Tortuga de paso ágil se suma a especies endémicas

Foto cortesía

Hace años que lugareños del oeste de México alertaron a científicos sobre su existencia, pero fue recién en mayo que se reconoció como una especie de tortuga nunca antes registrada. Aunque se desplaza a paso más ágil que otras especies semejantes, la Kinosternon vogti está en peligro de extinción.

Los riachuelos de las zonas suburbanas de la turística ciudad de Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco, son el hábitat de esta tortuga, que tiene una mancha amarilla en la punta de la nariz.

“La encontramos exclusivamente en arroyos y ríos de aquí de la región de Puerto Vallarta. La información que tenemos nos lleva a decir que es una especie endémica, única en este sitio”, dijo Fabio Germán Cupul, investigador y académico de la Universidad de Guadalajara.

Sus pasos son más rápidos que los de otras tortugas y camina entre la hojarasca cuando no está bajo la sombra de un árbol, refugiándose de los rayos solares.

Bautizada como casquito de Vallarta por la similitud de su caparazón con un casco, no supera los 10 centímetros de largo, cabe en la palma de la mano.

“Es más ancha que alta, a diferencia de todas las demás especies que existen”, añade Cupul.

Se trata de un quelonio que pertenece al género Kinosternon, de la que existen 12 especies más en México.

La nueva especie fue nombrada científicamente como Kinosternon Vogti, en honor del herpetólogo estadounidense Richard Vogt, quien durante más de 40 años ha trabajado con tortugas de Estados Unidos, México y Centroamérica.

El investigador Cupul detalló que solo se tienen registrados nueve ejemplares, cuatro de ellos vivos (tres machos y una hembra) y cinco que fueron localizados muertos y depositados en una colección para su investigación en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Los pocos individuos encontrados, advirtió el científico, la colocan como una especie “en alto riesgo de extinción”.

Uno de los machos vivos y la hembra fueron llevados a un centro de reproducción en el estado de Tabasco, mientras que los otros dos machos están en un cocodrilario, en Puerto Vallarta.

Los pobladores vieron por primera vez este reptil hace 20 años, pero los científicos creyeron que se trataba de una ejemplar juvenil de otras especies de la región.

No fue hasta hace cinco años que comenzó a estudiarse y los resultados fueron publicados en mayo pasado en la revista científica Chelonian Conservation and Biology, especializada en la investigación de tortugas.

Ahora, ha sido redescubierta en los ríos de la zona suburbana de Puerto  Vallarta por un grupo de científicos de la UdeG, de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), de la Universidad de Guanajuato (Ugto) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Cupul Magaña recordó que 18 años atrás un grupo de científicos llegaron a la zona para realizar un inventario de las tortugas creyendo que únicamente existían cinco especies, aunque los habitantes del municipio señalaban la presencia de otro tipo de quelonio y los expertos trataron de corroborarlo.

“Entonces creímos que era algo diferente, pudimos consultar a especialistas nacionales y extranjeros y nos decían que no era nada diferente, que eran ejemplares juveniles de otras especies de la zona”, rememoró.

Actualmente, trabajan en la publicación de los resultados de la genética de este quelonio, corroborando que se trata de una nueva especie.

“El siguiente paso, después de la descripción de la especie, fue asumir, por todos los elementos morfológicos de coloración y características que definen ese ejemplar, que sí se diferencia de todos los demás y por lo tanto escribimos un artículo científico para publicarlo en una revista”, señaló el experto./Con AFP/Fotos AFP