Kelloggs cierra operación en Venezuela

Foto Anadolu

La compañía Alimentos Kellogg, SA, en su sede de Venezuela informó este martes que “se vio forzada a cesar sus operaciones en el país” a partir de este martes.

La multinacional dio a conocer la noticia en un escueto comunicado en el que no explica la razón del cierre, pero afirma que “el pago completo de los salarios, beneficios y prestaciones sociales por virtud de la terminación laboral ha sido debidamente depositado en las cuentas de nómina de los trabajadores”.

Fuentes cercanas al sector afirman que este cierre afecta a más de 500 trabajadores.

La empresa ya había indicado, en un informe del último trimestre de 2017, que estaba sometida a un “empeoramiento de nuestro acceso a materiales clave como consecuencia de las restricciones actuales”, lo que significó una caída de su producción.


Sin embargo, horas después se pronunció el presidente Nicolás Maduro confirmando la intervención de su gobierno en la sdubsidiria de esta empresa estadounidense.

"¿Qué hizo el gobierno revolucionario? Llegaron inmediatamente el ministro del Trabajo y los ministros de la economía, abrieron la empresa, se la hemos entregado a los trabajadores y la empresa está produciendo con la clase obrera industrial", dijo Maduro durante un mitin.

Maduro, en campaña para la reelección en los comicios del próximo domingo, sostuvo que la decisión de Kellogg es parte de la "guerra de las transnacionales y del imperialismo".

"Hoy en Maracay la empresa Kellogg, en manos de unos inversionistas mexicanos, amaneció con las puertas cerradas y le depositaron en las cuentas las prestaciones sociales a los trabajadores, lo cual es absolutamente inconstitucional e ilegal", subrayó.

"¿Por qué lo hacen hoy? porque estamos a cuatro días de las elecciones y ellos creen que el pueblo se va a asustar. ¡Imperialistas, oligarcas, a este pueblo no lo asusta nadie! Este pueblo tiene un presidente y un gobierno que lo protege y la empresa Kellogg va a seguir produciendo ahora en manos de la clase obrera", lanzó en medio de aplausos de una multitud.

El presidente venezolano anunció además que el gobierno iniciará acciones judiciales para que se libre orden de captura internacional "contra los dueños, accionistas de la empresa Kellogg y paguen en los tribunales".