Off the record

Foto archivo

No están muy a gusto en el partido Conservador con algunas actuaciones de las directivas de la colectividad, cuyas declaraciones a la prensa en torno al acuerdo programático que la bancada parlamentaria autorizó, la semana pasada, con el candidato presidencial Germán Vargas Lleras, lejos de dar claridad a las bases partidistas sobre el futuro inmediato, las han terminado confundiendo. “… Mañana (hoy) el Directorio tiene que pronunciarse y tiene dos opciones… La primera, respetar la voluntad de las mayorías de la bancada y confirmar la alianza de carácter institucional con Vargas  Lleras… La segunda, violar el mandato de la bancada, fracturando  el partido y dejando en libertad a los congresistas y dirigentes de apoyar al candidato que más les parece… Si pasa lo segundo, el Directorio, en un acto de mínima coherencia, deberá dar un paso al costado porque estaría evidenciando su mayor fracaso y la falta de autoridad y capacidad de convocatoria”, dijo un parlamentario conservador en charla confidencial con un periodista de EL NUEVO SIGLO.

Ni mármol ni piedra (I)

En la cúpula gremial hay preocupación porque todos los candidatos presidenciales se han mostrado muy cautos respecto a subir durante su eventual gobierno la edad pensional o el monto de semanas de cotización, pese a que todos los diagnósticos y estudios del sector público y privado advierten que si no se procede en esa dirección, el sistema de jubilación de los colombianos hará implosión  en pocos años porque la sostenibilidad financiera, incluso con un modelo de muy baja cobertura como el colombiano, peligraría a mediano plazo.

Ni mármol ni piedra (II)

Incluso uno de los principales dirigentes empresariales, medio en serio y medio en broma, alcanzo a decir, en una conversación informal con periodistas del área económica, que “lo mejor para la economía del país era esconder el mármol y la piedra”. Esto en relación a que algunos de los aspirantes de la Casa de Nariño han dicho que están dispuestos a  esculpir o firmar sobre mármol o piedra que no van a tocar la edad pensional ni el piso de las semanas de cotización para acceder a una jubilación. “Acuérdense de lo que pasó a esta gobierno con esa clase de promesas sobre reformas como la tributaria”, precisó.

La promesa de los nuevos

Varios senadores electos por primera vez están pensando en la posibilidad de que todos los debutantes el próximo 20 de julio firmen una especie de “declaración de principios” en la que se comprometerían a una serie de pactos básicos en materia política, económica, social, institucional, de lucha contra la corrupción y de otros aspectos. Un pacto de carácter multipartidista. Según se lo dijo a EL NUEVO SIGLO uno de esos nuevos parlamentarios “… la idea de esa declaración, que todavía está en borrador y solo se oficializaría si consigue las suficientes firmas, es evidenciar que el nuevo Congreso y los nuevos congresistas vienen con un ánimo real y comprometido de renovación, sin importar el partido por el que lograron sus curul”.

Acuartelamiento proselitista

El próximo viernes arranca el último mes de la campaña presidencial de cara a la primera vuelta. Se sabe que en los diferentes cuarteles proselitistas la orden es una sola: 24 horas de trabajo sin descanso de sábados o domingos.  Incluso se han activado batallones completos de colaboradores y expertos para mover en todas las redes sociales el nombre y las propuestas de sus respectivos candidatos. No pocos expertos en estrategia electoral en internet son de la opinión de que la población más joven suele definir su voto muy cerca del día de las urnas y por eso las campañas están alistando una ofensiva final en ese aspecto.