Los 5 desafíos del turismo según Anato

Foto cortesía

Con el propósito de elevar la competitividad, el sector del turismo diseñó una estrategia para fortalecer la actividad que hoy está logrando aportar a la economía casi 4,5%. No en vano en 2019 el crecimiento estuvo cercano al 4,1% del Producto Interno Bruto (PIB).

Si bien aún no se conocen las cifras de cierre de 2019, la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), espera un panorama positivo para el año que inicia. Para eso plantea algunos retos que los actores del sector deberán enfrentar para apuntar hacia el avance de la industria.

Uno de los principales desafíos se relaciona con la inversión en infraestructura, en transporte, alojamiento, gastronomía, aeropuertos, entre otros, que brinden a los turistas mejores escenarios para disfrutar de sus vacaciones o viajes corporativos. En Colombia se han venido poniendo en marcha obras de ampliación y modernización de las principales terminales, lo anterior con el objetivo de poder atender la alta demanda de pasajeros que se movilizan por vía aérea al interior o exterior del país. 

Según la presidente de Anato, Paula Cortés Calle, “el turismo es un gran aportante para la economía nacional y esto demuestra que son cada vez más quienes le apuestan a esta actividad. La industria de los viajes logra mayor auge no solo a nivel nacional sino en el mundo y es por eso que debemos tener un portafolio de servicios innovador que los turistas tengan nuevas y diferentes alternativas para disfrutar de sus viajes, y a eso le están apostando nuestras agencias”.

Formalización

Un segundo aspecto es la formalización, un flagelo que ha estado por años en la industria. Uno de los grandes desafíos es lograr que las empresas compitan en un mercado equitativo y reporten un empleo formal, pago de parafiscales, entre otros, y así evitar consecuencias directas en el consumidor.

“Se ha venido avanzando en este tema. Recientemente el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, dio apertura a la Mesa Permanente de Formalización Turística, una iniciativa que busca identificar y hallar acciones que establezcan reglas de juego claras para la formalización de los empresarios que hacen parte de la cadena de valor”, afirmó la dirigente gremial.

Un tercer aspecto se relaciona con promocionar al país no solo como un destino vacacional sino también de eventos y convenciones. Cada vez son más los viajeros que aseguran que el motivo principal de su visita a Colombia es desarrollar turismo de reuniones y negocios. A pesar de que Bogotá, Medellín y Cartagena son las que se han posicionado más en este segmento, otras ciudades se han sumado abriendo establecimientos para la realización de eventos de talla internacional.

Capacitación

El cuarto desafío es la formación de los actores de la industria. “Desde Anato hemos trabajado en la capacitación no solo de nuestras agencias de viaje, sino de todo el sector, con el objetivo de brindarles herramientas que les permitan enfrentarse a las exigencias del viajero de hoy. Debemos construir escenarios que nos lleven a competir con otros destinos turísticos internacionales, pues tenemos todo para destacarnos en el mercado”, señaló Cortés Calle.

Llevando a cabo lo anterior, las agencias de viaje seguirán apostándole a la recursividad en el diseño de sus paquetes. Nuevos destinos y productos, mejor conectividad, la promoción de más segmentos turísticos y ejercer su trabajo bajo la formalidad, llevando así una oferta más diversificada para crear experiencias únicas para los viajeros.

La Presidenta del gremio señala que “Colombia sigue siendo una economía promisoria y así lo han dejado ver otros países. Por ello es necesario continuar trabajando en estos desafíos y hacer que Colombia alcance mayores crecimientos y reconocimiento internacional”.