Miembros de Al Qaeda habrían conseguido pasaporte colombiano

Foto archivo Cancillería

El pasado martes los delegados del Registrador Nacional en Ciénaga, Magdalena, declararon la insubsistencia del registrador especial de ese municipio, Edgardo Alberto Noguera, por presuntamente estar involucrado en un cartel de registros civiles irregulares para extranjeros.

El asunto sería menor si la Embajada de Estados Unidos no hubiera requerido los documentos del proceso porque supuestamente miembros de una célula terrorista internacional habrían viajado a ese territorio con documentos colombianos.

Según conoció EL NUEVO SIGLO los investigados por la Embajada de Estados Unidos pertenecerían a Al Qaeda. El procedimiento que usaron los presuntos terroristas, según se conoció, fue así: entraron a territorio colombiano provenientes de Paraguay, obtuvieron sus registros civiles colombianos en la Registraduría de Ciénaga, a continuación tuvieron derecho a obtener la cédula de ciudadanía y el pasaporte. Además se conoció que el registrador investigado por las autoridades también tiene un proceso pendiente en la Fiscalía General de la Nación.

Según la ley, un registrador puede entregar el registro civil a una persona colombiana no identificada ayudándose de un testigo. De hecho, el artículo 13 de la Ley 92 de 1938 indica que “cuando se pretenda el registro de un nacimiento o de una muerte, fuera de los términos prescritos, es preciso que los interesados comprueben el hecho con la declaración de dos testigos hábiles, rendida ante el juez competente, con audiencia del ministerio público, bajo juramento. Dichas declaraciones, lo mismo que los poderes y demás documentos de que se haga uso para la inscripción en el registro civil, se conservarán por el alcalde o funcionario respectivo y se archivarán junto con los registros”.

El registrador Nacional, Alexander Vega, explicó que “el día de ayer los delegados del registrador Nacional del Estado Civil en Ciénaga, Magdalena, tomaron la decisión, dentro de la potestad que tienen por ser un cargo de libre nombramiento y remoción de declarar la insubsistencia del registrador de Ciénaga, quien presuntamente está envuelto en varios delitos”.

El Registrador Nacional agregó que las investigaciones que tiene en la Fiscalía “están relacionadas con la presunta falsificación de registros civiles para extranjeros para obtener ilegal o irregularmente la ciudadanía. Todo esto está en investigación pero dentro de la facultad discrecionalidad de los delegados tomaron la decisión de tomar la insubsistencia de este registrador”.

Según el funcionario, “se nos reportó que la Embajada americana informó que estos procesos de falsificación de registros civiles y pasaportes al parecer facilitaron el ingreso de células terroristas con la nacionalidad colombiana adquiriéndola a través de los registros civiles”.

Así mismo, el registrador indicó que “dentro de esos registros civiles que se falsificaron para obtener de manera irregular la cédula y luego el pasaporte, la Embajada Americana reportó que había personas vinculadas al terrorismo internacional. Presuntamente fueron más de 500 registros adulterados que luego reclamaron su cédula y luego el pasaporte es un tema que viene investigando la Fiscalía”.

Según la Registraduría el registro civil es un instrumento que “de manera detallada y fidedigna deja constancia de todos los hechos relativos a la identidad, filiación y estado civil de las personas, desde que nacen hasta que mueren. En este registro se inscriben los nacimientos, reconocimientos de hijos, adopciones, matrimonios, separaciones, divorcios, defunciones y declaraciones de presunción de muerte, entre muchos otros acontecimientos que afectan la vida civil de las personas”.

Así mismo, indica que la existencia del registro es esencial para el reconocimiento de sus derechos y la exigencia de sus deberes a todo colombiano en relación con la sociedad y con su familia. Actualmente existen tres tipos de registro civil: de nacimiento, con el que la persona nace a la vida jurídica; matrimonio, con el que se legaliza esta unión frente al Estado, y defunción, con el que se acredita el fallecimiento de una persona. El registro de nacimiento es un derecho de todos los niños que le permite ser reconocido legalmente como persona con un nombre y un número único de identificación personal y acceder a los bienes y servicios del Estado”.

Según la Registraduría “además de la expedición de estos registros, también es posible adelantar otros trámites para corregirlos, suscribirlos, anularlos, cancelarlos o reconstruirlos, de acuerdo con determinadas circunstancias”.