PROTECCION DE DATOS
Industria digital de Unión Europea agradece a Zuckerberg

Foto archivo AFP

"Gracias, señor Zuckerberg". Estas palabras pronunciadas por una alta responsable europea esta semana ilustra la satisfacción en Bruselas sobre los debates en Estados Unidos, donde los planes europeos para domar la industria digital son ahora bien vistos.

La protección de los datos personales a la manera europea se ha considerado a menudo al otro lado del Atlántico como un freno, hasta proteccionista, al auge del sector, al igual que los proyectos de la UE de imponer a los gigantes de internet y sus imponentes multas a Google o Apple.

Pero el escándalo de Cambridge Analytica, la sociedad que explotó los datos de millones de usuarios de Facebook sin su permiso, parece haber dado un vuelco a la situación, obligando incluso a Mark Zuckerberg a multiplicar sus disculpas... y a adoptar el estricto modelo europeo.

Poco conocido hasta hace pocas semanas, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entrará en vigor el 25 de mayo en la UE dos años después de su adopción, apareció citado en varias ocasiones durante las audiciones al CEO de Facebook ante los congresistas estadounidenses esta semana.

Las normas europeas, que obligarán a las empresas a contar con el consentimiento explícito de los usuarios en la UE para utilizar sus datos, son una "etapa positiva", agregó Zuckerberg. El reglamento prevé sanciones de hasta el 4% del volumen de negocios mundial en caso de violación del mismo.

"Estaba realmente desesperada pensando cómo hacer la mejor campaña posible para el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Ahora ya está hecho, así que gracias señor Zuckerberg", celebró la comisaria de Justicia y Consumidores, Vera Jourova.

Señal de alarma

El fundador de Facebook "siempre había dicho lo contrario", que las nuevas normas "matarían internet", recuerda en una entrevista con la AFP la eurodiputada Viviane Reding (PPE, derecha), quien lanzó el proyecto del RGPD durante su etapa como comisaria europea en 2012.

"Nuestra regulación se ve ahora como un paso positivo para un futuro desarrollo de internet", celebra Reding, comparando la "señal de alarma" en Estados Unidos con el escándalo de Cambridge Analytica a la situación en la UE con las revelaciones del consultor Edward Snowden sobre las prácticas de la inteligencia estadounidense.

Los legisladores estadounidenses que interrogaron a Zuckerberg "estudiaron profundamente la legislación europea", apunta la política luxemburguesa. Ellos comprendieron que "este modelo no destruye internet, sino que es la base para su desarrollo equilibrado".

"Parlamentarios estadounidenses nos contactan para aprender de nuestra experiencia", constata con satisfacción la eurodiputada socialdemócrata portuguesa María João Rodríguez, recordando como algunos gobiernos europeos criticaron al principio el RGPD.

"La lucidez mostrada por la UE se confirmó" frente a aquellos que decían que "no había que crear obstáculos a la economía digital", dice por su parte a la AFP el eurodiputado ecologista Jan Albrecht, activista por la protección de datos.

También en la UE

Con el nuevo reglamento, la UE busca que "los desarrollos tecnológicos se adapten a los valores sociales, en lugar de tener que adaptar los valores de la sociedad a las nuevas tecnologías", indicó Guillermo Beltrà, experto de la Oficina Europea de Uniones de Consumidores (BEUC, por sus siglas en francés).

"Habrá que ver si esta buena ley sobre el papel será eficaz en la práctica", asegura a la AFP.

Aunque los europeos pueden acoger con satisfacción su legislación sobre la protección de datos, no quedan al margen de ciertas prácticas dentro de la UE, advierte Viviane Reding.

"Los partidos políticos han suscrito sistemas similares a los de Cambridge Analytica en Europa", señala la ex comisaria de Justicia, para quien "no sólo se han utilizado en el caso [del presidente estadounidense Donald] Trump y el Brexit".

La eurodiputada de Luxemburgo considera que "hay partidos políticos que utilizan métodos prohibidos por la ley, por lo que habrá discusiones bastantes dolorosas en muchos países europeos".

Defensa

Mark Zuckerberg ha defendido con uñas y dientes el modelo económico de Facebook, a pesar de los casos probados de manipulación y mal uso de los datos personales de sus usuarios, al tiempo que admitió que la regulación de las redes sociales es "inevitable".

"En todo el mundo, la importancia de internet en la vida de las personas está creciendo, y creo que es inevitable que deba haber alguna regulación", dijo el CEO y fundador de Facebook, aclarando que esto debería ser "estudiado cuidadosamente".

Antes, había asegurado a los miembros de una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que los usuarios son responsables del contenido que publican.

"Cada vez que alguien decide publicar algo en Facebook, va al servicio de forma proactiva y elige compartir una imagen o escribir un mensaje. Cada vez, hay un control justo en ese momento", aseguró.

El empresario de 33 años, que el martes pasó cinco horas respondiendo las preguntas de los senadores, admitió esta vez, en una sesión que duró un tiempo similar, no haber protegido adecuadamente la privacidad de los usuarios y anunció controles adicionales.

Zuckerberg no deja de pedir disculpas desde la revelación del escándalo de Cambridge Analytica a mediados de marzo, que ha dañado significativamente la imagen del grupo y ha reducido su valor bursátil.

Según Facebook, los datos de unos 87 millones de usuarios -incluidos los de Zuckerberg- quedaron en manos de la empresa de análisis de datos antes de que la red social comenzara a introducir restricciones en 2014.

La firma británica trabajó para la campaña del candidato presidencial republicano Donald Trump en 2016.