Mejorarían acceso de la juventud rural a la vivienda y la educación

Foto Anadolu.

Atender las necesidades de la población rural del territorio nacional, con el fin de fortalecer su calidad de vida y actividades productivas rurales, permitiendo su permanencia en el sector rural en condiciones social y económicamente “dignas”, es lo que plantea el proyecto de ley promovido por la bancada del Partido Liberal.

La iniciativa contempla crear una política que destine el 10% de los recursos de los planes, programas y proyectos de entidades del sector agropecuario y de desarrollo rural para la atención de estos jóvenes, así como la creación de una dirección del Joven Rural dentro del Ministerio de Agricultura para darle “un valor al campo, para mostrar que es una fuente potencial productiva”, señala el proyecto.

La propuesta establece implementar un sistema de atención que permita hacer seguimiento a las acciones positivas en favor de esta población, el cual será alimentado por las entidades sectoriales, los departamentos y municipios de todo el territorio nacional.

A los jóvenes se les dará la oportunidad de participar en el Consejo Superior de Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria (SINA), por lo que se propone la modificación del numeral 13 del Artículo 8 de la Ley 1876.

“Seis representantes de los productores agropecuarios, uno será el Presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) o su vicepresidente delegado, un representante de las organizaciones comunitarias, un representante de las comunidades indígenas, un representante de las comunidades negras, afrodescendiente raizales y palenqueros (NARP), una representante de la mujer rural y un representante del Joven Rural que hubiera cumplido la mayoría de edad. Estos cinco últimos representantes serán elegidos por sus organizaciones, según los criterios y procedimientos establecidos en la reglamentación de la presente ley”, dicta el documento.

Pretende además, que para mejorar la calidad de vida de este grupo, se habilite el acceso a subsidios agropecuarios y de desarrollo rural que coordinará la dirección del Joven Rural con las entidades competentes. Además, priorizar los programas de acceso a tierras, a quienes tengan entre 16 y 28 años, “con el fin de garantizar el activo productivo ya sea de forma individual o asociativo”.

Plantea también que se establezcan subsidios en materia de acceso a vivienda a través de los programas de Interés Social Rural (VIS).

En materia de educación, planea que se instaure un programa que permita el fortalecimiento de las capacidades productivas, manejo asociativo, contabilidad, rentabilidad de inversión, administración de cultivos y los relacionados con las actividades productivas agropecuarias y desarrollo rural. 

Para llevar a cabo esta intención, el proyecto busca incluir una asignatura en los grados décimo y once que se centre en la temática de sensibilización rural, con el objetivo de ayudar a los estudiantes a “comprender las consecuencias de migrar a los centros urbanos, los beneficios de retornar al medio rural y su importancia para el desarrollo del país”, especifica el texto.

De acuerdo con el proyecto de ley que fue radicado el pasado 7 de noviembre en el Congreso, la iniciativa parte de la necesidad de conceptualizar al joven rural, debido a que a partir del mismo, “se facilita la delimitación de objetivos, estrategias y líneas de acción para la realización de proyectos en el campo y a su vez garantizar el relevo generacional”.