INCREMENTOS EN LA GASOLINA
Precios de crudo llegan a su mayor nivel en 4 años

Foto AFP
Sin duda el aumento de la escalada belicista en Siria, está presionando al alza las cotizaciones del crudo. Si bien el aumento de los precios beneficia al país por mayores ingresos de sus ventas, la caída del dólar puede restarle dividendos a la hora de hacer un balance

_______________

La escalada violenta en Siria, donde las grandes potencias, Rusia y EU juegan intereses distintos, seguirá presionando al alza los precios del petróleo. Esta situación y el descenso de reservas de crudo en el mundo, colocaron el precio a su nivel más alto desde 2014 el viernes pasado. El 31 de diciembre de ese año el Brent cerró a US$56,80 y el WTI a US$52,75.

En la jornada del 13 de abril pasado, en Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en junio cerró en alza de 56 centavos a US$72,58 en el Intercontinental Exchange (ICE). En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) ganó 32 centavos a US$67,39. Durante la semana pasada el precio del Brent aumentó 8,2% y el de WTI, 8,6%.

Para los analistas, durante este mes serán determinantes las retaliaciones que tomen los países desarrollados frente a la imposición de aranceles por parte de EU. Además, es necesario seguir de cerca el riesgo geopolítico que podría surgir en Medio Oriente y las propuestas que los candidatos a la Presidencia de México tengan respecto a la privatización de la industria petrolera de este país.

Otro punto que se debe considerar es que la producción de Shale oil (petróleo de esquisto) en EU aumentaría en 131 mil barriles en abril frente a marzo, alcanzando un nivel record de 6.95 millones de barriles por día, según estimaciones de la Agencia de Información de Energía (EIA). Así, los relativamente altos precios del crudo, estarían propiciando una mayor inversión en el sector petróleo estadounidense.

Tercer mes

El precio de la referencia WTI experimentó una tendencia alcista durante el tercer mes del año. En efecto, la cotización del commodity registró una valorización de 5,35% en un mes en el que su cotización osciló en un rango entre US$59,95 y US$ 66,55 por barril.

Tras la normalización de los efectos bajistas originados por el incremento de la volatilidad en los mercados mundiales, el precio del crudo se recuperó gradualmente en marzo. En las dos primeras semanas del mes la cotización del petróleo se valorizó en promedio 1,78%. Esto como consecuencia de la disminución de inventarios en Oklahoma y la menor producción en Venezuela que estima el mercado en el corto plazo. Sin embargo, las declaraciones del Director ejecutivo de la EIA en torno a un posible incremento de la producción de crudo en EU, las proyecciones de demanda mundial de petróleo y la imposición de aranceles por parte del Gobierno de Trump, evitaron mayores valorizaciones en el precio del commodity.

En Colombia, la repercusión de los precios del crudo no se ha hecho esperar. Los expertos consideran que se avecinan incrementos en el valor de la gasolina, pero al mismo tiempo se esperan mayores ingresos por las ventas de crudo en el exterior, aunque este hecho está amenazado por el descenso en la cotización del dólar.

Inversiones

Pese al nivel más bajo y la mayor volatilidad de los precios del petróleo, la inversión en el sector petrolero sigue siendo fundamental para el crecimiento a mediano plazo en Colombia, como lo considera la Asociación Colombiana de Petróleo, ACP.

Las medidas incluidas en la reforma tributaria de 2016, así como las iniciativas regionales de desarrollo relacionadas con el proceso de paz, han promovido la inversión en el sector. Se espera que la inversión en producción aumente en el 2017, gracias especialmente a Ecopetrol.

Sin embargo, la inversión en actividades de exploración aún es escasa, y para ayudar a garantizar su reactivación, es necesario seguir desplegando esfuerzos para preservar los incentivos de esta actividad y la competitividad general del sector.

Según la ACP, en 2018 las inversiones en exploración y producción petrolera aumentará por segundo año consecutivo y llegarán a US$4.500 millones; pero sería la mitad frente a lo registrado en años previos a la caída de precios; la exploración tendrá foco en tierra firme, y habrá una pausa en offshore; entre 10% y 15% de los proyectos están concentrados en buscar gas natural. Se ve un gran esfuerzo por sostener el volumen de producción.

El presidente de la ACP, Francisco Lloreda dijo que hay oportunidades para invertir; se reconoce buena disposición de funcionarios y reglamentos de la ANH para ayudar a las empresas a optimizar sus portafolios de inversión; se identifican oportunidades de mejora en promoción y asignación de nuevas áreas. Los empresarios ven riesgos de entorno e incertidumbre jurídica que hacen cada vez más difícil operar en el país y ralentizan inversiones, especialmente en exploración.

Producción

Otro de los indicadores que muestran el impacto de los precios del crudo, es el comportamiento de la producción industrial. En el primer mes de 2018, la producción real de la industria manufacturera creció 1% anual, cifra que resulta superior frente al descenso que tuvo lugar un año atrás (-1,6%) aunque se encuentra por debajo de nuestra expectativa (2%). No obstante, este dato se traduce en la mayor dinámica de la industria desde julio de 2017.

Las cifras más recientes de industria y comercio coinciden con nuestra expectativa para estos dos sectores. Esperamos que en 2018 se materialice una reactivación gradual de la actividad económica por cuenta de la recuperación en la confianza de consumidores y empresarios, el abaratamiento del crédito, la moderación en la inflación, el mayor dinamismo de la demanda externa, además del impulso que le daría a la demanda interna la celebración de la Copa Mundial de Fútbol a mitad de año. Por tanto, creemos que el desempeño del comercio en el PIB se acelerará desde 1,2% en 2017 hasta 2,3% en 2018, en tanto que la industria pasaría de contraerse 1% en 2017 a crecer 1,4% en durante el año en curso.

Asimismo, se espera que la corrección de la confianza se consolide en 2018, en beneficio de la actividad económica. Si bien el ciclo electoral podría condicionar la percepción de los agentes por cuenta de la incertidumbre, esperamos que este año la confianza de consumidores y empresarios prolongue su recuperación, lo que favorecería la aceleración de la economía colombiana dada la importancia del consumo privado para la demanda interna.

Dentro de los factores que permitirían la recuperación en la percepción de los hogares, destacamos la moderación de la inflación, la disminución en el costo del crédito, las menores presiones sobre el mercado laboral y el comportamiento de los precios de las materias primas que resultarían favorables para el ingreso nacional, como es el caso de las ventas de crudo.

En el segundo mes del año, las ventas al exterior crecieron 8,3% anual al totalizar US$2.940,9 millones. Las exportaciones de bienes no tradicionales conservaron el dinamismo mostrado en el arranque del año. En esta oportunidad, avanzaron 12,6% anual y explicaron el 60% de la variación total.

Si esta tendencia se mantiene, sería un hecho destacable con miras a la reducción de la vulnerabilidad externa del país y la diversificación de la canasta exportable. Las ventas de bienes tradicionales continúan cediendo protagonismo. En agregado, las exportaciones tradicionales avanzaron 5,5% en febrero. Esto se explica por las exportaciones de café, que cayeron 13,4% anual de la mano de las ventas de carbón, cuyo crecimiento fue el menor de los últimos seis meses. Entre tanto, las exportaciones de petróleo retornaron a terreno positivo (8,6% anual) luego de retroceder 2,1% en enero.