SE REFUERZA SEGURIDAD FRONTERIZA
Si la paz fracasa en Nariño, ha fracasado en Colombia: Romero

Foto cortesía Gobernación de Nariño

El gobernador del departamento de Nariño, Camilo Romero, expresó que el gran error que se ha cometido en las regiones es la falta de presencia de la fuerza pública en las zonas dejadas por las Farc. Argumentó que antes se enfrentaba a las Farc, ahora lo tienen que hacer contra varios grupos armados.

 

EL NUEVO SIGLO: ¿Cómo está la situación de orden público en su departamento?

CAMILO ROMERO: Está supremamente complejo, como lo ha corroborado el país. No solo el conflicto armado, sino que se internacionalizó ese conflicto con el vecino país del Ecuador. Hay un error estratégico fundamental y es que el momento de la paz no se aprovechó para lo que debería hacerse, y es la presencia de la fuerza pública una vez las Farc salen del territorio. Se dejó entonces casi un año sin su presencia y fue ocupado por otros grupos al margen de la ley. Esos grupos son los que hoy dan este panorama tan difícil para el departamento de Nariño. Ahora ha llegado nuestra fuerza pública y el anuncio de 9 mil hombres, pero creo que el error estratégico estuvo en los tiempos; se necesitaba la fuerza pública en el momento de la salida de las Farc, y no después.

Cultivos

ENS: ¿Y la sustitución de cultivos ilícitos?

CR: Es un tema complicado, hay más de 50 mil familias en Nariño que ha sobrevivido desde hace muchos años, décadas, de los cultivos de uso ilícito. Lo que se espera es todo el apoyo para tener todos los recursos suficientes. En eso hemos conversado con el Gobierno nacional, tenemos más de 5 mil familias en Tumaco, pera estamos hablando de 50 mil familias en el departamento.

ENS: ¿Qué grupos al margen de la ley actúan en su departamento?

CR: Son varios grupos que se han reportado, por lo menos unos siete grupos han venido actuando en Nariño; esto significa que lo que tenía que ser una confrontación con una guerrilla como las Farc, ahora es una confrontación con varios grupos al margen de la ley.

ENS: ¿Cómo hace presencia la disidencia de las Farc?

CR: Hemos sido testigos ya en Colombia, de la capacidad de acción frente a un lamentable hecho, como el asesinato de los tres colegas periodistas que de verdad enluta al vecino país del Ecuador, que no está acostumbrado a esas escenas de guerra. Pero lo cierto es que para un país en paz, un acto de repugnancia nacional, de consternación nacional así, vemos que hay una acción como ésta; acciones como voladura de torres de energía eléctrica, y eso demuestra que hay una acción de ese grupo.

ENS: ¿Hubo intento de rescate?

CR: Después de recibir la información entregada por las fuerzas militares, quedó claro que no se presentó ningún intento de rescate de los periodistas e incluso se entiende que el Ejército no conocía de la ubicación exacta de los comunicadores, pero que “con la confirmación entregada por el Presidente ecuatoriano, se conoció que ellos estaban en territorio colombiano; por eso se habla de repatriación”.

Medidas

ENS: Y las medidas en la frontera con el Ecuador, ¿cómo se van a incrementar?

CR: Tuvimos un consejo de seguridad y nuestra fuerza pública nos ha dado el reporte de que están atentos a las instrucciones para actuar en la zona; hemos pedido total respeto a la población civil que vive en la zona que no tiene nada que ver con el conflicto, que les respeten los derechos humanos.

ENS: Estos disidentes de las Farc, ¿en dónde hacen presencia?

CR: Esa disidencia está allí en la frontera con el Ecuador, en la zona que se conoce como el río Mataje, esa es la zona de conflicto. Hay que lanzar un SOS por poblaciones como Tumaco. Entiendo lo de Policarpa, es una situación compleja. El tránsito de las Farc de la guerra a la paz es venir a nuestra democracia y eso incluye nuestras necesidades.

ENS: ¿No le baja la moral que su departamento que le apostó a la paz, esté viviendo esta situación?

CR: Por supuesto, lo que ha ocurrido con los colegas periodistas ecuatorianos es la confirmación de que la paz no llegó al departamento de Nariño, que el conflicto armado se internacionalizó.

ENS: ¿Fracasó la paz en Colombia?

CR: Yo creo que si esa paz fracasa en Nariño, ha fracasado en Colombia. No podemos seguir dejando pasar el tiempo, se necesita presencia institucional del Estado en el territorio, y eso es más que la presencia de nuestra Fuerza Pública.

ENS: ¿Sí cree que fracasó?

CR: Los hechos en Nariño son contundentes, aquí no está la paz; mientras que nos alegran los datos que presentan en el hospital militar, de la reducción de homicidios, de desplazamientos, en Nariño se incrementa el número de homicidios y desplazamientos.

ENS: ¿Cuál ha sido el error por el cual no se ha llegado a la paz?

CR: Para mí el error estratégico es que no se ocupó el territorio al momento de la desmovilización de las Farc. Se dejó y fueron ocupados por otros grupos al margen de la ley, y ahora cuando se retorna con fuerza pública estamos abocados a una nueva realidad.

ENS: ¿Faltó más presencia del Estado?

CR: Lo que hace falta en Nariño es más presencia efectiva por parte del Estado.

ENS: ¿Sí opera el posconflicto?

CR: Estamos a la expectativa que se confirme con las Farc. Muchas expectativas han sido cercenadas por una realidad tan fuerte y contundente como la que estamos viviendo, como el asesinato de los siete campesinos; y vemos situaciones fuertes que dejan al departamento con la expectativa de la paz, pero con una realidad contundente en un sentido contrario. La paz no se muestra solo en una solapa a nivel internacional, sino que tiene que ser una realidad, y si ésta fracasa en Nariño fracasa la paz en Colombia

ENS: ¿Qué espera del próximo gobierno?

CR: Creería que es urgente un pronunciamiento de los candidatos presidenciales. Me gusta lo que está motivando la diócesis de Tumaco, la población civil, que es un debate presidencial de los candidatos en Tumaco; es muy pertinente esa propuesta.