Estabilidad en deuda de A. Latina: Moody’s

Foto archivo

La perspectiva de crédito de los gobiernos soberanos de América Latina y el Caribe en 2019 es estable, dice Moody's Investors Service en un nuevo informe. “Nuestra perspectiva estable refleja un crecimiento económico aún favorable, mejores estructuras de deuda que mitigan los riesgos de liquidez y riesgos de balanzas de pagos moderados,” señala Ariane Ortiz-Bolin, asistente del vicepresidente de la firma.

Indica además que “los mayores riesgos para la perspectiva crediticia surgen de desafíos domésticos derivados de cambios en las políticas económicas motivados por consideraciones de índole política”.

En 2019, los factores domésticos serán más significativos para las perspectivas crediticias de los países de América Latina que la desaceleración del crecimiento global. Moody's prevé que las condiciones de crecimiento seguirán siendo favorables, con un mejor comportamiento económico en 2019 en comparación con 2018.

La deuda

La agencia de calificación también afirma que si bien la carga de deuda de los soberanos de América Latina sigue siendo elevada, lo cual limita la posibilidad de mejoras en las calificaciones, vulnerabilidades ante condiciones de financiamiento externo menos favorables son moderadas debido a mejores estructuras de deuda y una relativamente baja dependencia en entradas de capital externo en la región.

Señala la firma que eventos políticos serán la principal fuente de riesgo para el conjunto de calificaciones en América Latina. En el corto plazo, condiciones políticas podrían llevar a un cambio en las prioridades de política económica afectando la confianza y las condiciones de financiamiento, lo cual influenciaría el desempeño fiscal y el crecimiento económico.

Las finanzas

De otro lado Moody’s señala que la perspectiva 2019 para el sistema bancario de América Latina es estable, con una recuperación del crecimiento que ha ayudado a estabilizar el entorno operativo, a medida que disminuye la incertidumbre política.

“El crecimiento económico estable ayudará a respaldar el entorno operativo de los bancos en América Latina, manteniendo los niveles de mora sobre préstamos bajo control en la mayoría de los países”, señala Felipe Carvallo, vicepresidente de Moody's.

Y asimismo indicó que “los costos de crédito contenidos, el alto nivel de eficiencia y el mayor crecimiento de préstamos respaldarán la rentabilidad y el capital. Adicionalmente, el amplio fondeo a través de depósitos proporciona una sólida base para el crecimiento de préstamos y protege a los bancos de la volatilidad de mercado”.

El crecimiento del PIB en la región mejorará los niveles de empleo, la actividad corporativa y la demanda interna, lo cual impulsará un aumento de la demanda de préstamos corporativos y de consumo. Brasil seguirá registrando una recuperación económica, mientras que el crecimiento se mantendrá estable en otros países.

Sin embargo, la economía de Argentina seguirá siendo un caso atípico en la región, con altos niveles de inflación y una contracción de su PIB.

Según la calificadora, la rentabilidad de los bancos latinoamericanos seguirá siendo fuerte. Los activos de mayor rendimiento y de mayor riesgo, junto con los ingresos por comisiones, beneficiarán las ganancias en Brasil y Chile, mientras que México se beneficiará de tasas más altas. Adicionalmente, la dependencia de fondeo de mercado y en moneda extranjera seguirá siendo baja, incluso a medida que la liquidez se reduce ante la recuperación del crecimiento de los préstamos.