Crean Grupo de “Reacción Inmediata” para bloqueos al Transmilenio

AFP
 

Al término del Consejo de Seguridad encabezado este viernes por el alcalde Enrique Peñalosa, se anunció la creación de un grupo de “Reacción Inmediata” que actuará con mayor contundencia ante bloqueos de Transmilenio y actos vandálicos durante futuras protestas en la ciudad.

“Vamos a crear con la Policía un Grupo de Reacción Inmediata para actuar de manera mucho más contundente contra todos los que lleven a cabo acciones vandálicas o bloqueen el sistema Transmilenio, afectando a millones de personas que quieren llegar a sus hogares”, aseguró el alcalde Enrique Peñalosa.

Recalcó además que en la ciudad se respeta el derecho a la protesta, pero hoy se presentaron hechos vandálicos que afectaron a millones de ciudadanos: “Para futuros eventos vamos a ser más estrictos en definir y hacer cumplir los protocolos de rutas establecidas. Aquí respetamos el derecho a la protesta, pero vamos a ser mucho más drásticos y contundentes haciendo respetar el derecho de las personas a movilizarse”.

Peñalosa fue enfático en señalar que hechos como los sucedidos no se permitirán nunca más en la ciudad: “Quedan advertidos todos los que quieran bloquear los sistemas, que nuestra reacción va a ser más contundente, porque no vamos a seguir permitiendo que se afecten los derechos de los ciudadanos”.

También recordó que Bogotá es la ciudad más afectada del país por estas movilizaciones, que así sean justificadas no pueden recurrir al vandalismo. “Aquí llegan personas de todo el país a protestar y exigimos respeto por Bogotá, que se proteste cumpliendo las normas”, sentenció.

El Mandatario local también señaló que se tuvieron que destinar más de 2.000 policías para atender las manifestaciones, desatendiendo otros sectores de la ciudad, por eso reiteró la importancia de un incremento de más de 9 mil hombres y mujeres en el pie de fuerza para la capital de la República.

Por su parte, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Hoover Penilla, afirmó que los organizadores de las manifestaciones deben ser co-responsables y cumplir con los acuerdos establecidos previamente para el desarrollo de las mismas. “En la situación de ayer el gran perjudicado fue el ciudadano del común que quería llegar a su hogar o su trabajo”, dijo.

Entretanto, la gerente de Transmilenio, María Consuelo Araújo, invitó a la ciudadanía en general a que sea solidaria con el sistema y las personas que se movilizan en él, ya que fueron unos de los principales afectados de lo sucedido.

“Yo quiero hacer un llamado a la solidaridad ciudadana con nuestro sistema de transporte masivo, porque ayer se violó el derecho a la movilidad en la ciudad, 1.520.000 personas que debían volver a sus casas universidades o colegios no pudieron hacerlo por estos hechos. Ya hemos incurrido en gastos por cerca de 1.500 millones por estas afectaciones, el llamado es a la solidaridad con estas personas que se movilizan de buena fe, porque creen que tiene un derecho a moverse igual que otros derechos”, sostuvo María Consuelo Araújo.

Por los hechos sucedidos en la ciudad resultaron 12 policías lesionados, 68 vehículos de Transmilenio vandalizados, 18 estaciones con daños y 18 personas fueron conducidas al Centro de Traslado por Protección.

“Cabe señalar que las personas que convocaron a estas movilizaciones también tienen responsabilidad en los hechos que se registraron ayer. No se cumplieron los compromisos que se habían pactado para una normal movilización”, concluyó el secretario de Seguridad, Jairo García.

 

Se vienen más marchas

Las centrales obreras anunciaron que se están preparando para tres grandes manifestaciones. La primera será el próximo jueves 15, el 28 que será un paro nacional y el 13 diciembre.

La CGT también señaló que estas concentraciones serán pacíficas y que rechazan determinantemente cualquier acto de violencia en contra de la fuerza públicas o los demás ciudadanos. 

El desarrollo de la jornada

En desmanes y caos en la movilidad terminaron las marchas que ayer realizaron en diferentes ciudades del país estudiantes, profesores agremiados en Fecode, trabajadores agrupados en la CUT, pensionados y conductores de carros blancos, entre otros.

