INFORME MINEDUCACION
Bogotá mejora en calidad educativa

Foto archivo El Nuevo Siglo

El Ministerio de Educación Nacional dio a conocer los resultados del Índice Sintético de Calidad Educativa[1], considerado el gran ‘termómetro’ nacional frente a retos que tienen los colegios para avanzar en la calidad, como mejorar el desempeño en las Pruebas Saber, la repitencia y el ambiente en las aulas de clase.

En 2018, los resultados vuelven a situar a Bogotá en el top 5 de capitales con mejores resultados, superando el promedio nacional en los tres niveles evaluados. En básica primaria, el país obtuvo 5.67 puntos y Bogotá 6.23; en básica secundaria, Colombia alcanzó 5.76 y la capital 6.51 y en educación media los promedios fueron de 5.94 y 6.95 respectivamente.

Según el alcalde Enrique Peñalosa, estos datos evidencian la priorización del sector educación durante su gobierno y la definición de una política integral que tiene como máxima prioridad la felicidad de las niñas, niños y jóvenes.

“Hemos invertido cerca de 10,5 billones de pesos para cambiar realidades con hechos concretos. Y esto incluye poner el foco en fortalecer las competencias, saberes y habilidades de los estudiantes, pero también en mejorar sus condiciones de bienestar, los ambientes de aprendizaje y los entornos escolares”, aseguró el alcalde.

La secretaria de Educación del Distrito, María Victoria Angulo, agregó que estos “son logros emocionantes, resultado de un trabajo decidido y en equipo con maestros, familias, entidades, organizaciones y actores de la sociedad civil, que hoy nos reta a continuar por la ruta de la excelencia”.

En el marco de la entrega de los resultados alcanzados por el país en el Índice, el Ministerio de Educación Nacional realizó un reconocimiento a los colegios oficiales del país que lograron el mayor progreso entre los años 2015 y 2018 en los tres niveles.

El colegio distrital Entre Nubes Sur Oriental, de la localidad de San Cristóbal de Bogotá, fue reconocido por su progreso en educación media, pues su ISCE aumentó 5,09 puntos, pasando de 2,45 en 2015 a 7,54 en 2018.

Retos y logros por la calidad educativa

En lo que va del gobierno de Enrique Peñalosa, Bogotá redujo la deserción (2,1 %) y el analfabetismo (1,6%) a sus tasas más bajas de los últimos años. Logró que más de 6 mil personas regresaran a las aulas buscándolas puerta a puerta y garantizó el acceso y la permanencia de poblaciones diversas y vulnerables con la oferta más amplia deeducación inclusiva del país.

Asimismo, se consolidó un portafolio de cualificación para las maestras, maestros y directivos de los colegios oficiales con énfasis en la innovación educativa. Más de 9.000 docentes ya se han beneficiado de esta oferta de programas de formación inicial, posgradual y permanente en universidades acreditadas de alta calidad y con financiación entre el 70 y el 100 % por parte del Distrito.

En el marco de esta apuesta integral por la calidad de Bogotá, se pusieron en marcha planes para fortalecer las competencias de las niñas, niños y jóvenes en lectura, escritura, matemáticas, ciudadanía, segunda lengua y tecnología.

Entre ellos, el Plan Distrital de Lectura y Escritura ‘Leer es Volar’ en 126 de las 385 instituciones educativas distritales y el Plan Saber Digital que se implementa en todos los colegios oficiales para promover el acceso apropiado a las tecnologías, beneficiando a la fecha a 68.940 estudiantes, 19.150 docentes y 1.149 directivos docentes.

 

En este marco, la capital también ha aumentado la cobertura de estudiantes en Jornada Única de 4 a 11,98 % para ofrecer más aprendizajes y fortalecimiento de los saberes esenciales para la vida de más de 94 mil estudiantes.

La secretaria de Educación destaca estos avances y enfatiza en que, además, la ciudad tiene el mandato de garantizar para las niñas y niños las mejores condiciones de bienestar y seguridad, en donde se incluyen los ambientes dignos de aprendizaje, la alimentación escolar de la más alta calidad y la seguridad de los entornos escolares, entre otros.

En este sentido, a la fecha se han intervenido 133 sedes de colegios con mejoramientos a su infraestructura; se han entregado 11 colegios y actualmente hay 20 frentes de obras abiertos para cumplir la meta de entregar 62 instituciones en el periodo, 30 totalmente nuevas y 32 restituciones.

Además, se consolidó el Programa de Alimentación Escolar como ejemplo de transparencia y calidad en el país, con la mejor calificación por parte del Ministerio de Educación; y avanza en la implementación del Programa Integral de Mejoramiento de Entornos Escolares que articula esfuerzos de entidades de orden nacional y distrital para garantizar la seguridad y el bienestar de los estudiantes dentro y fuera de las aulas.

El alcalde destaca que estas son condiciones que tocan las vidas de las niñas y niños propiciando mejores desempeños en las pruebas estandarizadas y en el avance de los retos del Índice Sintético de Calidad Educativa, como el ambiente escolar.

“Cuando hablamos de calidad en Bogotá, hablamos de una educación que tiene como propósito la felicidad. Por eso, trabajamos para promover el desarrollo integral de las niñas y los niños, para que tengan trayectorias completas y nuevos y emocionantes proyectos de vida. Avanzamos y seguiremos para que la educación pública sea cada vez más digna y con más calidad”, concluye el alcalde.