Pensión con el mínimo sería con 1.150 semanas

Foto cortesía Cámara de Comercio
El gremio señala que debe ser un sistema contributivo sostenible que provea unos recursos justos paro no convertirse en una reforma tributaria disfrazada

_____________

Teniendo como bases el ahorro y la capitalización se podría adelantar una reforma pensional que beneficie a millones de colombianos. Así lo señaló el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, al insistir en que el país requiere de cambios en el sistema de pensiones para que los recursos lleguen a más colombianos.

En el marco del seminario temático ‘Faltantes Fiscales y Reforma a la Seguridad Social’, Montenegro indicó que la reforma pensional que desarrollará el Gobierno nacional debe tener como principal objetivo generar un sistema pensional basado en el ahorro y la capitalización.

“El objetivo central debe ser un sistema pensional contributivo y sostenible que provea una pensión buena y justa. No debe convertirse, por ejemplo, en una reforma tributaria disfrazada para darle caja al Gobierno”, aseguró Montenegro.

Para Asofondos, el debate de esta reforma debe centrarse en la viabilidad de los sistemas y no si son administrados por el Gobierno o por el sector privado. “Ambos pueden administrarlos bajo las mismas reglas de juego”, indicó el alto directivo.

El salario mínimo

Una de las propuestas hecha por Montenegro para la reforma pensional es el facilitar el acceso a una pensión de salario mínimo a aquellos colombianos con 1.150 semanas cotizadas y que cumplan con la edad de retiro. Dicho beneficio se financiaría con un fondo común de reservas a través de una cotización de los afiliados.

Asofondos considera que se deben respetar los derechos adquiridos y las expectativas legítimas de quienes estén próximos a jubilarse.

Montenegro señaló que la reforma pensional es de carácter urgente y que se deben plantear iniciativas que busquen la mejoría y el bienestar de la mayoría de la población.

Sobre una reforma pensional, la exministra de Trabajo María Sol Navia dijo que es un hecho que la prioridad del Gobierno en presentar lo más pronto posible la ley de financiamiento, que parece está tomando forma, está orientada a tapar los diferentes huecos fiscales que tiene el Estado. Sin embargo, la reforma pensional también es un tema relevante, pero del cual el Gobierno casi no habla. Hasta el momento, dos personas del gabinete de Iván Duque han opinado sobre el tema”.

Intereses

Navia, afirma en entrevista con Actualícese, que el problema por el que no se ha realizado la reforma pensional es de orden político, por ser un tema inmensamente sensible para los congresistas y sus votantes. “Es totalmente impopular incrementar la edad de jubilación o las cotizaciones, o poner un techo menor de recobro de pensión sobre el último salario”, dice.

La exministra recalca que el avance ha sido muy tímido, debido al factor político. “Sin embargo, es necesario realizar esta reforma con urgencia, para lo cual es imprescindible que se presenten a la opinión pública y, por tanto, a los congresistas, los números claros de las proyecciones futuras y la imposibilidad del Estado para su cubrimiento”. La demagogia política y el populismo plantean lo imposible: mayores gastos a través de subsidios y servicios, y menores ingresos para el Estado, lo cual no resiste ninguna lógica

Protección

Durante un seminario organizado por la ANIF y Asofondos sobre los retos del sistema pensional en Colombia, el viceministro técnico de Hacienda, Luis Alberto Rodríguez, aseguró que la idea es presentar una propuesta para ampliar la protección a la vejez, aumentar la equidad y focalizar mejor los subsidios.

“La situación de pobreza en Colombia se hace más crítica para las personas que llegan a la tercera edad, y por eso tenemos que plantear una cobertura con énfasis en un sistema de protección a la vejez. También, la distribución actual del gasto en pensiones y el sistema de protección a la vejez dejan sin cobertura pensional a cerca de tres de cada cuatro colombianos mayores; hay una concentración de recursos para pocas personas”, dijo durante su intervención.

Por su parte la ministra del trabajo, Alicia Arango, ha afirmado que el tema es inaplazable y debe respetar los derechos adquiridos de las personas y la edad que la ley establece para obtener la mesada. “La reforma pensional es necesaria, pero respetando algunos temas como la edad establecida, la pensión sustitutiva y los derechos adquiridos. Además, se deben acabar los subsidios a las altas pensiones que deben llegar a quienes realmente lo necesitan”, dijo Arango.

Tramitar una reforma pensional es complicado por la cantidad de intereses que hay en juego, y porque es muy difícil que el Congreso legisle en contra de sus propios intereses, ya que es una de las entidades que tiene pensiones más altas.

De otra parte el presidente de Asofondos calificó como muy preocupante la decisión del Gobierno de incluir en la reforma tributaria un impuesto a las cuentas de ahorro individual.

Calificó esta decisión como un “golpe al ahorro”, en un país que tiene un muy bajo nivel en ese rubro. “El ahorro es una gana a gana, el ahorro pensional es bueno para el país y para las personas, que se van a beneficiar de esa capitalización”, sostuvo.

Añadió que con la propuesta se les da un golpe mortal a las pensiones voluntarias, que han contribuido tanto al ahorro de los trabajadores.

De otra parte, también expresó su preocupación por la intención de gravar las pensiones superiores a los $4,8 millones e indicó que ese impuesto solo debe ser para las pensiones subsidiadas altas del régimen público.

Por ello, calificó la propuesta del Gobierno como injusta y pidió que se establezca un impuesto para las pensiones altas y subsidiadas.

En el más reciente balance entregado por la Superintendencia Financiera se dio a conocer el desempeño de los fondos de pensiones. Según dio a conocer Asonfondos el ahorro de los trabajadores afiliados a los fondos de pensiones llegó a $237,4 billones, con rendimientos que llegaron a más de $5 billones en los primeros ocho meses.

Según Montenegro, estos resultados “son excelentes noticias para los 15.3 millones de afiliados cuyos ahorros siguen al alza, aun en medio de un año marcado por las volatilidades del mercado. Estas oscilaciones no deben generar inquietud a los trabajadores puesto que son coyunturales y que, bajo la estrategia de las administradoras de pensiones, se aprovechan para comprar activos a muy buen precio, seguros y rentables en el largo plazo”.