EL ACTUAL SISTEMA "IMPOSIBILITA" EL PAGO DE LAS CUOTAS
A sanción presidencial ley que facilita pago de las cuotas al Icetex

Foto archivo.

La plenaria de la Cámara aprobó la conciliación del proyecto de ley que establece un esquema de crédito basado en los ingresos de los deudores y las estrategias para lograr la financiación sostenible de la Educación Superior.

La iniciativa busca que las cuotas para pagos de créditos del Icetex sean contingentes al ingreso percibido por los estudiantes egresados. De esta manera, se pretende evitar la morosidad en dichos créditos.

El autor de la iniciativa, el representante por Bogotá, Rodrigo Lara, de Cambio Radical, explicó que “la Financiación Contingente al Ingreso (FCI) parte del reconocimiento de las dificultades existentes en los esquemas tradicionales de subsidio y apoyo económico de la educación superior y de dos supuestos: (i) los beneficiarios aportan al sistema únicamente en proporción a sus ingresos y (ii) el sistema reconoce la individualidad de los beneficiarios y su ciclo económico para contribuir a que las siguientes generaciones puedan también acceder a educación superior”.

Le puede interesar: Pérdidas por colados en TM: $36.000 millones.

Agregó que “Con este sistema se incrementará el alcance de la Educación Superior para un grupo de personas con características económicas y académicas particulares. Además, al existir una mayor demanda en la Educación Superior, se podría incrementar la oferta de cupos gradualmente”.

“El proyecto indica que el Icetex deberá crear un esquema de crédito educativo proporcional al ingreso percibido por la persona que adelantó y adquirió el crédito, y establecer un pago en cuotas mensuales acorde con esos recursos y un período de amortización”, explicó Lara.

Lara aseguró que el esquema actual de pago de créditos imposibilita el pago de las cuotas y, por lo tanto, los beneficiarios caen constantemente en mora. Un recién egresado, explicó, debe pagar una cuota en promedio de 800.000 pesos cuando apenas gana un salario de 1.700.000 pesos, lo que significa que debe destinar para el pago de su crédito más del 40 por ciento de su ingreso. En estas condiciones, un estudiante no puede seguir estudiando, ni formar un hogar, ni lograr su proyecto de vida.