ESCANDALO EN EU
El exdirector del FBI Comey contrataca a Trump por libro

Foto archivo AFP

DONALD Trump contestó a James Comey, asegurando que es culpable de "muchos delitos", después de que el exdirector del FBI iniciara una gira para promocionar su libro con una entrevista en la que tildó al presidente de "moralmente incapacitado" para ocupar el puesto.

Trump acusó a Comey de mentir al Congreso y de exonerar a Hillary Clinton en una investigación en 2016 por el uso de una cuenta de correo electrónico debido a los buenos números que mostraba en las encuestas en la carrera presidencial. 

"Comey redactó la exoneración de Hillary mucho antes de hablar con ella (mintió en el Congreso al senador G)", aseguró Trump en un tuit a primera hora de la mañana.

"Luego basó sus decisiones en sus números en los sondeos. Él, y otros, cometieron muchos delitos!", añadió el mandatario. 

Comey comenzó una gira publicitaria de su nuevo libro "A Higher Loyalty: Truth, Lies and Leadership" (Una lealtad mayor: verdad, mentiras y liderazgo), con una entrevista en la cadena de televisión ABC, en la que tachó a Trump como un mentiroso en serie que "manchará a todos los que están a su alrededor". 

La obra de Comey, que se filtró la semana pasada antes de su publicación oficial hoy, representa para el presidente que le despidió de su cargo en mayo de 2017 por la investigación de la posible colusión de Rusia en las elecciones, una amenaza para los 15 meses de la presidencia de Trump.

Trump "moralmente incapacitado"

Comey tiene previsto dar entrevistas sobre el libro en las cadenas de televisión más importantes y viajar a una docena de ciudades estadounidenses durante esta semana para promover el libro en persona.

"Creo que está moralmente incapacitado para ser presidente", dijo Comey sobre Trump en la ABC. 

Trump "habla de las mujeres y las trata como si fueran pedazos de carne", y dijo además que el presidente "miente constantemente sobre asuntos grandes y pequeños, y que los estadounidenses le creen".

Comey también aseguró que trabajar en la administración Trump plantea un serio dilema ético.  "El reto con este presidente es que él será una mancha para todos a su alrededor", afirmó el exjefe del FBI. 

"Y la pregunta es ¿cuándo una mancha es demasiado grande y cuánto la mancha eventualmente te hace incapaz de lograr tu objetivo de proteger y servir a tu país?", planteó.

Trump y los republicanos han tratado de reducir el impacto del libro, acusando a Comey de filtrar material clasificado y de manejar de forma corrupta la investigación sobre Clinton en 2016. 

El Partido Republicano lanzó una página web para atacar el libro, llamándola "mentiroso Comey".

Trump calificó al exdirector del FBI como "una bola de babas mentirosa" y dijo que fue un "gran honor" haberlo despedido.

"El resbaladizo James Comey, un hombre que siempre acaba mal y fuera de control (no es inteligente). Pasará a ser el PEOR Director del FBI de la historia, de lejos!", afirmó Trump el domingo. 

En otro entrevista en la ABC, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, reiteró sobre Comey los cargos de mentir y divulgar material clasificado. 

Problemas legales de Trump

En su libro, Comey compara a Trump con un jefe de la mafia deshonesto y egocéntrico y dice que el presidente le pidió al entonces jefe del FBI su lealtad personal.

La obra ha enfurecido al presidente, en un momento en que se intensifica la presión legal por otros frentes. 

La investigación sobre la posible colusión entre la campaña de Trump y Rusia durante la carrera presidencial de 2016, ahora liderada por el fiscal especial Robert Mueller, amenaza con más fuerza al círculo cercano de Trump. 

Agentes federales en Nueva York allanaron la semana pasada la oficina y la habitación de hotel del abogado personal de Tump, Michael Cohen, por los posibles pagos secretos a mujeres que dicen haber tenido romances con el presidente. 

En su entrevista del domingo, Comey aseguró que Trump podría ser culpable por obstrucción a la justicia por tratar de frenar una investigación del FBI sobre un miembro de su personal a principios de 2017.

Comey, sin embargo, dijo que no puede confirmar las sospechas de que Moscú tiene material comprometedor, como un supuesto video en el que aparece el presidente con prostitutas, o pruebas de colusión durante las elecciones. "Creo que es posible. No sé", dijo Comey. 

 

 

Hace  casi 1 año fue despedido

Hace un año el presidente Donald Trump decidió despedir al exdirector del FBI, James Comey, diciendo que la institución necesitaba un cambio de timonel. "Por la presente estás despedido y eres removido del cargo con efecto inmediato", decía la carta de despido.

Trump consideró que, aparte de ese remezón en el liderazgo de la institución, también era importante apartar a Comey por “entregar información inexacta” sobre los correos por los que Hillary Clinton venían siendo investigada. 

Tras ser despedido, Comey alegó que la decisión se había tomado por no jurarle “lealtad” a Trump, acto que aparentemente el presidente le había pedido para, dice el exdirector, frenar o torpedear las investigaciones sobre una supuesta colusión (nexo) entre Rusia y la campaña del hoy presidente.

Numerosos miembros de la campaña de Trump, entre ellos Paul Manafort y su yerno, Jared Kushner, se reunieron con delegados de Moscú en diferentes reuniones de cara a las elecciones presidenciales 2016. El primero ha sido procesado por sus nexos con el Kremlin, tras comprobarse que, además de la campaña, había mantenido relaciones desde hace años con el gobierno de Vladimir Putin.