LA CANDIDATA INSISTE EN PROPUESTA DE REFORMA A LA JUSTICIA
Morales propone límites a la C. Consitucional

Foto archivo
En su época de Senadora presentó un proyecto para convocar una constituyente con este fin
___________________

La Corte Constitucional no puede suplantar al pueblo, indicó la candidata presidencial del Partido Somos, Viviane Morales. Por ello indicó que es necesario ponerle límites.

“No soy partidaria de una sola Corte, no hay que improvisar en materia de justicia. No obstante, hay que ponerle límites a la Corte Constitucional, que no puede suplantar al pueblo”, dijo la aspirante a la Casa de Nariño.

La exfiscal General señaló que por ello “es necesaria una reforma a la justicia. El país está sediento de cambios profundos que se deben presentar e implementar sin miedo”.

Morales es partidaria de convocar una constituyente para reformar la justicia porque, a su juicio, la Rama no quiere autorreformarse. Como ejemplo de ello, ha señalado lo sucedido con la Reforma de Equilibrio de Poderes, de la cual la mayor parte del componente judicial fue declarado inexequible por la Corte Constitucional, dejando vivos los cuestionados Consejo Superior de la Judicatura y la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.

Precisamente en agosto pasado, Morales actuando como senadora del Partido Liberal radicó un proyecto de ley para convocar una constituyente. Además señaló que desde que se redactó la Constitución en 1991, "la justicia quedó mal planteada y no ha habido desde ese momento ningún gobierno capaz de presentar una reforma necesaria". 
Enfatizó que producto de eso, en las altas Cortes hay "una especie de rosca, de mafia. Hay que dotar al país de un sistema de justicia que le garantice independencia".  Agregó que éstas han ejercido presión sobre el Congreso para evitar una verdadera reforma.

Límites

Morales ha señalado que en una reforma a la justicia a manos de una Asamblea Nacional Constituyente “ahí sí podríamos hablar de equilibrio de poderes; del estatuto del congresista, del funcionamiento del Congreso y hasta dónde llegan los poderes; de la Corte Constitucional, porque debe haber límites claros; de los temas de participación democrática del pueblo, que es otra gran mentira de la Constitución de 1991, porque se creó el referendo, la revocatoria y el plebiscito, pero todos han fracasado. También creo que debemos pasar a un régimen semiparlamentario, menos presidencialista”.

Considera Morales que “la justicia quedó con un poder muy grande en la Constitución de 1991. Podemos decir que estamos en el gobierno de los jueces”. Además ha señalado que “hoy los magistrados legislan y hacen la Constitución, que tiene las lecturas que da la Corte, aunque sean contrarias a las grandes mayorías. No les importa y no responden ante nadie. Han venido autohabilitándose. Nunca se había visto que una reforma constitucional pudiera ser controlada por el fondo. La Corte puede decir que es de vanguardia, pero sorprende que un tribunal se tome ese tipo de licencias. Hoy hasta modula las reformas constitucionales, esto es increíble”.