MÚSICA DE CONTRASTES CERRARÁ FESTIVAL DEL TE4ATRO LIBRE
Minimalismo melódico de jazz con Espen Eriksen Trío

Foto cortesía

UNA CREACIÓN tan única como su sonido ya que logra al combinar los sonidos naturales del jazz con otras influencias creando un minimalismo melódico, es el más reciente trabajo de Epsen Eriksen Trío, la banda elegida para cerrar el Festival Internacional de Jazz del Teatro Libre.

Perfectly Unhappy es el nombre del disco, el cual presenta ocho nuevos temas del pianista Espen Eriksen, quien junto con el contrabajo de Lars Tormod Jenset y la batería de Andreas Bye crean unas melodías excepcionales. Además esta producción contó con la participación de uno de los principales saxofonistas de Europa, Andy Sheppard.

Espen Eriksen Trio es una banda de jazz noruega creada en 2007. En 2010 lanzaron su primer disco You Had Me At Googbye, al que le siguieron dos discos más. La música se basa en temas altamente melódicos y un enfoque "menos es más", a menudo acreditado por su voz única en la escena del jazz de hoy en día por la prensa internacional.

EL NUEVO SIGLO habló con Espen Eriksen, pianista y compositor del grupo

ENS.- ¿Qué representa el Jazz para usted?

ESPEN ERIKSEN.- Para mí el Jazz representa un cierto enfoque para hacer música. Una perspectiva que se hace con improvisación, espontaneidad y la libertad de expresarse. Aunque he estudiado y tocado los estilos canonizados de jazz americano y amo este tipo de música, no es mi lengua materna. Yo pienso que para crear algo original no puedes ser una copia. Así que en vez de tratar de ser un músico de jazz americano, yo trato de ser fiel a mis propias experiencias, gustos y disgustos y toda la música que me ha moldeado como un músico y un compositor. Así que puedes decir que el jazz es la base de mi música, pero no permito que se ponga en el camino de traer elementos de otros estilos como la música folk clásica noruega o pop / rock. Y el jazz también ha sido siempre una forma de música que se ha fusionado con todo tipo de música.

ENS.- ¿Cómo usted define su estilo de música?

EE.- La música del trío es muy melódica y a menudo lírica. También tiene un cierto enfoque de "menos es más" en el sentido de que tratamos de eliminar todo lo que no mejora las melodías o nuestras historias musicales. No nos interesa presumir, solo por el mero hecho de hacerlo. Al mismo tiempo, subyacente a este "minimalismo melódico", las capas armónicas y rítmicas a menudo pueden ser bastante avanzadas y contrastantes, lo que le aporta cierta profundidad. Supongo que en los conciertos estiramos más las diferentes partes de la canción y tenemos un espacio aún mayor, desde el más silencioso al más alto. Sin embargo, en los discos nos gusta mantener una versión más refinada de nuestras canciones.

 

ENS.- Acaban de lanzar “Perfectly Unhappy”, ¿Qué sonido ustedes pusieron en este trabajo?

EE.- Este álbum es especial porque es nuestro primer disco trabajando junto con otro músico, el famoso saxofonista inglés Andy Sheppard. Primero tocamos juntos en Londres en el 2016 y desde las primeras notas quedó claro que era una combinación perfecta. Después del tour en Noruega y Corea del Sur el otoño pasado, hicimos la grabación.

Supongo que nuestro estilo típico está muy presente también en este disco. Por otro lado, los arreglos y la interacción se vuelven un poco diferentes con un instrumento más en la banda. Por ejemplo, estoy acostumbrado a tocar casi todas nuestras melodías en el piano, pero cuando Andy las toca, me veo obligado a buscar nuevos enfoques en el piano. Para nosotros ha sido, y sigue siendo, una emoción tocar con uno de los mejores saxofonistas de Europa que comprendió intuitivamente nuestra visión musical y continuamente contribuye a nuevas formas de realizarla.

 

ENS.- ¿Cómo ustedes pueden estar “perfectamente infelices”?, ¿Por qué escogieron ese nombre para el disco?

EE.- El título es un poco irónico y me estoy burlando de mí mismo. Soy un poco melancólico, pero no necesariamente del tipo depresivo. No sé si se trata de un fenómeno nórdico, pero mi experiencia es que un poco de tristeza o melancolía en la noche acompañado de una copa de vino, mirando al aire libre, recordando o simplemente siendo, puede ser bastante placentero. El título también es un comentario sobre cómo mis canciones, con suerte, pueden ser melancólicas y estimulantes al mismo tiempo. Supongo que también tiene que ver con mi fascinación por los juegos de palabras y por cómo las situaciones en la vida pueden evocar sentimientos contrastantes. Raramente hay algo que sea feliz o triste y me gusta el arte que refleja esto.

ENS.- ¿Los colombianos podremos ver algo de su nuevo trabajo en la presentación del Festival Internacional de Jazz o será acerca de su disco “Never Ending January”?

EE.- En realidad, en los conciertos siempre interpretamos todos nuestros discos. A pesar de que Andy Sheppard está tocando en "Perfectly Unhappy", ya hemos tocado en conciertos con todas las canciones de este álbum sin él. Tenemos alguna idea sobre qué canción queremos tocar en Bogotá, pero también nos gusta estar en el lugar antes de finalizar la lista. Entonces, después de nuestra prueba de sonido en el Teatro Libre, vamos a saber qué canciones tocar. También creo que es bueno elegir canciones de muchos registros diferentes, porque entonces siempre tienes algo de material para que te sientas fresco.

ENS.- ¿Cómo ustedes mezclan los sonidos del piano, el contrabajo y la batería para crear una melodía única?

EE.- Aunque todavía estamos evolucionando como banda, gran parte de nuestro sonido ya estaba presente en nuestro primer disco de 2010. A veces pensamos más en decidir qué elementos no incluir en la música que en definir la forma específica en que queremos tocar juntos. Creo que tanto mis composiciones como nuestra forma de tocarlas se trata de quitar capas hasta llegar al núcleo. En este punto, después de tocar juntos por más de 11 años, casi nunca discutimos los arreglos. Todos confiamos en que las composiciones tendrán su forma "natural" después de tocarlas por un tiempo. Para ser más técnico, nuestro sonido depende de la parte del tambor que Andreas (Bye) ejecuta de forma muy dinámica y rara vez utiliza palos regulares, sino que toca la batería con sus manos, cepillos y blastick. En el bajo, Lars Tormod (Jenset) interpreta líneas muy melódicas y muy a menudo usa el arco cuando construimos grandes acordes de tensión. En el piano, me gusta organizar las melodías con una mano izquierda más activa, así que en lugar de simplemente colocar el acorde, trato de encontrar arreglos y líneas que recorran las secuencias de armónicos.