Brote de paros cerca a elección presidencial

Foto archivo Fecode
Hace unos días los docentes pararon por 48 horas; ahora lo hacen campesinos del Cauca, en ambos casos reclamando incumplimientos de acuerdos firmados. Los promotores aseguran que estas movilizaciones nada tienen que ver con los comicios de este 27 de mayo

___________

La semana anterior, los profesores adelantaron un paro nacional de 48 horas porque según ellos, el Gobierno no ha cumplido los acuerdos a los que se comprometió en 2017.

En tanto que el lunes pasado arrancó en el Cauca un paro convocado por la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC) en este departamento, también aduciendo incumplimientos del Ejecutivo.

Llama la atención que todo esto suceda a pocos días de los comicios presidenciales, al punto que algunos han señalado que este tipo de movilizaciones por estos días tienen en realidad fines electorales.

Mientras que los sectores que impulsan estas movilizaciones aseguran que esto no es cierto y que las demandas sociales por su urgencia, no pueden esperar para realizarse a que pasen las elecciones ni hasta que llegue el nuevo presidente.

En febrero pasado, cuando los maestros anunciaron su decisión de ir a paro, como efectivamente se produjo en la semana anterior, la ministra de Educación Nacional, Yaneth Giha, dijo que “espero que la educación de los niños sea sagrada y que éste derecho fundamental se respete y no se ponga en juego por cuenta de los temas políticos que hoy están andando en el país. Hago un llamado a Fecode para que siempre nos ayude a blindar de la política la educación de los niños de Colombia”.

El presidente de Fecode, el profesor Carlos Enrique Rivas, indicó ayer a EL NUEVO SIGLO sobre la explosión de paros cerca a las elecciones presidenciales que “por lo que estamos peleando es por el incumplimiento del acuerdo que fue pactado el año pasado. No estamos utilizando ni utilizamos el paro para ese tipo de circunstancias. Tenemos otros escenarios, que ni son el paro ni tampoco son la cátedra en las instituciones educativas. Lo hicimos para reclamarle al Gobierno”, es decir, el incumplimiento con los puntos de este acuerdo, dijo.

Añadió Rivas que “en el caso concreto del Catatumbo, en el caso específico de los campesinos y de los indígenas en el Cauca, esos son paros por la irresponsabilidad del Gobierno frente a los acuerdos que pacta con los trabajadores y que pacta con la sociedad civil”.

Agregó que reclaman a este Gobierno, pues fue con él que firmaron los acuerdos para mejorar las condiciones laborales y en salud de los profesores, así como otros puntos que tienen que ver con cualificar el servicio de educación; pero también lo harán a la entrante administración si no atiende sus peticiones.

“El acuerdo es ley para las partes a la luz de los convenios y de los tratados internacionales. Este Gobierno no ha cumplido; con el que llegue arrancamos también con un conflicto de carácter laboral. Por eso no pueden decir que como acabó de entrar un gobierno, el que sea, entonces no podemos pelear porque le correspondía era al gobierno anterior. Es una responsabilidad del Estado y como es responsabilidad del Estado pues es una responsabilidad del gobierno que llegue”.

Por su parte Marco Romero, politólogo y docente, dijo a este Diario que no cree que esta oleada de paros tenga inspiraciones políticas, “creo que en general las movilizaciones sociales son legítimas en cualquier momento”.

No obstante dijo que lo que sí podría pasar es que “mucha gente busca aprovechar el momento de las elecciones, que es un momento en que el país y toda la sociedad está pendiente de la agenda pública, de los debates públicos. Si se mira bien hay un esfuerzo de muchos sectores por posicionar sus temas en la agenda política. Entonces me parece que hay que verlo con naturalidad, me parece que es normal que se den esas movilizaciones y seguramente buscan impactar la agenda de los candidatos o que se fijen en los temas de los movimientos sociales por este tiempo”.

Mientras que el exministro Carlos Holmes Trujillo consideró que “lo que se conoce públicamente indica que son movilizaciones a consecuencia de los incumplimientos del Gobierno. Eso lo que demuestra es que hay que mantener una política de diálogo permanente con los distintos sectores sociales del país. Por supuesto que soy amigo de las movilizaciones democráticas, pero enemigo del brote de violencia que pueda presentarse.

 

En Cauca

El lunes pasado  arrancó en el Cauca un paro convocado por la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC) en este departamento, también aduciendo incumplimientos del Ejecutivo. Se empezaron a reunir delegaciones de diferentes municipios en el norte de esta región del país y según los organizadores, seguirán llegando comunidades. No se descarta que en desarrollo de la protesta en las próximas horas se puedan presentar bloqueos de la vía Panamericana.

ANUC Cauca indicó que la protesta se origina porque el Gobierno no ha cumplido con un acuerdo en 2014 que permitió levantar un paro que en este departamento y otras regiones del país se extendió por varias semanas.

“Con la declaración del día 24 de abril de paro cívico de los campesinos organizados de la ANUC Cauca, a partir del 14 de mayo de 2018, esto como respuesta al incumplimiento del Gobierno Nacional frente a los acuerdos firmados con la ANUC Cauca, que el balance del cumplimiento de los acuerdos firmados por parte del Gobierno con la ANUC, en su gran mayoría está por debajo del 30%”.

Añade que “de igual manera consideramos un trato discriminatorio para los campesinos cuando el Gobierno a través de resoluciones y decretos coloca a los victimarios como población especial para el acceso a la tierra, cuando a las víctimas que se supone son el centro de los acuerdos de La Habana, no les están cumpliendo y tampoco se nos reconocen derechos”.

Además, los campesinos del Cauca exigen al Gobierno una política pública para la sustentación de los precios del café de pequeños productores, así como el reconocimiento de los labriegos como sujetos de derecho.