QUIENES ASÍ LO DICEN, NO LO CONOCEN, AFIRMÓ
Duque no será títere de nadie: Álvaro Uribe

Foto archivo
El expresidente dijo que “el país está irritado por la politiquería y la corrupción” y la fórmula presidencial Duque-Ramírez tiene “los valores morales y éticos que les dan todas las credenciales para liderar la recuperación del país en esas materias”

_____

EL NUEVO SIGLO: Hace cuatro años, en la antesala de la primera vuelta, todas las encuestas daban ventaja a Santos y terminó ganando Zuluaga, pero luego en la segunda vuelta ocurrió lo contrario. ¿Qué espera para el 27 de mayo y el 17 de junio?

ÁLVARO URIBE: Yo hago parte del grupo de colombianos que tenemos una ilusión en la posibilidad de la elección presidencial del doctor Iván Duque y de la doctora Marta Lucía Ramírez como vicepresidente.

El país está irritado por la politiquería y la corrupción. Ellos tienen los valores morales y éticos que les dan todas las credenciales para liderar la recuperación del país en esas materias. Ellos tienen toda la firmeza en orden público en un país que ha visto muy deteriorada la seguridad.

Cuando nombré a Marta Lucía Ramírez alguien me dijo: comprometido usted con la seguridad, ¿cómo nombra a una mujer ministra de Defensa? Y yo dije: por su firmeza se la juega a cualquier caballero.

El país necesita recuperar la economía. Si usted ve las cifras de endeudamiento, la incertidumbre de la inversión, los compromisos incumplidos del actual gobierno, encuentra una economía con muchas dificultades. Prácticamente encuentra un Estado quebrado.

Paradójicamente el 11 de marzo, con lo que pasó en la consulta de la Gran Alianza por Colombia, que tuvo una copiosa votación y consolidó esa alianza de Marta Lucía Ramírez, Iván Duque y el doctor Alejandro Ordóñez, hay un aire de recuperación de confianza, que estoy seguro se consolidaría con un gobierno de Iván Duque y Marta Lucía Ramírez.

ENS: Las mismas firmas encuestadoras que en la antesala del plebiscito de octubre de 2016 daban como ganador de lejos al Sí –y se descacharon gravemente–, hoy prevén que Duque será el más votado el 27 de mayo. ¿Qué tanto cree usted en las encuestas?

AU: Si yo tuviera una firma encuestadora, por mantener el negocio sería totalmente honorable.

Es un país de 50 millones de habitantes. Las encuestas toman fotos y las tendencias también cambian.

Respeto a las encuestas. No las analizo. Cuando están buenas digo: hay que trabajar, trabajar, trabajar para que no se dañen. Y cuando están malas digo hay que trabajar, trabajar, trabajar para mejorarlas.

ENS: ¿Podrá Iván Duque revalidar los más de seis millones de votos que sacó la consulta popular uribista del 11 de marzo, teniendo en cuenta que su fórmula es Marta Lucía Ramírez?

AU: Eso no era consulta popular uribista. Era una consulta de la Gran Alianza: Marta Lucía Ramírez, Alejandro Ordóñez y el doctor Iván Duque.

Por eso hay que tener en cuenta que se ha hecho una alianza con Colombia Justa Libres, con MIRA, con la doctora Viviane Morales. Hay mucho laico católico apoyando, cristianos. Es muy importante también encontrar dirigentes de base en todos los partidos, apoyando esta alianza y su candidato. El doctor Angelino Garzón convoca unos sectores sociales muy importantes y nuestros candidatos lo hacen muy bien. Cada que los colombianos tienen la posibilidad de escucharlos aumenta la credibilidad en ellos.

ENS: Aunque ustedes confían en que Duque gana en primera vuelta, si hay una segunda, a quién ven como su rival más probable: ¿Germán Vargas, Gustavo Petro, Fajardo?

