Sin cambios relación Colombia y EU

Foto cortesía
Comercio, lucha contra el narcotráfico y cultivos ilícitos siguen siendo la prioridad en la agenda bilateral

______

El resultado de las elecciones intermedias en Estados Unidos no afectará, para nada, la relación bilateral de Colombia con la Casa Blanca.

Los comicios de esta semana mostraron que la división política interna en el país del norte se mantiene inmodificable, pues ni Republicanos ni Demócratas se hicieron con el control absoluto de ninguna de las dos Cámaras. Es decir, ninguna de las dos colectividades "barrió" con la otra, al decir de los expertos.

Por el contrario, si bien el partido del presidente Donald Trump amplió levemente su ventaja en el Senado, perdió el control de la Cámara baja que, precisamente, ahora será liderada por la carismática Nancy Pelosi, la misma que fuera la principal crítica de George Bush hijo.

Será ella quien pueda inclinar el fiel de la balanza en la relación binacional, pero eso dependerá “de la evaluación que se haga de la relación histórica de Colombia con esta representante Demócrata. Colombia tiene que hacer ese balance urgente para saber a qué atenerse con Pelosi", sostiene el exministro Fernando Cepeda Ulloa.

En el pasado, justamente fue Pelosi una de las más duras críticas del Plan Colombia, de la aprobación del TLC y de la defensa que hizo el expresidente Álvaro Uribe Vélez a varios de los militares señalados por ‘falsos positivos’.

Desde enero próximo, Pelosi, elegida por el Distrito de San Francisco, asumirá la Presidencia de la Cámara de Representantes, donde el Partido Demócrata tiene ahora las mayorías, lo que le da un mayor margen de maniobra para bloquear la agenda legislativa de Trump y, eventualmente, favorecer su política exterior, particularmente con nuestro país.

Cepeda Ulloa recuerda que Colombia siempre ha tenido una relación "armoniosa y fuerte" con Demócratas y Republicanos, pero insiste en que el Congreso de Estados Unidos "juega un papel determinante" en la relación bilateral.

"Si el resultado de esa evaluación es positivo, seguramente Pelosi va a ser decisiva para inclinar el apoyo de la Cámara hacia Colombia", agrega el exdiplomático.

Agenda inmodificable

Por otra parte, aunque quedó aplazada hasta nueva fecha -aún por confirmar- la visita de Estado que Trump tenía prevista realizar a Colombia el próximo 2 de diciembre, es evidente la buena relación con su homólogo Iván Duque.

Así quedó evidenciado en el encuentro que sostuvieron a finales de septiembre pasado en Nueva York, a instancias de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde hablaron de temas comerciales, de la lucha contra el narcotráfico y de la crisis en Venezuela.

Estos mismos temas siguen formando parte de la agenda bilateral y no serán modificados a pesar de los resultados electorales intermedios.

No obstante, la agenda entre los dos países también incluye algunos aspectos que aún faltan por negociarse para formalizar el ingreso de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), relacionados con asuntos laborales, derechos de autor, patentes y la chatarrización de buses.

"Recordemos que el Plan Colombia y el TLC se tramitaron y aprobaron en el Congreso por Demócratas y Republicanos, porque nos consideran un buen aliado de Estados Unidos. Pero hoy la preocupación de Colombia debe ser la lucha contra el narcotráfico y los cultivos ilícitos. Colombia no puede dejar que se narcotice una vez más la relación, no podemos llegar otra vez a la descertificación", agrega el exministro del Interior, Armando Estrada Villa.

La encrucijada de Trump

Las fuentes consultadas por EL NUEVO SIGLO sostienen que el resultado electoral afectará significativamente la relación de Trump con su Legislativo, donde ya el Partido Republicano no es mayoría absoluta.

Y es que en el régimen presidencial, cuando el Presidente no tiene respaldo absoluto de las dos Cámaras se puede presentar el fenómeno del bloqueo a sus iniciativas, o que no sean acogidas por el Congreso. Hay dos temas, por ejemplo, que ya difícilmente pasarán en el Legislativo estadounidense: el régimen de salud y los recursos para construir el muro en la frontera con México.

“Estas dos iniciativas requieren de aprobación de ambas Cámaras. Eso obligará a Trump a ser más mesurado en sus críticas y a dejar de faltarles el respeto a sus contrincantes políticos porque ahora sí necesitará de sus votos", agrega Estrada Villa.

Otro elemento de juicio aporta el exviceministro del Interior, Rafael Nieto Loaiza, quien comparte la tesis de que las elecciones intermedias no tendrán ninguna implicación para Colombia, aún en la eventualidad de que el presidente Trump tuviera intenciones de buscar su reelección.

"Que haya perdido la Cámara no significa que Trump no vaya a ser reelegido. Ahí hay un resultado mixto donde los Republicanos aumentaron el control del Senado, perdieron el control de la Cámara, pero consiguieron gobernaciones clave que mantienen intactas sus posibilidades de reelección. Por eso Colombia debe mantener la misma línea de acción con ambos partidos", señala.

Quizás la única incidencia para Colombia es la "presión" que pudiera ejercer el Partido Demócrata contra el Departamento de Estado en temas puntuales de la negociación de paz con las desmovilizadas Farc o la extradición de algunos de sus antiguos jefes guerrilleros como ‘Jesús Santrich’.

Ahora, es posible que esa presión ni siquiera se dé porque “Trump no se sentaba a negociar ni con la dirigencia de su propio partido como tampoco se prevé que lo hará ahora con los Demócratas”, al decir del exviceministro de la política.

Así las cosas, los tres expertos prevén que las relaciones Colombia-Estados Unidos se mantendrán como hasta ahora, pues también descartan que pudiera darse una revisión del TLC bilateral como había pedido el Partido Republicano el año pasado, pues igual que sucede en Colombia, todo proyecto tiene que ser analizado y aprobado por ambas Cámaras legislativas.

"Conclusión: la relación bilateral no va a cambiar por cuenta de estas elecciones intermedias, pero sí es bueno que Colombia 'se despeluque' un poquito, debemos estar siempre preparados para que no nos tomen por sorpresa", advirtió el exministro Cepeda Ulloa.