EL SELECCIONADOR LOCAL NO VE MOTIVOS PARA LA PREOCUPACIÓN
Arabia Saudí prueba el poderío del anfitrión

Foto archivo AFP

Del estadio Luzhniki al estadio Luzhniki: el Mundial de fútbol de 2018 arranca hoy (10:00 a.m.) con un partido entre el anfitrión Rusia y Arabia Saudí en el Grupo A, en el mismo escenario donde se disputará la final el 15 de julio.

El partido se verá precedido de una corta ceremonia de apertura en la que la estrella será el cantante británico Robbie Williams, una media hora antes del primer partido de los 64 de la competición.

No se puede decir que sea un duelo por todo lo alto, ya que Rusia y Arabia Saudí son las dos selecciones mundialistas con peor clasificación en el ranquin FIFA, 70ª y 67ª respectivamente.

En el campo, Rusia, que lleva siete partidos seguidos sin victoria, debe imponerse para alejarse de la amenaza de una eliminación desde la fase de grupos.

El choque entre rusos y saudíes abrirá la batalla en un Grupo A donde Uruguay y Egipto disputarán su duelo de la primera jornada el sábado, el mismo día del estelar España-Portugal (Grupo B), uno de los partidos más esperados de la primera fase.

Más allá del resultado en el partido inaugural, la atención estará puesta igualmente en el árbitro argentino Néstor Pitana, que podría decretar la primera asistencia en vídeo (VAR) de la historia de los Mundiales.

De acuerdo con el gato blanco y sordo Aquiles, que pretende seguir la tradición del célebre pulpo Paul en Sudáfrica-2010 acertando el ciento por ciento de sus predicciones, Rusia derrotará a Arabia Saudí.

Tras dudar durante unos momentos, Aquiles eligió el plato con comida que llevaba la bandera rusa en lugar de optar por la saudí.

El seleccionador de Rusia, Stanislav Cherchesov, intentó quitar tensión al momento complicado que vive su equipo y envió un mensaje de confianza. “Comprendo vuestra preocupación, pero nadie debería estar preocupado”.

La prensa rusa le acusa a menudo de no saber reconocer los fallos de su equipo y de no hacer autocrítica. En su intervención ante los periodistas de este miércoles, Cherchesov fue fiel a su carácter y siguió siendo positivo.

“¿Que por qué vamos a ganar? Porque queremos ganar”, afirmó, estimando que Rusia había alcanzado “un cierto nivel” en sus últimos amistosos, pese a no haber podido ganar ninguno de ellos.

A su vez, el seleccionador hispano-argentino de Arabia Saudí, Juan Antonio Pizzi, declaró que su equipo jugará “para ganar”.

“Mi estilo es ser competitivo. Queremos pelear por cada balón, aprovechar cada ocasión, jugar para ganar”, declaró.

“Es el estilo de juego que intento inculcar a mis jugadores”, dijo el extécnico de San Lorenzo de Almagro.