AU: Las tesis del doctor Iván Duque y la doctora Marta Lucía Ramírez, que las necesita el país, la personalidad de ambos, su patriotismo, la manera como comunican desde el corazón, los hace fuertes ante quien quiera que sea el contrincante en una segunda vuelta.

ENS: ¿Cuál rival cree que sería el más difícil para competirle en segunda vuelta?

AU: Hay que respetar a todos los rivales.

ENS: ¿Con qué partidos o candidatos podría el uribismo hacer alianzas de cara a una segunda vuelta? ¿Y con cuáles definitivamente no?

AU: Aquí lo importante es un compromiso programático, que empieza con la transformación de las costumbres de la política y con la derrota de la corrupción y el derroche.

Iván Duque y Marta Lucia Ramírez alrededor de ese programa han dicho que ellos quieren hacer un gobierno para todos los colombianos, que les sirva a todos los colombianos, que sea útil para todos los colombianos. Estoy seguro que tienen toda la claridad en la defensa de todo el programa y también las necesidades de tener una coalición que todos los días se vaya ampliando. 

ENS

Duque no es un títere

 

ENS: ¿Qué responde a quienes dicen que Duque es un títere del expresidente Uribe y que si él llega a la Casa de Nariño el verdadero mandatario será usted?

AU: Me parece que el doctor Juan Manuel Santos vendió la idea de que yo quise que él fuera mi títere. Lo que pasó con el doctor Juan Manuel Santos es que él se hizo elegir por unas tesis que hemos defendido y después las cambió. En el gobierno fue incoherente.

Lo tienen Iván Duque y Marta Lucía Ramírez es que son coherentes. Hay que recordar el proceso del doctor Iván Duque. Trabajó en todo nuestro gobierno. Me acompañó en las Naciones Unidas, en la cátedra internacional, un hombre que con su juventud con gran valor civil corrió el riesgo de apoyar el No en el plebiscito, que para un joven con proyección política era un enorme riesgo.

Quienes dicen que Iván Duque es el títere de Uribe ignoran, o saben y lo desconocen, y lo quieren desconocer: Iván Duque es un hombre inteligente, muy bien preparado, de gran personalidad y gran ser humano. En los 35 foros que hizo el Centro Democrático con los cinco precandidatos se construyó una plataforma programática. Iván Duque ganó el proceso. Y después esa plataforma programática se ha venido enriqueciendo, complementando con la doctora Marta Lucía Ramírez, con el doctor Alejandro Ordóñez, con MIRA, con Colombia Justa Libres y con sectores que han venido acompañando a nuestros candidatos.

El doctor Iván Duque será coherente con el programa que les ha ofrecido a los colombianos. No será títere de Uribe ni de las Farc, ni de Maduro. No será presa del terrorismo. Será un hombre coherente, con un programa que le está ofreciendo al país.

ENS: También se dice que si Duque es presidente, usted no asumirá en el Senado sino que iría al gabinete o como asesor presidencial. ¿Son sólo chismes de la oposición?

AU: Claro. Yo no diría que chismes de oposición. Lo que pasa es que la política genera mucho comentario.

 

Elecciones en Venezuela

 

ENS: ¿Qué impacto puede tener en la campaña presidencial  colombiana  el hecho de que Nicolás Maduro sea reelecto en Venezuela, sobre todo para el uribismo que hizo de las críticas al castro-chavismo una de sus banderas de campaña?

AU: La elección de este domingo de Nicolás Maduro debe tener ante la democracia del mundo el alcance de inexistente.

Y en cuanto al castro-chavismo, yo confieso que mantengo ese temor en mi patria colombiana. Hoy no hay que estudiar los 80 años del comunismo a raíz de la revolución de 1917, sus 80 millones de muertos, sus cien millones de ciudadanos en hambruna; no hay que recordar lo que mi generación vivió en nuestra infancia y adolescencia: la llegada de la revolución cubana, sus promesas democráticas, de libre empresa y la tragedia comunista que ha sido su resultado; no hay que apelar a nada de eso. Hay que ver simplemente lo que las generaciones presentes les ha tocado. Simplemente hay que considerar aquello que a las generaciones presentes les ha tocado vivir: la tragedia de Venezuela. Y Colombia, con el deterioro que lleva, puede desembocar en esa tragedia.

