Sube intensidad y tono de campaña presidencial

Foto cortesía
A medida que pasan los días, la campaña presidencial sube el tono de los mensajes divulgados en las redes sociales.

_______

Vargas Lleras pide juego limpio

 

Una polémica se suscitó con la divulgación en redes de la campaña del derechista Iván Duque, así como del izquierdista Gustavo Petro, de un video en que el candidato de centro-derecha Germán Vargas Lleras supuestamente empuja a una persona durante su gira por Chocó.

“Siguen con los ataques personales. Ahora, por medio de un video descontextualizado y una coordinada acción de ejércitos digitales, intentan hacerle creer a los colombianos que empujé a una señora en mi visita al Chocó. Nada más falso”, sostuvo Vargas Lleras, trinando luego la grabación completa y precisando que “en este video es claro que no fue así”.

Vargas Lleras les pidió “a los candidatos Gustavo Petro e Iván Duque que tomen control de sus equipos y detengan estos ataques. De nada sirve firmar pactos de no agresión si no se da una instrucción expresa a sus seguidores de no falsear la realidad”.

E indicó que “en los últimos días se han inventado cadenas de Whatsapp con cosas tan absurdas como que mi patrimonio asciende a 78 billones de pesos. También dijeron que había empujado a un periodista en Tunja. Nunca ocurrió. El supuesto afectado salió a desmentir los hechos”.

Y manifestó que “les pido a los candidatos que pacifiquen a sus seguidores. Más ideas, menos peleas. Ya destruyeron nuestra sede en Cúcuta y sabotearon un evento de cultura de mi hija Clemencia. Llamemos a la calma en este debate electoral para no lamentar tragedias”.

De otra parte, durante un debate el aspirante presidencial respondió “sin eufemismos la pregunta sobre por quién, de los aquí presentes y ausentes, no votaría. No lo haría por Gustavo Petro. Representa un proyecto populista radical, impracticable. Camino seguro a lo que ocurre en Venezuela”.

 

De la Calle también se endurece

Cortesía

Por su lado, Humberto de La Calle también endureció su lenguaje en redes sociales al trinar que “en nuestro gobierno se acabarán los Ñoños y los Lyons. Colombia será un país donde los corruptos no querrán vivir. Respetaré a los congresistas y su deseo de desarrollo para sus regiones, pero aquel que me pida mermelada lo saco de mi oficina y lo denuncio públicamente”.

El exvicepresidente De la Calle reiteró su queja de que “muchos aseguran que soy el mejor candidato, pero que no van a votar por mí porque no voy a ganar. Eso es un sofisma: si votan, gano”.

Anotó de la misma manera que “el trabajo por las libertades y los derechos ha regido mi vida. El aplauso que recibí cuando terminó la Asamblea Nacional Constituyente me llenó de orgullo, pero la tarea no acabó ahí. Buscar una sociedad abierta es lo que debemos consolidar hoy”.

En el Valle del Cauca dijo además que “junto a la dirigencia liberal de Buga buscamos retomar la vocación transformadora del liberalismo. Es el momento para que caminemos juntos por el centro del espectro político, que dejemos de lado los extremos y la polarización. Construyamos un país donde quepamos todos”.

 

Duque le responde a Timochenko

Cortesia

Duque, quien estuvo en Paipa (Boyacá), le respondió al presidente del partido Farc, Rodrigo Londoño (Timochenko), la invitación que le hiciera al senador Álvaro Uribe, líder natural del Centro Democrático, a que comparecieran juntos ante la Comisión de la Verdad.

El candidato Duque señaló que Colombia no aguanta más a los terroristas posando de prohombres: “Primero hay que darle la cara a Colombia y cumplirle a los colombianos y cumplirle a la justicia antes de hablar de la moral. Yo le puedo hablar al señor a los ojos y decirle que jamás he cometido un ilícito”.

Luego de que Londoño le ripostara que “no fue a usted a quien invité a presentarse junto a mí” y que “usted debiera presentarse a la Fiscalía a explicar su viaje a Brasil, acompañando a Óscar Iván Zuluaga, a entrevistarse con un publicista de Odebrecht”, Duque manifestó que “yo no tengo como interlocutor criminales. Rodrigo Londoño es un criminal y es un criminal condenado. Yo lo que le puedo decir a él mirándolo a los ojos, es que yo en mi vida he cometido un crimen y estoy siempre dispuesto a ir donde me llamen, porque como no tengo rabo de paja…yo me puedo acercar a la candela”.

Manifestó Duque que “en cambio yo sí le digo a él, que si quiere seguir burlándose de los colombianos, que cuándo va a entregar la información sobre narcotráfico, que cuándo va a entregar información sobre los niños reclutados, que cuándo va a presentarse ante la justicia, que cuándo va a cumplir las penas, que cuándo va a decir toda la verdad, que cuándo va a entregar todo su patrimonio para reparar a las víctimas”.

Frente al tema de Jesús Santrich, Duque sostuvo que “es un mafioso, fue capturado por mafioso, es solicitado en extradición por mafioso y lo tienen que extraditar por mafioso. Y una vez cumpla sus penas, que venga a Colombia a cumplir las penas por lesa humanidad”.

 

Fajardo por la limpieza política

Cortesía

Entre tanto, Sergio Fajardo manifestó en sus redes sociales que “las urnas están a la vuelta de la esquina” y que “desde el análisis político se califica a Fajardo como un líder independiente, descontaminado, descontaminante y con gran capacidad de construir grandes equipos de trabajo”, augurando que “será Colombia la que decida”.

En la costa Pacífica, Fajardo declaró que “acá ya demostramos que el voto libre puede derrotar a las maquinarias más grandes de este país. En el 2010, la Ola Verde derrotó a Juan Manuel Santos, el de Uribe, en Buenaventura. Ahora le toca a Colombia”.

 

Petro contra el uribismo

Cortesía

Petro trinó en contra de la campaña uribista, señalando que allí “uno cree que los pobres son pobres por vagos. Otro es el responsable de la muerte de miles de jovencitos para ser presentados como bajas. El otro quemaba libros y representa la edad media hoy en Colombia. El otro sólo repite de memoria discursos”.

Y puntualizó que “aquí está el cartel de Odebrecht en Colombia. Uno visitaba a Pablo Escobar en la cárcel, el otro es abogado de paramilitares, el otro los propició”.