ANALISTAS Y GREMIOS COINCIDEN EN MEJOR DESEMPEÑO
PIB del primer trimestre podría haber crecido 2%

Foto archivo

Los resultados sectoriales permiten vislumbrar el inicio de una recuperación de la economía colombiana que tuvo un desempeño regular en 2017 y que podría llevar a que el PIB en el primer trimestre de 20918 se ubicara en 2%.

Así lo dan a conocer las más recientes cifras de los gremios y centros de análisis que ven en el inicio de 2018 un comportamiento al alza de en la mayoría de los indicadores y un despegar de la actividad productiva en el país.

El Indicador de Seguimiento a la Economía, ISE, dado a conocer el viernes por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, ha registrado incrementos importantes en los primeros meses del año.

Luego de que en enero el ISE se expandiera a un ritmo de 2,3% anual en su serie desestacionalizada, en febrero registró un incremento de 2,4% frente al mismo periodo del año pasado.

Esta última lectura representa el mejor desempeño desde julio de 2017, mes en que el indicador creció 3,5% anual explicado en gran parte por efectos de base de comparación.

Los resultados de inicio de año dan cuenta de una aceleración gradual de la economía. En promedio, la actividad productiva se ha expandido 2,3% anual en el primer bimestre del año, resultado que resultan 90 puntos básicos superior al crecimiento de 1,4% anual registrado en el mismo periodo del año pasado.

Dentro de los factores que explican este movimiento positivo resaltamos el repunte de indicadores de índole real.

En efecto, señala el Departamento de Investigaciones Económicas Bancolombia, algunos de los sectores más importantes de la economía han comenzado a resurgir en lo corrido del año, como es el caso de la industria y el comercio que han mostrado síntomas de recuperación durante este periodo.

Además, el incremento en los precios de algunos bienes primarios ha conllevado un mejor desempeño de algunos sectores extractivos. Además, vale la pena mencionar que uno de las actividades más destacadas durante estos meses ha sido el turismo.

 

Confianza

De acuerdo con Fedesarrollo, en marzo de 2018 el Índice de Confianza del Consumidor, ICC se ubicó -3,2%. Esto se traduce en un avance de 4,6 puntos porcentuales frente al nivel de febrero y un incremento de 17,9 pps en términos anuales.

Este dato sorprendió al alza la expectativa puntual de -6,4%. No obstante, este comportamiento está en línea con la tendencia de recuperación que se anticipó para 2018 pese a la incertidumbre ligada al ciclo electoral.

En esta oportunidad, la mejoría estuvo explicada por avances tanto en el componente de condiciones actuales del hogar como en las expectativas.

De un lado, el componente que evalúa el desempeño económico de los hogares en la actualidad se recuperó 2,3 pps frente a febrero, con lo que se ubicó en -7,4%.

Por su parte, el componente que indaga acerca de las expectativas 12 meses hacia adelante, pasó de -6,6% en febrero a -0,3% en marzo.

 

Industria

Para la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI, en su más reciente Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, La industria manufacturera comienza el 2018 con datos encontrados.

Si bien, la producción y las ventas muestran cifras positivas, con una utilización de capacidad instalada mayor y mejores pedidos, el clima de los negocios aún no se despeja.

Otros indicadores de la economía también son mixtos: el comercio formal al por menor aumentó 6,2% en enero y 3,9% excluyendo vehículos automotores.

Las exportaciones manufactureras también crecieron 7,0% en el primer mes del año y 21,2% considerando las ventas externas de la industria excluyendo refinación de petróleo y metales preciosos, manteniéndose el ritmo positivo del 2017 cuando aumentaron 8,3%.

Sin embargo, la demanda de energía no regulada de la industria continúa con cifras negativas, disminuyendo -1,8% en el año 2017. Para enero de 2018 cayó -0,1% frente a igual mes del 2017.

Las cifras de DANE indican que en el segundo mes de 2018, la producción real de la industria manufacturera creció 1,5% anual, cifra que contrasta con el descenso que tuvo lugar un año atrás (-3%) y se encuentra en línea con nuestra expectativa (1,6%).

Además, este dato se traduce en la mayor dinámica de la industria desde julio de 2017.

El leve repunte de la industria responde a la mejoría en las ventas del comercio interno, toda vez que se estaría revirtiendo parcialmente la acumulación de inventarios que se dio en meses pasados, dando paso a un mayor volumen de pedidos para la industria.

 

Comercio

En su Bitácora, la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, reveló que marzo fue un mes aceptable, o mejor, alentador, para la mayoría de las categorías del comercio.

De las pocas excepciones está el ramo de vehículos, motos y repuestos. De acuerdo con la encuesta mensual, el 37% de los comerciantes entrevistados señaló que sus ventas físicas mejoraron frente a las obtenidas en igual mes del año pasado, un 39% dijo que habían sido simulares y el 24% reportó disminución.

Dos hechos impactaron el desempeño del comercio en marzo: de una parte, la celebración de aniversarios, “días especiales”, trasnochones y otras estrategias promocionales de almacenes de gran formato que movieron el mercado y estimularon las compras del público consumidor, aunque este tipo de estrategias deja muy bajos márgenes de ganancia.

Pero también influyó en el buen resultado de marzo (a excepción de autos), la reducción de la inflación en lo corrido del año, que permitió a los consumidores atender parte de otros gastos como el pago de impuesto predial. Estaciones de gasolina, “servitecas” y similares, afiliadas al Gremio, reportaron buenas ventas, como quiera que hubo muy buen flujo vehicular con motivo de la Semana Santa.

Las ventas de ropa de verano fueron aceptables, al igual que las bebidas espirituosas.

El sector de materiales de construcción y similares continúa reportando un bajo ritmo de actividad económica. La anhelada recuperación de la actividad edificadora está tardando mucho. En cuanto a las expectativas para los próximos seis meses, aún no mejora sensiblemente el clima de los negocios.

Los reportes indican que la venta de alimentos continúa aportando positivamente al desempeño del comercio. De hecho, en los últimos 11 meses el crecimiento de las ventas minoristas de este tipo de productos ha promediado 5,7%. En esta oportunidad, la expansión fue de 9,2%.

Esto ha estado propiciado por el comportamiento favorable de los precios de los alimentos, cuya inflación anual había cedido 2,67 puntos porcentuales en marzo de 2018 frente al mismo mes de 2017.