Actualizan Plan de Ordenación de la Cuenca del río Aburrá

Foto archivo

El Plan de Ordenación y Manejo de la Cuenca (Pomca) aprobado concierne directamente a 14 municipios, que deberán tenerlo en cuenta en las modificaciones que pretendan hacer en el futuro a sus planes de ordenamiento territorial. Se trata de Caldas, La Estrella, Sabaneta, Itagüí, Envigado, Medellín, Bello, Copacabana, Girardota, Barbosa, Guarne, Santo Domingo, San Vicente y Donmatías.

Este es uno de los 30 Pomca que ya fueron aprobados por las autoridades ambientales en todo el país. Su importancia radica en que establece parámetros para el uso adecuado y conservación del suelo, el agua, la flora y la fauna, a fin de mantener el equilibrio entre el aprovechamiento socioeconómico y la sostenibilidad ambiental. Además, propone una ruta de trabajo sobre programas y proyectos que promueven el desarrollo sostenible. 

Así mismo, es un instrumento que contribuye a la prevención de desastres y un referente de planificación para los municipios, ya que, según la Ley 388 de 1997, constituye una norma de superior jerarquía y es un determinante ambiental para los Planes de Ordenamiento Territorial (POT).

Actores estratégicos

En la actualización del anterior Pomca, existente desde 2007, intervinieron distintos actores sociales e institucionales que conforman el Consejo de Cuenca, una figura establecida por el Decreto 1640 de 2012, con la cual se garantiza que los sectores interesados aporten en la toma de decisiones sobre sus territorios.  El proceso también incluyó la consulta previa con la comunidad étnica de San Andrés, ubicada en el municipio de Girardota.

Para el río Aburrá el Consejo de Cuenca está integrado por un representante de la Gobernación de Antioquia; delegados de los municipios de Medellín, Envigado y Bello; miembros del sector productivo, representados por la ANDI, la Cámara Colombiana de Infraestructura y Colanta; y el sector de los servicios públicos, con EPM y la Asociación de Usuarios del corregimiento Botero de Santo Domingo.

Por las comunidades hicieron parte el Consejo Comunitario de San Andrés, la Asociación de Frijoleros de Barbosa y las juntas de acción comunal de las veredas Platanito de Barbosa y Cuatro Esquinas de Santo Domingo; las organizaciones no gubernamentales tuvieron asiento a través de las corporaciones Pro Romeral, Los Katíos y Biocahuana; y por la academia se contó con la Universidad Autónoma Latinoamericana. Igualmente participaron Fabricato, la Mesa Ambiental de Bello y el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia.

Así es la cuenca

En esta cuenca existen ecosistemas estratégicos en los que se conservan reductos de bosque nativo que aportan a la protección de los suelos, la regulación hídrica y la descontaminación del aire; además, diferentes especies de mamíferos, aves y reptiles. En ella también hay 68 subcuencas y 82 microcuencas abastecedoras de acueductos.

El 16% del territorio hace parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas; según la zonificación ambiental establecida en el nuevo Pomca el 64% de la cuenca se distribuye en áreas de conservación y protección, mientras que el 36% es de uso múltiple.

En cuanto a jurisdicción de las autoridades ambientales, el 76,1% corresponde a Corantioquia, el 12,4% al Área Metropolitana del Valle de Aburrá y el 11,5% a Cornare. Las tres entidades ratifican su compromiso con el seguimiento a la implementación de acciones fijadas en el Pomca, como parte de la gestión integral que adelantan en procura del desarrollo sostenible de esta región.

La gobernanza de los recursos y la participación comunitaria son temas prioritarios, así como fortalecer la capacidad instalada y los proyectos que ya existen en las entidades, aprovechando, por ejemplo, las redes de monitoreo con las que se cuenta, entre ellas el Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Valle de Aburrá, SIATA, y el Programa Integral Red de Agua – Piragua, de Corantioquia.

La ruta a seguir incluye los programas de Gestión Integral del Riesgo y Adaptación al Cambio Climático, Mejoramiento de la Calidad del Recurso Hídrico, Manejo Integral de los Recursos Naturales, Implementación de un Modelo de Ocupación Sostenible, y Gobernanza de la Cuenca y Responsabilidad en la Gestión Ambiental, en los cuales se llevará a cabo una labor articulada entre las entidades y actores involucrados con intereses en el territorio