INCERTIDUMBRE POR PROCESO DE PAZ
Farc se divide por captura de Santrich

Foto Twitter
Este domingo una comisión del Partido lo visitó en el búnker de la Fiscalía, en donde está detenido
______________________

La captura del dirigente de las Farc, Jesús Santrich, la semana pasada por presuntamente acordar el envío de 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos tras ser firmado el acuerdo de paz con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, comenzó a generar críticas contra la cúpula del ahora partido político, encabezada por Rodrigo Londoño, más conocido como ‘Timochenko’, la cual si bien consideró se trata de un falso positivo judicial, reafirmó su compromiso lo pactado en La Habana.

El Partido Farc consideró el caso de Santrich como "un montaje jurídico" que "genera desconfianza en todos" los excombatientes, y que deja la implementación de los acuerdos en "su punto más crítico".

En el marco de un encuentro de simpatizantes del Partido Farc en el departamento del Atlántico, Benedicto González o “Alirio Córdoba”, excomandante del antes Bloque Martín Caballero, que tuvo influencia en La Guajira y el Cesar, rechazó que haya integrantes, sin mencionar nombres, que quieren dejar a Santrich a su suerte y seguir adelante con la implementación de los acuerdos.

"Quienes estuvimos alzados en armas corremos el mismo riesgo que ha tenido Santrich: ser perseguido, encarcelado y hasta extraditado. Existe una incertidumbre total, hay falta de confianza y muchos no creemos en el proceso", señaló Benedicto González. Añadió que "la paz de Colombia solo puede salvarse si hay una decisión del Estado colombiano de darle un giro a la situación actual".

Este ahora dirigente  político de Farc en el departamento del Atlántico dijo que "al interior del partido hay muchos debates. Hay quienes tienen una posición muy esperanzadora pero hay quienes tenemos desesperanza".

Según Benedicto González, las verdaderas razones por las que se busca extraditar a Santrich son porque "ha sido un crítico de los acuerdos".

El sábado pasado exguerrilleros de las Farc en prisión iniciaron una huelga de hambre como protesta por la captura de Santrich y la falta de garantías que según ellos muestra este episodio para ellos en el proceso de paz.

También protestan por el supuesto incumplimiento de la Ley de Amnistía que prevé la excarcelación de aquellos que no estén implicados en delitos atroces, como parte del acuerdo de paz firmado a finales de 2016.

Los prisioneros "se han declarado en desobediencia pacífica y huelga de hambre para denunciar la ausencia de garantías jurídicas a los excombatientes", señaló un comunicado sobre el particular difundido por el partido Farc.

El pasado miércoles, Londoño y otros dirigentes de Farc se reunieron con el presidente Santos para exigirle que se respeten los derechos de Santrich. Tras este encuentro ‘Timochenko’ trinó “el partido Farc está comprometido con el país, hemos cumplido y seguiremos cumpliendo. El proyecto de una nueva Colombia es la suma de todos y más grande que cada individuo. Nuestro fin último es la paz con justicia social”.

Aseguró que “sostuvimos una productiva reunión con el presidente Juan Manuel Santos, con quien se acordó absoluto respeto a los derechos humanos de Jesús Santrich”.

Añadió Londoño que también “las partes nos comprometimos a acelerar el proceso de implementación del acuerdo y crear mecanismos expeditos para la articulación y coordinación de los recursos humanos, técnicos y financieros”.

Visita a Santrich

La dirigencia del Partido Farc visitó ayer a Jesús Santrich, quien se encuentra detenido desde hace siete días en el búnker de la Fiscalía en la capital de la República, para manifestarle su respaldo frente a su captura, que reiteraron es arbitraria y contraria a lo pactado en el acuerdo de paz.

“Estamos pidiendo garantías de seguridad, un debido proceso y un juicio justo”, aseguró Pablo Catatumbo al ingresar a la sede de la Fiscalía para visitar a Jesús Santrich.

“Le traemos un mensaje de solidaridad y apoyo. Y manifestarle que le hemos solicitado al Gobierno y a la Fiscalía garantías de seguridad, un debido proceso y un juicio justo”, indicó Catatumbo.

Agregó que en las pruebas que se han conocido y que vincularían a Santrich con el Cartel del narcotráfico de Sinaloa de México “no hay nada concluyente y es todo un montaje contra Santrich y la Farc, el partido político”.

Añadió que encontraron a Santrich “con mucho ánimo y determinación” y bien de salud. “Está convencido que pasaremos esta prueba y que finalmente estará en capacidad de probar su inocencia. Nos dijo que iba a continuar con la huelga de hambre hasta las últimas consecuencias. No nos manifestó que quisiera morir. Pero nosotros le dijimos que es necesario conservar la salud para poder enfrentar y demostrar su inocencia”.