Off the record

Foto archivo El Nuevo Siglo

Decisión que de debilita

 

Siguen los ecos a la decisión del excandidato presidencial Sergio Fajardo de no volver a presentarse a una contienda por la Jefatura de Estado. Para algunos dirigentes de la Alianza Verde la decisión no solo fue sorpresiva sino que podría ser contraproducente para los planes de mantener vigente la llamada “Coalición Colombia” entre esa colectividad, en el movimiento Compromiso Ciudadano y el Polo Democrático.  “…Con una votación como la de Fajardo no se puede anunciar una jubilación política anticipada… Todo lo contrario, ese alto apoyo popular hay que hacerlo sentir y traducirlo en liderazgo para las elecciones regionales y locales de próximo año, el manejo de la bancada y las grandes decisiones políticas de cara a la segunda vuelta… Si Fajardo no quiere ser de nuevo candidato presidencial podía haber aplazado ese anuncio por tres años y entonces sí comunicarle al país y a la coalición que se perfilaran nuevos liderazgos… Hacerlo ahora debilita la coalición porque le quita a su líder más caracterizado y fuerte electoralmente”, le dijo a EL NUEVO SIGLO un dirigente de las toldas verdes.


Sigue al mando

 

Y hablando de las reacciones al resultado electoral del pasado domingo, sobre todo por las especulaciones en torno a si Germán Vargas Lleras se retiraría de la actividad política, como algunos parecieron derivarlo de sus declaraciones aceptando la derrota en las urnas, un senador de Cambio Radical indicó que el ahora excandidato presidencial “sigue más vigente como nunca” y prueba de ello es que el mismo lunes ya hizo una primera reunión con la bancada de su partido y se tomaron decisiones importantes frente a la estrategia para la segunda vuelta.  “…Los políticos de casta no se empequeñecen ni atortolan ante los reveses electorales, sobre todo cuando su carrera ha estado llena de triunfos”, dijo el parlamentario a varios periodistas.

 

¿Culpa de Santos?

 

No cayeron muy bien en la Casa de Nariño los análisis que señalaron que uno de los grandes derrotados en la jornada del domingo pasado fue, precisamente, el presidente Juan Manuel Santos, ya que las dos fórmulas de candidatos provenientes del Ejecutivo, e incluso con tiquetes vicepresidenciales que fueron sus ministros, quedaron en cuarto y quinto lugar en las urnas. Según trascendió en fuentes palaciegas, al entorno más cercano a Santos le pareció injusto que le achacaran parte de la culpa del mal desempeño electoral de Vargas Lleras y De la Calle.

 

Movidas en partidor

 

Siguen las especulaciones sobre el impacto del resultado de las presidenciales en el tempranero partidor de los candidatos a la Alcaldía de Bogotá el próximo año. Por ejemplo, en los corrillos políticos se dice que una fracción de la Alianza Verde estaría dispuesta a respaldar la candidatura de Gustavo Petro para la segunda vuelta del 17 de junio a cambio de que éste se comprometa a apoyar la aspiración del saliente senador Antonio Navarro para suceder a Enrique Peñalosa en los comicios de octubre del próximo año. Como se sabe Petro y Navarro provienen de las mismas toldas del M-19, luego coincidieron en el Polo e incluso el político nariñense fue el primer secretario del Gobierno del exmandatario en la Alcaldía capitalina.

 

Galán va que va…

 

También se rumora en los corrillos políticos bogotanos, que el saliente senador Carlos Fernando Galán tiene firme su intención de aspirar a la Alcaldía el próximo año, pero ya no a nombre de Cambio Radical sino de una candidatura por firmas que le permita convocar un espectro más amplio de apoyos partidistas y de distintos sectores ciudadanos. La baja votación de Vargas Lleras en Bogotá, el domingo pasado, ha dado pie para que algunos analistas traten de quitarle piso a una eventual aspiración de Galán, pero se espera que con el pasar de los meses ese efecto se vaya diluyendo y la contienda por el Palacio Liévano adopte sus propios ritmos y escenarios políticos.