NORMA SE DEBE AJUSTAR MÁS A LAS CIRCUNSTANCIAS DEL PAÍS: MACÍAS
Uribismo y el Estatuto de la Oposición

Foto archivo El Nuevo Siglo
Congresistas del Centro Democrático dicen que debió aplicarse de tiempo atrás, señalando que aunque tiene aspectos positivos, también le faltan cosas que sería bueno revisar

___________

Tras la sanción del Estatuto de la Oposición, varios congresistas del Centro Democrático le dijeron a EL NUEVO SIGLO que les hubiera gustado que dicha norma hubiera estado vigente durante el gobierno de Santos.

Ya que eso no pasó, manifestaron que ahora, desde la coalición de gobierno, lo que desean es respetar y darles todas las garantías a la oposición.

El vocero de este partido, el senador Ernesto Macías, explicó que la oposición “lo que debe tener son garantías para ejercerla dentro de la democracia y dentro del mayor respeto en doble sentido”.

Lea también: MOE se reunirá con partidos para revisar Estatuto de Oposición

Macías dijo que el Estatuto de la Oposición debe respetarse ya que hace parte de la normatividad colombiana, pero aseveró que se debe ajustar más a la circunstancia del país.

“De manera que yo simplemente miro el tema de las garantías. Le faltan cosas y le sobran cosas. Pero  ese es un tema de discusión hacia el futuro. Lo importante es que hoy existe”, expresó.

Entre tanto, el senador Jaime Amín afirmó que “mi partido ganó la Presidencia con el doctor Iván Duque y el presidente electo tiene una bancada que lo respaldara con rigor, con determinación; pero el presidente ha dicho que será muy respetuoso en los ejercicios de los partidos políticos que quieran ejercer democráticamente la oposición”.

Amín señaló que a lo que aspiran en el Centro Democrático es que la oposición se haga dentro de las formas que puedan permitir un diálogo político aún en medio de las diferencias. Recordó el congresista que será a partir del 20 de julio cuando los partidos políticos deberán formalizar por escrito si hacen oposición al gobierno de turno sea nacional o territorial.

“Hay que esperar. Esto no es tanto de normas, sino de hechos. En estos cuatro años se ejerció una oposición responsable al gobierno del presidente Juan Manuel Santos”, manifestó.

Por su lado, el senador Alfredo Rangel explicó que “nos hubiera encantado que no hubiera habido tanta mermelada, que fue la que sometió al Congreso y le hizo perder su autonomía e independencia del poder Ejecutivo y acabó con la separación de poderes. Eso hubiera sido lo que hubiera dado mayores garantías a la oposición”.

Expresó Rangel que hubo un doblegamiento total por parte del Congreso y de las mayorías parlamentarias en el momento que se sometieron a la voluntad del gobierno, y por eso la oposición se vio impedida para que por medio de los debates hiciera valer sus argumentos.

A su turno, el representante por Antioquia, Santiago Valencia, consideró que “un Estatuto de la Oposición en Colombia era absolutamente necesario. Y nosotros como oposición en esos cuatro años lo sufrimos, porque realmente no tuvimos esas garantías para ejercer esa oposición desde el Congreso”.

Valencia, que a partir del 20 de julio asumirá curul en el Senado, manifestó que aunque dentro del Estatuto de la Oposición hay temas que son válidos, como por ejemplo el hecho de que la oposición pueda proponer en el orden del día proyectos de su interés y lo que tiene que ver con los debates de control político, también “hay temas que vimos que son desproporcionados, que en su momento lo dijimos y lo denunciamos; manifestamos que ello se estaba redactando desde La Habana con la finalidad de darle protagonismo a las Farc. Por ejemplo, el hecho de que cada vez que hable el presidente se podrá pedir una réplica igual en el mismo tiempo. Son cosas absurdas”.

Con respecto a que Santos haya promulgado el Estatuto de la Oposición precisamente ahora, la senadora Nohora Tovar juzgó que “lo hace para favorecer a sus amigos que quedan en la oposición. En el momento en que estábamos en oposición nunca lo pensó. Y es que den los mismos derechos, equidad de prensa. A nosotros no nos daban mucha oportunidad de salir a los medios”, reiterando que “qué casualidad que lo haga al finalizar su gobierno”.

 

Sancionada  la ley

 

“Ese Estatuto no es otra cosa que una serie de garantías mínimas para que todos los partidos en antagonismo político e ideológico con el gobierno de turno –y los gobiernos locales– ejerzan con total libertad –y en igualdad de condiciones– sus derechos democráticos, expresó el presidente Juan Manuel Santos durante la sanción de la norma.

“Estamos hablando de un hito para la apertura democrática del país”, señaló el jefe del Estado durante acto de sanción, que se llevó a cabo en la Plaza Núñez, que une la Casa de Nariño con el Capitolio Nacional, con la asistencia de los presidentes de las altas cortes y líderes de diversas fuerzas políticas y sociales.

Manifestó que construir paz es un proceso largo, que toma tiempo, pero “los beneficios ya comienzan a verse. Tres mil vidas salvadas, la tasa de homicidios más baja de los últimos 42 años y una importante reducción en los índices de reclutamiento de menores, secuestro y desplazamiento forzado, para mencionar algunos”, dijo.

Anotó que “la paz es mucho más que el silencio de los fusiles. La paz es progreso, desarrollo, oportunidades. Y es también convivencia y tolerancia”.

El gobernante explicó que con se propósito, desde el inicio, el gobierno se propuso sacar adelante el Estatuto de la Oposición, consagrado en la Constitución del 91.