PREOCUPA EL NARCOTERRORISMO DE LA ZONA
Colombia y Ecuador acudirán a la OEA por crisis fronteriza

Foto twitter Cancillería Ecuador

Por los recientes hechos que han amenazado la seguridad en la frontera entre Colombia y Ecuador, ambos países acordaron convoque, para este viernes, una sesión en el Consejo Permanente de la OEA.

Así lo anunció la canciller ecuatoriana Maria Fernanda Espinosa al término de la reunión con su homóloga colombiana Maria Ángela Holguín y los ministros de Defensa de ambos países. 

Los funcionarios presentaron un balance sobre los operativos que tienen los países para dar con la captura del líder de una de las disidencias de las Farc, alias Guacho, responsable del asesinato de los tres ecuatorianos del equipo periodístico de El Comercio. 

Así mismo afirmaron que 'Guacho' es el enemigo común a combatir, y que no era necesario seguir buscando culpables por los hechos ocurridos. 

Por otro lado, indicaron que respaldan a la Cruz Roja Internacional para la recuperación de los cuerpos de Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra. 

"Nos pronunciamos a través de la Cruz Roja Internacional y apoyaremos todo el trabajo que hagan para recuperar los cuerpos de nuestros compatriotas", dijo el ministro de Defensa ecuatoriano, Patricio Zambrano. 

Durante su intervención, los ministros indicaron que el problema del narcoterrorismo que se vive en la zona de frontera no es solamente un problema binacional, sino que era un asunto regional y global. 

"Colombia ya ha vivido este problema solo y no queremos que se vaya para otro país", afirmó la canciller Holguín, y agregó que "Guacho caerá vivo o muerto".

Plazo de 10 días 

Alias 'Guacho' tendrá 10 días para entregarse, pues ese fue el ultimátum que dio este lunes el presidente de Ecuador, Lenín Moreno. 

"Damos 10 días a ‘Guacho’ para que se entregue, a ese criminal inhumano. Que se entregue a la justicia o que caso contrario acompañe a nuestros queridos hermanos en su tránsito, pero, por supuesto, con diferente dirección. Ha escogido mal el escenario, ha escogido mal el enemigo”, señaló el mandatario de ese país. 

El presidente pidió a los ecuatorianos "no confundir la mansedumbre de un pueblo con la cobardía o la falta de decisión" ante el asesinato de los tres periodistas.