ALEMANIA Y LA INCÓGNITA DE SI PODRÁ REPETIR
Ruedan millones de ilusiones

Foto archivo AFP

La historia se repite cada cuatro años. Tras las eliminatorias, las selecciones clasificadas al Mundial alimentan las ilusiones de sus seguidores y aunque algunos saben que su capacidad no les da para pasar de la primera ronda, ello no les impide soñar.

Tras Brasil 2014, empezó a rondar la pregunta en torno a si Alemania sería capaz de repetir título y hoy, cuando se echa a rodar el balón con el juego entre el anfitrión Rusia y Arabia Saudí, se mantiene la duda.

Solo el paso de los días irá aclarando los hechos porque hoy hay 32 selecciones que aspiran al título, pero pocas con posibilidades reales de alcanzar la final.

Brasil, Alemania, Francia, Bélgica, Argentina y Colombia figuran en ese selecto grupo que, por antecedentes, debería pasar de la primera ronda, así en el caso de los dirigidos por José Pekerman, el técnico del Mánchester United, José Mourinho, haya dicho que no lo hará.

Y es que por ahora todo son pronósticos. Juan Antonio Pizzi, entrenador de Arabia ha dicho que va a salir a ganar el partido inaugural, pero habrá que ver qué pasa o si sencillamente su selección está destinada a ser una de las primeras eliminadas en la contienda.

En este tipo de torneos siempre hay sorpresas y en Rusia no será la excepción, solo hay que esperar para saber qué selección se abroga ese rótulo y hasta dónde puede llegar.

Por ahora millones y millones de aficionados en todo el planeta sueñan con ver a su equipo ganador de un partido, clasificado a la segunda instancia o hasta con verlo en las semifinales o finales.

Algunos con mayores motivos que otros. Los alemanes, por ejemplo, no solo por el hecho de ser los campeones defensores, sino por el trabajo serio que han venido haciendo y que le ha permitido renovar el plantel sin mayores preocupaciones.

Sobre sus espaldas solo pesa la carga de ser inmensos favoritos y de tener en contra ese ‘fucú’ de que no hay campeón que repita, salvo Brasil. La leyenda va más allá y dice que en no pocas ocasiones el defensor de la corona se ha ido en la primera ronda.

Las premoniciones las han acentuado los más recientes resultados del elenco dirigido por Löw, que no fueron los mejores, pero ese no es motivo real para ser pesimistas porque es natural que a pocos días de un Mundial los jugadores no arriesguen, sino que se cuiden, porque nadie se quiere perder semejante fiesta.

Sea como sea, Alemania es favorita a llegar a la final, pero tendrá que demostrarlo. Sus aficionados esperan que vuelva a casa con el máximo trofeo, aunque en el camino encontrará obstáculos y un bien número de selecciones que están dispuestas a atravesársele.

Los otros

En Alemania hay esperanza, como la hay en España a pesar de la inesperada salida del técnico Lopetegui. El trabajo adelantado por la ‘Roja’ puso a soñar nuevamente a los ibéricos, quienes esperan que la historia de 2010 se repita.

Lo mismo ocurre con los franceses que ven cómo una selección con mezcla de experiencia y juventud les puede dar otra Copa Mundo, aunque resultados en partidos amistosos los ponen a dudar de si realmente se tiene con qué.

Por el mismo camino van los belgas, que con un equipo comandando por Hazard, esperan que por fin les llegue la hora de celebrar, de ganar un título orbital y demostrar que sus progresos son reales.

Africanos, asiáticos y hasta los de Oceanía, esperan tener suceso en Rusia, aunque la realidad y los hechos demuestran que son protagonistas, que ganan partidos, que ilusionan, pero al final no alcanzan la última instancia.

Caso contrario es el de Sur América. Lo hecho por Brasil en la eliminatoria y los partidos previos al Mundial, dan a entender que tiene con qué aspirar a ganar la sexta corona en su historia.

Tite hizo un gran trabajo y logró amalgamar un plantel sólido en defensa, generoso en la generación de fútbol y contundente en ataque.

Tiene en Neymar a su gran atractivo, pero no es el único. Gabriel Jesús, el joven capitán; Coutinho, Paulinho, William y demás integrantes de la ‘Canarinha’, disponen de condiciones y argumentos como para soñar e ilusionar a un país que por estos días todavía no se ha adentrado en el Mundial, pero que pronto vibrará como los demás países del área clasificados.

Ahí está Argentina que por el solo hecho de contar con Lionel Messi, ya ilusiona, como lo hace Uruguay con Suárez y Cavani o el Perú de Gareca.

Sin embargo, para los colombianos, aunque tienen sus favoritos, la esperanza es que la Selección llegue a semifinales, que supere lo hecho hace cuatro años en Brasil. Equipo hay, pero no solo cuenta ese factor sino otros y que pueden afectar a todas las selecciones por igual.

Por ahora solo queda soñar, ilusionarse y esperar que el fútbol sea esa fiesta que genere alegrías, optimismo y aunque los resultados dejen sinsabores, lo importante es asimilarlos y disfrutar del espectáculo.

Será un mes de expectativa, nerviosismo, ansiedad y el 15 de julio de júbilo.