CONCEJO CONSIDERA QUE SON ALTOS E INJUSTIFICADOS
Denuncian elevados gastos en arrendamientos de inmuebles

Foto cortesía.

Gastos elevados por el arrendamiento de inmuebles, fueron denunciados en el Concejo de Bogotá, en un debate de control político. El propósito era evaluar el cumplimiento de la normatividad de austeridad por parte del Distrito Capital.

Los concejales Marco Fidel Ramírez, Celio Nieves y Álvaro Argote afirmaron que, si bien la Administración necesita espacios que garanticen  el óptimo desarrollo de las actividades misionales, los gastos por cuenta de dichos arriendos son excesivos e innecesarios.

Por un lado, el concejal Ramírez señaló que entre el 2015 y 2017 la Administración gastó más de $100 mil millones en arrendamientos y asegura que a diciembre del 2018 el Gobierno alcanzará los 50 mil millones de pesos.

 

Incrementos

A su vez, el concejal Nieves afirmó que las entidades que demuestran un mayor incremento en el gasto de arrendamientos por cambio de sede son la Secretaria de Seguridad, Transmilenio, Secretaría de Gobierno, entre otras.

Así mismo, el concejal Argote cuestionó el incremento del canon de arrendamiento de Aguas de Bogotá de 2017 a 2018, teniendo en cuenta que ya no presta el servicio de recolección de basuras. Adicionalmente solicitó que la Administración realice un cruce de los bienes del Distrito para verificar su estado y evaluar la posibilidad de utilizarlos como espacios de funcionamiento para las entidades Distritales.

Entidades como el IDPC que aumentó 21 veces sus gastos de arrendamiento, la ERU e Idartes que lo hicieron once veces, y la Secretaría de Gobierno nueve veces, lideran las entidades que más aumentaron sus gastos de arrendamiento en los últimos tres años, triplicando en promedio el aumento por este tipo de gastos en la actual administración distrital.

 

Despilfarro

Para José David Castellanos, concejal de Cambio Radical, es inaudito que se despilfarren los recursos de esta manera: “de acuerdo a información emitida por la Secretaría de Hacienda, identificamos que son diez entidades las que aumentaron sus gastos de arrendamiento, nueve, once y hasta 21 veces, incrementos que no tienen ninguna justificación”.

Señaló que “resulta increíble, por ejemplo, que el Instituto de Patrimonio haya aumentado el rubro de arrendamiento en un 22,19%, 21 veces más de lo gastado en 2015; es inadmisible que la Secretaría de Gobierno haga lo propio en un 894%, nueve veces más, y otro caso es el de Aguas de Bogotá, que siendo una empresa en liquidación, gasta el triple por ese concepto, incrementándose en un 228% de 2015 a 2018”. 

El cabildante propuso un proyecto de autoridad del gasto, y esto es una situación que le causa inquietud: “veo poca voluntad por parte de la administración para abordar este tema, puesto que recientemente recibí concepto negativo para esta iniciativa, porque según sus respuestas, ya se estaban adelantando e implementando medidas para la reducción del gasto en todo el Distrito”.