C. de Estado mantiene la suspensión del fracking

Foto archivo

El tribunal no tuvo en cuenta el recurso de súplica presentado por el Gobierno

____________________________________________________________

Mantener la suspensión a la práctica del fracking decidió la Sección Tercera del Consejo de Estado. Luego de dos sesiones en las que aplazó la determinación, finalmente al alto tribunal mantuvo la medida cautelar ante la falta de estudios sobre esta actividad en la exploración y explotación de hidrocarburos.

Además no se tuvo en cuenta el recurso de súplica presentado por el Gobierno.

De esta decisión dependía la puesta en marcha de los pilotos de investigación.

Entre las pruebas que, según la Sección Tercera, faltan está, por ejemplo, la recolección de más testimonios y un dictamen pericial que el Consejo de Estado le encargó a la Universidad Nacional sobre afectaciones al medio ambiente en lugares donde se realiza fracturamiento hidráulico.

Más tiempo

Por esa razón, la decisión de fondo sobre el asunto tomará un tiempo más porque llegó a la Sección Tercera también una demanda contra las normas que regulan el fracking. Es decir, inyectar grandes cantidades de agua con aditivos químicos en el suelo y arena para romper rocas a varios kilómetros de profundidad y permitir la salida de hidrocarburos.

Desde noviembre de 2018, están en pausa las reglas que le permiten al Gobierno Nacional otorgar permisos a empresas para que hagan proyectos de exploración y explotación de hidrocarburos con las técnicas conocidas como fracking y así se mantendrán hasta que se haga otra ponencia

El Consejo dice que se debe mantener el principio de precaución teniendo en cuenta los conceptos que indican que Colombia no tiene el conocimiento para hacer fracking y se recomienda hacer un estudio previo a la exploración y explotación

De haber sido positiva la determinación, se daría luz verde al desarrollo de los Proyectos Pilotos de Investigación Integral PPII’s.

Reacciones

La Asociación Colombiana del Petróleo (ACP) sostuvo ante la decisión que “lamentamos el sentido del fallo. Consideramos que la decisión no toma en cuenta las recomendaciones emitidas por la Comisión de Expertos en el sentido de avanzar con los Proyectos Pilotos de Investigación Integral (PPII) que nos darán información completa y transparente y aportarán los elementos técnicos y ambientales suficientes para determinar cualquier ajuste normativo y regulatorio a futuro, si fuera el caso”. 

Señala la ACP que “desde la industria de hidrocarburos hemos insistido en la importancia de avanzar en el desarrollo de los yacimientos no convencionales y no perder la oportunidad de garantizar la seguridad energética de Colombia, contar con los recursos necesarios para abastecer el mercado interno, generar excedentes para exportación, y lograr los beneficios en materia económica, social y ambiental que traería a los hogares colombianos, las industrias y en general al país”.

Sostiene el gremio que “si bien la decisión del Alto Tribunal no implica que en Colombia se haya prohibido el fracking, es inevitable que esta decisión afecte la confianza inversionista y la seguridad jurídica poniendo en riesgo la sostenibilidad fiscal y energética de Colombia”.

Confianza

Asimismo, el presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol), Germán Espinosa, dijo que “estamos convencidos de que debemos seguir trabajando unidos como industria, demostrando que podemos hacer las cosas bien, generando mayor pedagogía y continuar fortaleciendo la confianza con la ciudadanía. Reafirmamos nuestro compromiso con el país, las comunidades y la protección del medio ambiente”. 

El vocero del gremio de bienes y servicios petroleros recalcó la importancia de seguir generando espacios de debate alrededor del fracking: “A pesar de que las posiciones alrededor de la técnica son diversas, pero totalmente legítimas, es innegable que esta práctica, en caso de que los impactos ambientales y sociales, y el potencial lo permitan, podría traer grandes beneficios al país en autosuficiencia de hidrocarburos, desarrollo regional y en materia macroeconómica. Hoy lo importante es trabajar para conseguir más consensos entre las partes del debate, seguir generando conciencia alrededor de la importancia de la industria para el crecimiento económico del país. El riesgo de perder la autosuficiencia energética está a la vuelta de la esquina e implicaría grandes costos para toda la nación”.

Adicionalmente, Espinosa destacó el importante papel que juega la industria de hidrocarburos en Colombia, no solo por los beneficios económicos asociados (tales como ingresos fiscales, regalías, IED y exportaciones), sino por los encadenamientos productivos que genera.

Ayer antes de conocerse la decisión del Consejo de Estado, la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, pidió que el debate sobre fracking se limite al tema científico y no se vea afectado por opiniones de usuarios en redes sociales.

La petición del Gobierno es que la decisión final sobre fracking se tome con base en los resultados de pilotos de investigación y desarrollo, lo que implica dejar el resultado "en manos de la ciencia y no de un debate de Twitter".

consejo