 

Caso Santrich y la JEP

 

ENS: ¿Cree que si Santrich es extraditado el acuerdo de paz con las Farc peligrará realmente?

AU: El tema lo veo no alrededor de la persona de Santrich, sino alrededor del impacto en nuestra democracia.

A mí me parece que el impacto más grave que hay que considerar es que todo esto que ha pasado viene creando más incredulidad ciudadana en órganos de justicia, en este caso como la JEP. Entonces la creciente incredulidad de la ciudadanía se convierte en un factor de riesgo para la democracia, no necesariamente en el corto plazo, pero ahí van incubando enormes riesgos.

ENS: ¿Cómo ve el arranque de la JEP y qué ajustes le podrían hacer un eventual gobierno uribista a la misma?

AU: Lo que han publicado los medios de comunicación –corrupción, politiquería– me releva de hacer comentarios.

Ojalá no existiera la JEP. Ojalá que de ahí retiraran las Fuerzas Armadas de la patria, que no tiene por qué ser juzgadas por sus verdugos.

ENS: ¿Se sentaría, como senador, en una comisión en donde esté un congresista de las Farc? ¿Lo saludaría en una plenaria?

AU: A esas preguntas, la respuesta genera mucho morbo. Yo me he gastado la vida dándole la mano a mis compatriotas y lo he hecho con cariño, pero hay algunos que por muchas circunstancias le niegan a uno que uno les de la mano.

ENS: Al presidente Santos, Nicolás Maduro lo acaba de llamar imbécil por su postura de no reconocer los resultados de las elecciones de hoy en Venezuela. ¿Debería Colombia romper relaciones con Caracas?

AU: Cría cuervos y te sacaran los ojos.

ENS: Faltando menos de tres meses para que Santos entregue el poder, si le preguntaran por los tres mayores errores del saliente mandatario y los tres aciertos más importantes, ¿qué respondería?

AU: Yo lo que veo son resultados: el hectareaje en coca, la extorsión, la expansión de la criminalidad, el consumo de droga, el deterioro de la finanzas públicas, el deterioro de la economía, el tejido social, el incumplimiento a todas a las víctimas, a desplazados -que les deben 42 o 62 billones y el compromiso con las Farc vale 126 billones-, la economía muy débil, el Estado quebrado. ¿Para dónde va la patria? Por eso necesitamos la mente lúcida de Iván Duque y Marta Lucía Ramírez  para que se recupere el camino democrático de Colombia.

ENS: Una última señor expresidente. Santos dijo que, tras entregar el poder y fuera quien fuera su sucesor, lo iba a dejar gobernar. Muchos lo vieron como una crítica tácita a usted. La pregunta es: ¿cree que si Duque llega a la Presidencia, Santos cumplirá su palabra?

AU: Si Duque llega a la Presidencia empieza un proceso de recuperación del país, de la mayor importancia, porque entre todo lo que le preocupa a Colombia veo irritación popular por la politiquería y la corrupción. Creo que Marta Lucía tiene las credenciales para derrotar eso.

Y veo un creciente odio de clases, una creciente rabia popular generada por un gobierno que no ha dialogado con el pueblo colombiano, que ha dejado represar necesidades, que debilitó la economía. Iván Duque y Marta Lucía Ramírez proponen una economía cristiana, sin odios de las clases, una economía de solidaridad y se resume en tres elementos: cero corrupción, cero derroche, cero mermelada a la política.

Segundo elemento: menos impuestos, congelar el predial, aliviar el IVA.

Y el tercer elemento: subir sustancialmente el salario mínimo de los colombianos.