Arranca la campaña 2019

  • Contienda con muchas novedades
  • Las consultas serán determinantes

 

La campaña para los comicios regionales y locales ya comenzó. Estamos de nuevo en un año electoral, incluso más convocante que el anterior, sin duda un elemento trascendental si se tiene en cuenta que en la contienda proselitista tanto para el Congreso -incluyendo las consultas interpartidistas que se realizaron de forma paralela- como para la Presidencia de la República, se presentó un récord de asistencia a las urnas, cercano a los 20 millones de votos, dejando la abstención en mínimos históricos. Incluso la impresionante consulta popular anticorrupción -votada en agosto- confirma el creciente interés de la ciudadanía colombiana por participar en política. Dado que la escogencia de gobernadores, alcaldes, concejales, diputados y ediles siempre tiende a despertar un mayor interés entre los sufragantes, por la cercanía de los temas en juego, parece claro que las colectividades y candidatos deben apostar ahora más que nunca por propuestas de gran calado y aspirantes con buen perfil, pues la competencia por los ejecutivos y legislativos departamentales y municipales el 27 de  octubre próximo asoma muy fuerte.

En segundo lugar no se puede perder de vista que los comicios del año pasado dejaron un mapa político con muchas novedades, razón por la cual los ganadores en la puja por el Congreso y Casa de Nariño ven en las elecciones regionales y locales una oportunidad de oro para trasladar ese potencial del nivel nacional al territorial, en tanto que los perdedores confían en su fortaleza en provincia para recuperar el terreno perdido.

No menos importante -un tercer elemento determinante de la campaña que inicia- es que después de lo ocurrido el año pasado, cuando las consultas interpartidistas fueron clave para definir de manera tempranera el rumbo de la competencia por la sucesión presidencial, muy seguramente este año muchos partidos y movimientos significativos de ciudadanos apostarán por esta opción para escoger candidatos únicos a gobernaciones y alcaldías. Hay aquí una circunstancia novedosa que obliga a que las definiciones políticas se deban tomar de forma más rápida que en anteriores comicios regionales y locales. Una circunstancia que ya entró en cuenta regresiva ya que, como lo indicó un informe publicado ayer en EL NUEVO SIGLO, el próximo 26 de febrero vence el plazo para que los partidos y grupos significativos de ciudadanos informen a la Registraduría Nacional si están interesados o no en hacer consulta interna o interpartidista para definir candidatos. Los que acepten participar tendrán tres meses de intensa campaña de cara a la cita en las urnas, que será el 26 de mayo. Si algo dejó en claro la contienda presidencial del año pasado es que los candidatos que estuvieron en las consultas interpartidistas de marzo tomaron una ventaja política muy grande frente a los que no participaron de las mismas. En materia de exposición mediática, promoción programática, interés del electorado y posicionamiento de imagen ganaron un terreno indescontable para sus rivales, como quedó en evidencia tanto en la primera como en la segunda vueltas.

En cuarto lugar es claro que la actual campaña trasiega por un escenario de incertidumbre, ya que las reglas del juego están en vilo dado que el proyecto de reforma política que cursa en el Congreso, y que a partir de marzo debe surtir sus últimos cuatro debates, contiene cambios en materia de avales, mecanismos de elección de aspirantes, coaliciones, voto preferente, listas cerradas, financiación proselitista y otros asuntos clave. Aunque se supone que muchas de esas modificaciones solo entrarían a aplicarse en los comicios de 2022, algunas bancadas insisten en que se acelere el paso legislativo para que lo hagan en los de octubre próximo.

Y, por último pero no menos importante, está el reto que significa garantizar la transparencia electoral en la campaña. No hay que olvidar que la contienda por el Congreso dejó avances sustanciales en la materia, al punto de poner el descubierto un fraude de grandes proporciones en Barranquilla y otras ciudades del país. Ya la Fiscalía, Procuraduría, Registraduría, Consejo Nacional Electoral y demás autoridades han anunciado sendos planes para aumentar la vigilancia en la competencia por gobernaciones, alcaldías, concejales, diputados y ediles.

Como se ve, 2019 arrancó ya en materia electoral y la intensidad irá aumentando en la medida en que se acerquen las fechas clave de febrero, mayo, junio y octubre.