Aunque las autoridades habían advertido que no tolerarían actos vandálicos, encapuchados se dedicaron a lanzar piedras y bombas panfletarias o incendiarias, una de ellas contra un policía, quien debió ser auxiliado por sus compañeros para que no se quemara.

Asimismo fueron atacadas edificaciones e infraestructuras, bloquearon vías y en el caso de Bogotá el transporte público, al punto que debieron ser cerradas 12 estaciones.

En el caso de la capital de la República se llevaron a cabo dos movilizaciones, una de estudiantes de la Universidad Pedagógica y algunos de la Distrital, que partió desde la Calle 72 con Carrera 11 por la Avenida Caracas rumbo a la Plaza de Bolívar, en el centro de la ciudad.

La segunda reunió a estudiantes de la Universidad Nacional y partió hacia las 3:15 de la tarde desde el campus ubicado en la Carrera 30 con Calle 26 por la NQS al Norte, con destino a la Calle 100 con Autopista Norte.

Pero mientras que una marcha transcurrió en relativa calma, la otra protagonizó desmanes. A la altura de la Calle 39, los manifestantes la emprendieron contra agentes de la Policía y el Esmad.

Los hechos violentos comenzaron cuando jóvenes encapuchados atacaron a unos uniformados con pintura en sus rostros y en su uniforme.

Allí, uno de los participantes lanzó una bomba molotov contra un grupo de policías, que causó lesiones a un agente que fue envuelto en llamas.

Otro grupo de jóvenes pintó grafitis en la estación de la Calle 45 de Transmilenio.

Del otro lado, los estudiantes que partieron de la sede de la Nacional se tomaron la calzada oriental de la NQS, propiciando caos en la movilidad tanto sobre esta vía como por la Calle 26.

Tras los disturbios, los segundos que suceden en Bogotá en dos días, el alcalde Enrique Peñalosa dijo que “los actos de violencia y vandalismo que protagonizaron algunas personas el miércoles y ayer, que implican destrucción de instalaciones públicas, agresión a policías, periodistas, bloqueos de Transmilenio, que hace que cientos de personas no puedan dirigirse a su hogar a estar con sus familias y niños, agresiones con bombas molotov son simplemente matonería cobarde”.

“Que quede claro que vamos a ser cada vez más drásticos contra quienes cometen estos abusos, violación de las normas y esta matonería contra ciudadanos que no tienen nada que ver con las reclamaciones que ellos hacen”, advirtió el Alcalde Mayor.

En otras ciudades

Entre tanto en Popayán al finalizar la movilización de estudiantes de la Universidad del Cauca, integrantes de la CUT, profesores y aprendices del SENA, se presentaron choques con la Fuerza Pública.

Los universitarios denunciaron que la marcha fue infiltrada por encapuchados que lanzaron piedras contra las unidades del Esmad, lo que generó la reacción de los uniformados.

De acuerdo a la información entregada por la Comisión de Derechos Humanos y de Salud, por lo menos 14 estudiantes resultaron afectados por los gases lacrimógenos y golpes contundentes. De igual manera un integrante del Esmad resultó herido.

En Bucaramanga también hubo disturbios dentro y fuera de la Universidad Industrial de Santander (UIS) por parte de encapuchados, por lo que las autoridades desalojaron cerca de 3.800 menores de un colegio en los alrededores del alma máter.

En Medellín, miles de estudiantes, sindicalistas y maestros se movilizan sin alteraciones al orden por las principales calles.

En Barranquilla, trabajadores del departamento y estudiantes de la Universidad del Atlántico se plantaron en la tarde de este jueves frente a las instalaciones de la DIAN para protestar contra la Reforma Tributaria del Gobierno nacional.

Tras estos hechos el ministro de Defensa, Guillermo Botero, escribió en su cuenta de Twitter: “Intentar quemar vivo a un ser humano es un delito. El derecho fundamental a la manifestación pacífica se respeta pero también debe respetarse al servidor público. Propongo aumentar la condena por este delito hasta en una tercera parte. Vamos a ir tras ellos”.

Y la Policía también en Twitter indicó: “Rechazamos cualquier acto de violencia que ponga en riesgo la integridad del ser humano. Exaltamos a estos héroes de carne y hueso que entregarían hasta su vida si fuera necesario por proteger la de los demás #DiosYPatria”.