución externa del Banco de la República”. Dentro de los beneficios de hacer esta reforma aparecen mayor facilidad para hacer transacciones comerciales entre los diferentes agentes económicos, implicando una reducción de los costos de transacción de la economía y elevando la productividad, menores costos de almacenamiento electrónico de información y de despilfarro de recursos físicos; y manejo contable-presupuestal más sencillo tanto en el sector público como privado.

 

Leonardo Villa, director de Fedesarrollo

Fedesarrollo, recomendó que el proceso de eliminación de los ceros a los billetes, se haga de forma gradual para no crear traumatismos. En un análisis, indicó que "avanzar en la eliminación de los tres ceros con el propósito de simplificar las transacciones podría hacerse de una manera gradual y sin traumatismos", aunque señaló que "es claro que conlleva costos importantes de corto plazo, asociados especialmente a la producción de las nuevas monedas metálicas y a la adaptación de los sistemas de contabilidad de las empresas públicas y privadas". Para Fedesarrollo, no se estima, como lo señalaron en su momento algunos gremios como Fenalco, que tras la eliminación de los ceros a los billetes, se produzca el fenómeno del redondeo en los precios de algunos productos.

 

Guillermo Botero, presidente de Fenalco

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) Guillermo Botero, aseguró que el gremio ve con buenos ojos la iniciativa, pero considera necesario que el Gobierno garantice la circulación de monedas, especialmente de centavos que cobrarían valor, pues un centavo equivaldría a diez pesos. “Es necesario que el Banco de la República emita suficiente moneda fraccionaria, porque si se redujeran ahora los tres ceros al peso, la tasa de cambio quedaría en aproximadamente $2,70, y se necesitarían las monedas de centavo”, sostuvo. Recordó que la Superintendencia de Industria y Comercio, obliga al comercio a entregar el cambio completo y para hacerlo necesitan de las monedas. “Al no contar con moneda fraccionaria puede subir la inflación porque los comerciantes tienen que hacer un redondeo”.

 

Eduardo Sarmiento Palacio, analista económico

Para Sarmiento, director de investigaciones económicas de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, Quitarles tres ceros a los billetes y las monedas es una medida que se ha propuesto muchas veces desde hace varias décadas. Y en realidad nunca ha prosperado porque no es tan vital para la economía del país. Lo que el Gobierno debe aclarar es que los ceros de los billetes no importan, porque si se quitan los ceros de los billetes, también se quitan los ceros de los ingresos. Se trata de una medida efectista, pero en el fondo no hay nada. Quitar esos tres ceros no tiene ningún efecto en la economía del país. Lo único por lo que se podría justificar es por agilizar un poco el manejo contable. Las cifras no serían tan altas. Es una medida no importante, de orden menor y con beneficios reducidos.

 

José Antonio Ocampo, codirector del Banco de la República

El codirector del Banco de la República, José Antonio Ocampo, sostuvo que no cree que el cambio de denominación en la moneda tenga mayores efectos sobre la inflación del país y que, de hecho, ya hay comercios como algunos restaurantes que en sus tablas de precios no utilizan los tres ceros o la palabra “mil”, lo que demostraría que los colombianos de cierto modo están “pidiendo el cambio”.

 

Alfredo Ramos Maya, senador

El senador Alfredo Ramos Maya, del Centro de Democrático se mostró contrario a la posibilidad de retirarle tres ceros a la moneda colombiana y dijo que es una medida presentada a destiempo. Para el parlamentario antioqueño, la iniciativa presentada por el Gobierno no aporta en nada para solución a la grave crisis fiscal que atraviesa el país a causa de la desaceleración de la economía.

Lo que se necesitan dijo son propuestas de fondo en materia tributaria, de emprendimiento e innovación, que es lo que verdaderamente necesita Colombia para salir de la situación de postración económica en que se encuentra. No hace ningún aporte a la Economía señaló Ramos Maya, y se debió hacer al inicio del gobierno Santos, hace ocho o cuatro años y no cuando ya está a punto de dejar el poder.