Off the record

Foto Whatsapp

Condiciones inamovibles

 

En altas fuentes del gobierno Duque se afirma que, en el corto plazo, no habrá cambio alguno en los condicionamientos reiterados para la reactivación de la mesa de negociación con el Eln. Pese a que desde distintos sectores se ha pedido a la Casa de Nariño que, por lo menos, designe a una nueva comisión de negociadores oficiales o que se envíe al alto comisionado de Paz, Miguel Ceballos, así sea en una misión informal y discreta para dialogar con los delegados subversivos, la postura del Gobierno continúa inamovible: no habrá ninguna gestión hasta tanto esa guerrilla no libere a los secuestrados en su poder, se comprometa a no volver a incurrir en este delito y cese toda hostilidad contra los civiles, la Fuerza Pública y la infraestructura petrolera, energética o vial. Mientras que la cúpula del Eln no se comprometa en ese sentido, será imposible que se reactive la mesa, que está congelada desde el segundo semestre del año pasado.

 

¿‘Comisión de la verdad’?

 

Sin embargo, al interior de la Comisión de Paz del Congreso se podría estar abriendo una luz de esperanza para tratar de destrabar la negociación. Según conoció EL NUEVO SIGLO algunos parlamentarios son de la tesis de que se requiere una especie de ‘comisión de la verdad’ accidental que reciba del Gobierno el listado definitivo de secuestrados que las autoridades creen que están en mano del Eln. Una vez surtido este trámite, esa ‘comisión de la verdad’ se reuniría con el Eln para analizar caso por caso y poder determinar qué pasó realmente con cada uno de los plagiados. Como se sabe mientras el Ejecutivo sostiene que la guerrilla no quiere reconocer qué pasó con una serie de secuestrados, el grupo insurgente replica que les están achacando plagios que no cometió ninguno de sus frentes.

 

Debate por disidencias

 

Y hablando de la guerrilla, pero más específicamente de las disidencias de las Farc, trascendió que al interior del partido Farc, la organización legal creada por la cúpula y el pie de fuerza de los desmovilizados, hay muchas voces que consideran “ciencia ficción” los análisis que se han realizado sobre el tamaño y el poder militar de las facciones que no se acogieron al Acuerdo de Paz. Incluso hay quienes en ese partido político consideran que bajo el nombre de las “disidencias” se están confundiendo a bandas criminales narcotraficantes y de minería ilegal que nunca hicieron parte de la organización subversiva pero que ahora las quieren “meter en el mismo costal”.

 

Ojo a ‘El Paisa’

 

De otro lado, hay creciente incertidumbre en esa colectividad política porque faltan pocos días para que la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) determine si alias ‘El Paisa’ se encuentra dentro o fuera de la justicia transicional y, por ende, del Acuerdo de Paz. Se dice que antes de que finalice el plazo fatal, el excomandante de la columna ‘Teófilo Forero’ hará una movida ante la JEP para evitar ser expulsado de la jurisdicción especial. Incluso no se descarta que se presente ante los magistrados en la capital del país.

 

Existe pero…

 

Uno de los asuntos que más preocupa a la Alianza Verde en este arranque de año es el relativo a cómo está la llamada Coalición Colombia, es decir la alianza que en la campaña presidencial concretó con el Polo y el movimiento Compromiso Ciudadano, del excandidato Sergio Fajardo. Una fuente de los verdes le dijo a un periodista de este Diario, que la coalición “existe pero no funciona” desde el momento en que Fajardo decidió no respaldar a ningún candidato para la segunda vuelta presidencial.