Consumo de hogares cayó 6,7% pero el gasto aumentó

Foto Diana Rubiano - El Nuevo Siglo

Producto de la pandemia y de las cuarentenas, en 2020 el consumo de los hogares cayó 6,7% frente al comportamiento registrado en 2019, según el indicador BBVA Consumption Tracker.

En diciembre pasado, el gasto se desaceleró frente al registro de noviembre, donde se vio un gran movimiento en las jornadas de día sin IVA, Black Friday y Cyber Week, por cuenta de un adelanto en las compras navideñas y las restricciones a la movilidad en algunas regiones.



De acuerdo con la economista jefe del BBVA Research, “los datos de fin de año siguen mostrando una recuperación paulatina desde sus mínimos de abril cuando la caída interanual fue del 40% por cuenta de los efectos del confinamiento y la pandemia”.

Según la investigación de la entidad financiera, el año pasado el gasto en servicios cayó un 28,1% respecto a 2019, mientras que el de bienes creció en 9,2%. Además, el gasto en bienes de primera necesidad, como alimentos y de salud, aumentó en promedio el año pasado cerca del 20% al compararlo frente al año anterior desde el inicio de la pandemia.

Asimismo, el análisis detalla que en los locales donde más se registró consumo fueron los supermercados y las droguerías. Otro de los productos que recuperó su consumo rápidamente fue el de combustibles.

Señala la investigadora económica, que “después de caer hasta un 65% a inicios de abril, su recuperación se dio de forma constante desde mayo; para noviembre esta caída ya se había recuperado en un 85%, alcanzando una pérdida de tan solo 9%. Pese a esta tendencia, las fuertes caídas al comienzo de la pandemia llevaron a que la variación para todo el año del gasto en combustible fuera de -20%”.

Sectores

Reporta el informe que por el contrario, el sector de restaurantes no logró cerrar el año con alzas y su recuperación fue lenta. Los ingresos como tal se vieron en septiembre, cuando se reabrió la economía y se eliminaron algunas restricciones de movilidad. Sin embargo, diciembre, un mes típico en consumo fuera del hogar, no respondió a esta tendencia y terminó con tasas negativas y caídas de hasta 30 %.

También, señala el informe, los sectores asociados al turismo también comenzaron a recuperar su dinámica en septiembre, mes en el cual se terminó el confinamiento estricto. Aunque aerolíneas y hoteles alcanzaron a recortar algo de la contracción sufrida, los servicios de entretenimiento mostraron pocas señales de recuperación y el gasto en espectáculos, cines y teatros se redujo en el año 80 % por el cierre total de los establecimientos, siendo el grupo de gasto más afectado en la canasta de los hogares.

Ciudades

En la desagregación por ciudades, Bogotá, Medellín y Barranquilla presentaron una reducción del consumo mayor que otras capitales del país debido a la necesidad de contención de la pandemia. Las dos primeras ciudades decretaron restricciones de movilidad al principio de la pandemia y repitieron el tercer trimestre, lo que afectó el gasto del año.

Dado que las ciudades del Eje Cafetero, como Armenia y Pereira, presentaron una baja tasa de contagio durante la primera ola y pudieron iniciar la apertura del comercio mucho antes que el resto del país, tuvieron resultados positivos sobre el consumo: solo cayó 3 % frente a 2019. Por el contrario, Cartagena tuvo el mayor deterioro del consumo en el año, “asociado a su estructura económica basada en el turismo”.

Asegura el informe que para el cierre de 2020 e inicios de 2021, varias ciudades se han visto en la necesidad de volver a decretar restricciones a la movilidad, por lo que el BBVA Research espera un potencial impacto en el consumo en febrero.