Así será el consumidor del futuro

Foto archivo AFP

Sintec realizó un análisis en donde recopiló algunas de las principales tendencias del comportamiento de los clientes y el mercado retail actual para entender los retos más importantes en el futuro.

De acuerdo con esto, fue posible evidenciar que el comprador del futuro exigirá cada vez mayor comodidad y agilidad, dejando inclusive en ocasiones los desplazamientos hasta el punto de venta para buscar el producto deseado. Lo anterior implica que las empresas deberán ofrecerles facilidades de acceso a los productos y rapidez en la atención, así como garantizar la entrega de forma correcta en cantidad, calidad, plazos y lugar.

Las conclusiones de esta recopilación también prevén que el consumidor del futuro buscará cada vez mayor visualización del producto que va a adquirir, así como el nivel de existencias y el precio en tiempo real. Actualmente, ya existe una funcionalidad de Google Home, que permite solicitar al Asistente de la herramienta que ubique la tienda más cercana con existencias del producto deseado. De este modo, el consumidor no realizará ningún desplazamiento en vano, y se dirigirá directamente al punto donde la disponibilidad esté garantizada.

 

Abastecimiento automático

Otra de las tendencias que tomará fuerza en los próximos años es el abastecimiento automático del hogar. Este concepto lo introdujo Amazon en 2015 con su servicio de reabastecimiento DRS (Dash Replenishment Service) para un número contado de marcas que alcanza cerca de 150 en Estados Unidos y el Reino Unido. Con este servicio, los consumidores oprimen un solo botón para hacer el requerimiento y el pedido llega a la plataforma de Amazon, desde donde es atendido y despachado a los hogares. Dentro de esta misma línea, WePlenish viene implementando el IoT-Powered, contenedores inteligentes, para realizar compras de productos de cocina.

En cuanto a ventas presenciales, el análisis de Sintec también concluye que los showrooms cobrarán más importancia en el proceso de compra, ya que estos espacios permiten al cliente interactuar o probar el producto, así como expresar sus inquietudes con asesores de ventas e, incluso, con otros clientes, lo que ratifica el interés del consumidor por tener una experiencia con el producto.

 

Entregas rápidas

De la misma forma, el consumidor del futuro exigirá que la entrega sea cada vez más rápida. Si bien actualmente las entregas nacionales demoran entre dos y tres días, los minoristas buscan reducir de forma significativa este periodo para aumentar su competitividad. Esto ha obligado a empresas como Amazon a planear, en un futuro no muy lejano, entregas en 30 minutos por medio de drones.

En cuanto a las empresas minoristas, que han sufrido cambios profundos en los últimos años debido a factores relacionados con cambios estructurales en los procesos y la tecnología que los habilita, deberán desarrollar una experiencia omnicanal.

Así mismo, el punto de venta para las marcas de retail en América Latina se deberá convertir en un centro de experiencias para el consumidor.

“Con el porcentaje de penetración de Internet en aumento, la disponibilidad de información es cada vez más fácil y masiva, lo que ha dado lugar a una explosión de datos de consumo, permitiendo a las marcas forjar relaciones personales con los consumidores, al ofrecer experiencias y recomendaciones personalizadas. Lograr explotar esta información es y será el principal reto y oportunidad de las empresas”, explicó el director de Sintec para Suramérica, Xavier Velasco.

Para Sintec, un consumidor altamente conectado será otro gran reto para la industria minorista. Promociones personalizadas y directas, interacción con las marcas en espacios diferentes y un sinfín de competidores que incursionan en el mercado con nuevos modelos de negocio, serán las tendencias