Off the record

Foto archivo El Nuevo Siglo

¿Y Marta Lucía?

En medio de los rumores que van y vienen en torno a quiénes podrían hacer parte del gabinete del presidente electo Iván Duque, se dice que entre los nombres que se continúan analizando para estar en la embajada de Colombia en Estados Unidos está el de la propia vicepresidenta electa Marta Lucía Ramírez. Sin embargo, altas fuentes del  Centro Democrático insisten en que la segunda a bordo habría ya dejado en claro que no irá al servicio diplomático y que espera tener un rol principal y protagónico en el gobierno que se posesionará el próximo 7 de agosto. ¿Será ministra? Por ahora todo parece indicar que no, pero sólo la próxima semana habrá humo blanco al respecto.

 

Desahogo presidencial (I)

 

El lunes pasado, durante la sanción de la ley del Estatuto de la Oposición, el presidente Santos aprovechó para ‘sacarse la espina’ de lo que han sido estos duros siete años de constante contradicción del uribismo a su persona y la gestión del Ejecutivo saliente. Tras señalar que a la oposición hay que aceptarla y darle todas las garantías, agregó que la que le hicieron a su gobierno fue “despiadada, incisiva y -muchas veces- abiertamente mentirosa”. También se quejó de que “se rompieron esas reglas de juego tácitas que pretenden mantener un mínimo de decencia y convivencia para el bien de la política y de la patria, y que en el pasado se habían respetado. Y eso no es bueno”.

 

Desahogo presidencial (II)

 

Pero la queja del mandatario saliente no terminó allí. Todo lo contrario, siguió cargando duro contra el uribismo, aunque no lo mencionó directamente. “Personalmente, de qué no me acusaron. De comunista, de castrochavista, de ser miembro de las Farc, me tenían un alias, alias ‘Santiago’; de haber financiado mi campaña con dinero del narcotráfico, de traidor, de haberme robado las elecciones, de recibir sobornos de Odebrecht. De tramposo, de haber entregado el país a la guerrilla -ahora están con el mismo cuento con el Eln-, de apátrida, de haber comprado el Premio Nobel, de haber vendido las Fuerzas Armadas, de ahuyentar la inversión. Hasta me atribuyeron el Fenómeno del Niño. En fin, de todo lo humano y lo divino”.

 

Desahogo presidencial (III)

 

Pero la descarga de réplicas presidenciales prosiguió. Santos no dudó en señalar, con un tácito pero claro destinatario, que “… a pesar de esto, siempre respeté a la oposición. Nunca demandé a nadie, como me sugirieron muchos de los abogados… Hay que recibir el palo con estoicismo, grandeza y serenidad… Ninguno de mis críticos -que los hay en demasía- puede decir que lo perseguí, que lo chucé o que utilicé el poder del Gobierno para acallarlo. Ninguno. Todo lo contrario: siempre respeté y defendí la libertad de expresión como principio fundamental de la democracia”.

 

Gira de Chamorro

 

El saliente senador Jimmy Chamorro, que no alcanzó el pasado 11 de marzo los votos suficientes para hacerse reelegir en la lista de La U, está de viaje por el exterior. Llamó la atención una foto publicada en su cuenta de Twitter en la que aparece visitando la sede de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén. Chamorro siempre hizo parte de la Comisión Segunda, que maneja los temas de relaciones exteriores. Como se sabe, el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jesusalén causó mucha polémica por las implicaciones geopolíticas de ese hecho en el marco del conflicto israelo-palestino. Aunque unos pocos países han dicho que también trasladarán la embajada, haciéndole eco a un pedido de la Casa Blanca, Colombia la ratificó en Tel Aviv.