DEBATE SOBRE EL SISTEMA EN EL CONCEJO DE BOGOTÁ
Pérdidas por colados en TM: $36.000 millones

Foto archivo El Nuevo Siglo

Pérdidas cercanas los $36.000 millones anuales alcanza el sistema de transporte masivo de Transmilenio por efectos de los pasajeros que no pagan el pasaje. Es decir, que cada día se pierden $3.000 millones.

Esta situación quedó al descubierto durante un debate de control político en el Concejo de Bogotá. En el mismo se destacó que según el Código Nacional de Policía, la multa por evasión es de $208.333. Entre el 1 de enero y el 5 de Junio se han impuesto 6.400  comparendos por no pagar el pasaje.

El dinero invertido por la Administración Distrital desde 2016 para temas de cultura ciudadana en Transmilenio, que asciende a los $19.052 millones de pesos, no se ha visto reflejado en cambio de comportamientos y por el contrario, es creciente el número de colados que a 2017 ya era de un millón trescientos treinta y nueve mil al mes.

El concejal Jorge Torres señaló que en los últimos tres años, según ‘Bogotá cómo vamos’, sólo uno de cada cinco bogotanos se siente satisfecho con Transmilenio; sin embargo, esta cifra no concuerda con la medición del Sistema que indica un nivel de satisfacción del 60%.

 

Inversiones

Frente a la problemática, el cabildante agregó que “la pregunta que nos formulamos es quién paga el pato del fracaso de la estrategia de cultura ciudadana en Transmilenio porque lamentablemente se han invertido aproximadamente 20 mil millones de pesos en lo corrido de esta Administración que valga decirlo, es muy poca plata y lo más visible ha sido la inversión en la campaña del ‘Pato’; pero lamentablemente en las mediciones que se realizaron en 2017 no tuvo ningún efecto, ningún impacto y no se transformaron los comportamientos”, indicó el concejal Torres.

Otro de los problemas que reflejó el Concejal es la falta de articulación interinstitucional entre la Secretaría de Cultura y las demás entidades responsables como Recaudo Bogotá para coordinar y ejecutar de manera adecuada las estrategias planteadas.

 Por otra parte el concejal Husman Yaití Martínez Moreno señaló que las causas de evasión no son los problemas económicos de las personas sino la falta de educación y cultura ciudadana para acatar las normas. 

Así mismo la concejal Lucía Bastidas sostuvo que la situación de los colados de Transmilenio se debe a la falta de convivencia ciudadana, respeto por lo público y a un efecto de masa, donde las personas no hayan sentido el seguir pagando el costo del tiquete cuando hay otros que lo evaden. Además afirmó que no sólo sucede en Bogotá sino hace parte de un problema de todos los colombianos.

Otro de los grandes problemas que afronta el Sistema lo mencionó la concejal María Fernanda Rojas, quien indicó que por primera vez el componente zonal del SITP está perdiendo usuarios, puesto que disminuyó 6% de 2016 a 2017 y seguirá bajando.

El concejal Edward Arias coincidió con lo expuesto por sus colegas y agregó la importancia de evaluar la posibilidad de otorgar gratuidad en el pasaje de Transmilenio a los estudiantes y las personas de estratos 1,2 y 3.

Durante el debate citado por el concejal Torres, se dieron a conocer otras cifras de extrema contundencia como son las pérdidas que se derivan de la evasión: Al mes se pierden $3 mil millones de pesos; es decir, al año la cifra asciende a $36 mil millones nada menos que como consecuencia de los 16 mil millones de colados que se producen durante un año.

Así mismo la evasión aumentó 18% de 2016 a 2017 y la Administración frente al panorama optó por la mano dura con barreras anti colados que no es una medida de cultura ciudadana y la presencia de la policía no significó una disminución de quienes entran al sistema de manera ilegal.

 

¿Por gusto?

El estudio realizado por Transmilenio para conocer las causas por las cuales aumentaron la cifra de colados, se encuentra que en mayor proporción no hay ninguna circunstancia que lo justifique; es decir, se hace por gusto lo cual implica que culturalmente es aceptado.

“Aquí no se cambiaron las percepciones frente a la gravedad que significa colarse en Transmilenio. El ‘Pato’ se quedó en una campaña publicitaria y no como una estrategia de cultura ciudadana, y ahí está el gran error de Transmilenio que se dedicó a imprimir volantes y no a buscar cambios de comportamientos”, señaló el concejal.

Además, el concejal Torres también expresó durante el debate que hay otra serie de comportamientos que no están siendo abordados; por ejemplo, la agresividad. “En los últimos años ha aumentado porque pasamos de tener un porcentaje de agresión en 2012 del 15% al 30% en 2017”, expresó el concejal.

Cuestionable también resulta que sólo dos años después se incluyeron dos estrategias nuevas, aparte de la del ‘pato’, con una contratación por más de 10 mil millones de pesos, con la Universidad Nacional y la Firma Servicios y Soluciones Seguras. Esta estrategia atendía al usuario directamente en estaciones y portales, junto con los jóvenes del Idearon. Sin embargo, no irá más allá del actual mes de junio.

Tan sólo queda un año y medio para que se logre diseñar una verdadera estrategia de cultura ciudadana que transforme los comportamientos que afectan la convivencia y el buen funcionamiento del sistema de Transmilenio. En este tiempo el gobierno de Bogotá debe ser asertivo y así mejorar el principal medio de transporte que tiene la ciudad, que es por demás una gran aula en la que se debe promover una sensibilidad y un sentido de pertenencia por el otrora emblema de la movilidad en la capital.

 

Campaña

Precisamente este miércoles se conoció que el Distrito y Transmilenio lanzaron una estrategia para que los bogotanos no evadan el pasaje en el sistema y disminuya la cifra de colados. La imagen oficial de esta campaña es el exjugador de fútbol, Óscar Córdoba. 

La nueva estrategia de Transmilenio para evitar colados consiste en formar un equipo y jugarle limpio al sistema. Aseguraron que "la idea es combatir el fenómeno de los colados, que no solo afecta las finanzas de Transmilenio, sino también la operación del mismo".

Peñalosa también mencionó que "los colados también están generando daños a la infraestructura del sistema, aumentan la percepción de inseguridad y se convierten en un mal ejemplo para la ciudadanía, en especial para niños y jóvenes. Además, ponen en riesgo su vida”.

Transmilenio realizará activaciones en los portales y estaciones en donde más suben los ciudadanos sin pagar el pasaje. De hecho, los portales que han identificado y que sufren más por la evasión del pago son: Norte, Américas, Tunal y 20 de Julio.

Las estaciones en donde también se realizará la actividad serán: Flores, Calle 72, Bicentenario, Calle 63, Avenida Jiménez,  Molinos, Banderas, Patio Bonito, Santa Lucía, Parque y Pradera.