Audi alista el R8 Spyder para este año

AFP

Muchos son los proyectos de la marca alemana Audi para este año y entre ellos figura el sacar a circulación el R8 Spyder, que es una actualización ligera del Audi R8 Spyder de segunda generación lanzado en 2017. Estos cambios afectan tanto a esta versión Spyder o descapotable, como al Coupé (la variante con el techo cerrado).

Las primeras unidades de este nuevo modelo llegarán a los concesionarios antes de mitad de año.

Algunos cambiones están relacionados especialmente con los motores, que ahora cuentan con mecánicas más potentes, y al diseño, puesto que incorpora algunos retoques estéticos.

 Comenzando por los motores, el R8 mantiene el mismo propulsor V10 de 5,2 litros y atmosférico (sin turbo). Sin embargo, este propulsor recibe ahora, como novedad, la incorporación de un filtro de partículas para ganar en eficiencia.

Además, Audi ha aprovechado esta actualización para incrementar la potencia del propulsor, que se fabrica en la planta de motores de Györ (Hungría). De esta manera, el R8 V10 quattro ofrece ahora 570 CV y la variante más deportiva –R8 V10 Perfomance quattro- logra 620 CV.

Ello es de 30 CV y 10 CV más respectivamente de la versión que se ha comercializado hasta 2018.

Otras modificaciones realizadas afectan al vano motor, ya que el filtro de aire va situado bajo una nueva tapa de tres elementos, disponible en material plástico o bien de fibra de carbono.

Dentro de las mejoras introducidas en el nuevo Audi R8 también están la las relacionadas con la suspensión y la dirección. Todo ello para ofrecer más estabilidad y precisión. Por ejemplo, la asistencia en la dirección ha sido reajustada. De esta manera, Audi pretendía que el R8 fuera más preciso, tanto a alta velocidad como a baja velocidad.

Además, el Audi Drive Select, el programa que ofrece diferentes modos de conducción, añade tres programas adicionales (Dry, Wet y Snow) que se suman al modo Perfomance. Estos programas inciden, entre otros parámetros, en el ESP o control de estabilidad. Y todo ello para mejorar las cifras de rendimiento.

Así, el nuevo Audi R8 frena de 100 km/h a 0 en 1,5 metros menos y lo mismo ocurre si se detiene el coche de 200 km/h a 0 km/h, ya que el nuevo R8 recorre la distancia en 5 metros menos.

De serie el nuevo Audi R8 cuenta con elementos como las llantas de 19 pulgadas –como opción se pueden incluir llantas de 20 pulgadas con neumáticos deportivos-. Además, también son opcionales los frenos carbocerámicos, que se ofrecen de forma adicional a los tradicionales de acero. Y algo similar ocurre con la barra estabilizadora que puede ser en el eje delantero de polímero con fibra de carbono (CFRP) y de aluminio, lo que reduce el peso del conjunto en dos kilos.

En cuanto a las modificaciones en el diseño, Audi ha introducido una nueva parrilla delantera, conocida como ‘singleframe’ y que se caracteriza por tener un aspecto más ancho y plano, además de contar con unas láminas más marcadas.

También se ha modificado el spoiler delantero, que ahora es nuevo, para presenta una mayor anchura. También se ha modificado la rejilla de ventilación trasera y el difusor que ha sido orientado hacia arriba.