Off the record

archivo

¿Quién podría ser el nuevo timonel de los liberales? Esa es la pregunta que varios congresistas de las toldas rojas se están haciendo luego de que esa colectividad oficializara su respaldo a la candidatura presidencial de Iván Duque y respaldará en su mayoría la jefatura de César Gaviria. Incluso un parlamentario liberal dijo que “… cuando la bancada decidió respaldar al expresidente como jefe único del liberalismo, me acordé de lo que dicen los comentaristas deportivos en torno a que no hay nada más sintomático de cuando un técnico de fútbol está a punto de ser removido, que el recibir el apoyo y la ratificación de las directivas y los jugadores para que continúe al frente…”. Por el momento, según algunos congresistas rojos, hay quienes consideran que Horacio Serpa, quien deja su curul, podría ser un buen perfil para abocar la reconstrucción liberal después de la reciente debacle electoral en las presidenciales.

 

Insisten en López

Los seguidores de la saliente senadora Claudia López, de la Alianza Verde, consideran que su potencial político y electoral no puede quedarse a la deriva y, por ende, no se resignan a que ella no pueda ser considerada como eventual candidata de la Coalición Colombia a la Alcaldía de Bogotá, el próximo año. Como se sabe, los acuerdos políticos en esa alianza sostienen que el aspirante a la sucesión de Enrique Peñalosa sería el también senador saliente Antonio Navarro. Incluso se afirma en los corrillos políticos que el apoyo de una parte de la Alianza, con Navarro a bordo, a la candidatura presidencial de Gustavo Petro, tiene de por medio un acuerdo político en el que las toldas del exalcalde bogotano respaldarían al saliente senador en su aspiración al Palacio Liévano en octubre del próximo año.

 

¿Potencial huérfano?

Pero los allegados a Claudia López, quien fue la fórmula vicepresidencial de Sergio Fajardo, el candidato que sacó el pasado 27 de mayo la votación más alta en la capital del país (1.240.799 votos), sostienen que ella podría tener mayor chance de llegar al Palacio Liévano, sobre todo porque si Duque llega a ganar la Presidencia de la República, el uribismo apostará todo su capital a lograr también el mando de Bogotá. No hay que olvidar que durante los dos mandatos de Álvaro Uribe en la Casa de Nariño, la izquierda siempre gobernó en la capital del país.

 

Votos y fútbol

Las elecciones colombianas, sobre todo ahora en la recta final, han concitado la atención de la prensa internacional, a tal punto que varios de los principales medios de prensa, radio y televisión extranjera, con sus respectivos portales web, decidieron emplazar en la capital del país a sendos equipos de enviados especiales para informar sobre cómo se resolverá la competencia por la Casa de Nariño. Precisamente uno de esos corresponsables extranjeros visitó algunos medios de comunicación en Bogotá para empaparse de la realidad política. El periodista internacional dijo que estaba sorprendido de ver a un país que “habla, come y respira política” y solo hace tregua para “hablar, comer y respirar fútbol”.

 

8 ministras y contando

A las mujeres les estaría llegando la hora de ocupar la mitad del gabinete, ya que tanto el candidato uribista Iván Duque como el aspirante de izquierda Gustavo Petro han recalcado que si llegan a la Casa de Nariño la mitad de la nómina ministerial será para ellas. En ese orden de ideas, con las promesas de uno y otro en torno a la creación de una o dos carteras más, es posible que a partir de agosto Colombia tenga no menos de ocho ministras desde el primer mes del mandato presidencial, lo que sin duda marcará un hito en la historia de las mujeres en cargos de poder y decisión, mucho más allá de los mínimos que señala la llamada “ley de cuotas”.