Denuncian a expresidente Kuczynski por compra de votos

Foto archivo AFP

El fiscal general de Perú, Pedro Chávarry, presentó al Congreso una denuncia constitucional contra el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), por el presunto caso de compra de votos para evitar su destitución.

Según la denuncia, Kuczynski "habría tomado el propósito ilícito de instigar dolosamente a miembros del Poder Ejecutivo, congresistas a cometer los delitos de cohecho activo y tráfico de influencia a fin de captar legisladores para cambiar sus votos" y hundir la moción de vacancia presidencial en el Congreso.

El documento entregado la noche del miércoles al Congreso hace referencia a las dos mociones de vacancia presentadas contra Kuczynski, tanto en diciembre (que finalmente no fue aprobada en el pleno), como en marzo (que se frustró con la renuncia del exmandatario).

La denuncia del Fiscal General debe ser evaluada por el Congreso, que debe entonces acordar si se levanta la inmunidad al exmandatario para que sea denunciado ante el Poder Judicial.

En el documento se incluye como acusados también a la actual vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz; al legislador oficialista Carlos Bruce; al exministro de Agricultura, José Arista, a los suspendidos congresistas Bienvenido Ramírez y Marita Herrera. Estos dos últimos integran el bloque del también suspendido Kenji Fujimori.

"Es una acusación sin pruebas, sin respetar mi derecho a la defensa, no rendí manifestación. No me asustan los fiscales sicarios", dijo Aráoz en Twitter.

En agosto, Chávarry formalizó una denuncia constitucional contra el exministro de Transporte y Comunicaciones, Bruno Giuffra, por el mismo caso.

Las acciones de la Fiscalía son resultado de la difusión de vídeos donde se observan intentos de comprar votos a congresistas para evitar la destitución presidencial.

Estas revelaciones obligaron a Kuczynski, de 79 años, a renunciar a la presidencia el 21 de marzo, dos días antes de que el Congreso votara la segunda moción de destitución en su contra.

En la primera moción, el mandatario se salvó por el apoyo del legislador Kenji Fujimori y un grupo de disidentes fujimoristas, que con sus votos evitaron la destitución. Tres días después Kuczynski le otorgó el indulto humanitario al expresidente Alberto Fujimori.

Pero la justicia anuló el indulto a Fujimori, de 80 años y hospitalizado desde que el 3 de octubre, y ordenó que retorne a prisión.

Kuczynski se encuentra con impedimento de salida del país por una investigación de sus presuntos vínculos con la cuestionada empresa brasileña Odebrecht.