Myanmar y Tailandia, la tierra de los felinos

Foto tomada WWF

La extraordinaria diversidad de felinos que habitan en la frontera entre Myanmar y Tailandia resalta la necesidad de tomar medidas urgentes y efectivas para su conservación.

De acuerdo con un nuevo reporte de WWF, una quinta parte (o el 20%) de las 36 especies de felinos del mundo se encuentran en un solo territorio transfronterizo entre Tailandia y Myanmar, en el sudeste asiático. Es una diversidad extraordinaria y, sin embargo, están bajo una creciente amenaza de extinción. Así lo confirma un nuevo informe de WWF que describe un plan de ocho puntos de acción para salvarlos.

“Dawna Tenasserim: La tierra de la felinos” describe a los tigres, leopardos, panteras nebulosas, gatos dorados asiáticos, gatos jaspeados, gatos de la jungla y gatos de Bengala que rondan los bosques de este vasto paisaje. También incluyen al esquivo gato pescador, que posiblemente habita esta área. Con 18 millones de hectáreas, Dawna Tenasserim es el área forestal contigua más grande en el sudeste asiático continental, y aún mantiene el 82% de su zona boscosa en pie. Sin embargo, pocas personas en Myanmar y Tailandia son conscientes de que viven al lado de una de las áreas silvestres más grandes del planeta, con tantas especies de felinos en peligro de extinción.

Las siete (posiblemente ocho) especies de felinos se mantienen a pesar de las intensas presiones que enfrentan: la caza furtiva para el comercio ilegal de vida silvestre, la pérdida de hábitat debido al desmonte de tierras para la agricultura, la infraestructura no sostenible y las represalias por la pérdida de ganado en el conflicto humano-animal. Lo más grave es que la tendencia de disminución de los grandes felinos en Asia se mantiene. Especies como el tigre y el leopardo están prácticamente extintos en el vecino país, Laos.

“La diversidad de felinos, la extensión del área y la calidad general del hábitat forestal en este territorio son notables”, asegura Regan Pairojmahakij, gerente del Paisaje Transfronterizo de Dawna Tenasserim para WWF. “Pero los días de los felinos están contados a menos que los países, y el mundo en general, reconozcan el valor de esta cuna de biodiversidad y rápidamente den un paso adelante para enfrentar sus amenazas”.

¿Qué resalta el informe?

● Dawna Tenasserim probablemente alberga entre 180 y 220 tigres. Un sondeo reciente en Myanmar de solo el 8% del hábitat potencial para tigres del país dejó un maravilloso resultado; al menos 22 tigres habitan allí. Sin embargo, grandes zonas de su rango potencial no están protegidas.

● En 2019, se captaron imágenes de un tigre en el Parque Nacional Kui Buri de Tailandia por primera vez en siete años.

● Los leopardos, muy probablemente extintos en Laos y Vietnam y casi extintos en Camboya, todavía existen en Dawna Tenasserim, pero su población sigue disminuyendo. La subespecie indochina está ahora en Peligro Crítico (CR, según las categorías de la IUCN).

● El impresionante gato dorado asiático prospera en Dawna Tenasserim e incluso ha sido filmado en parejas por las cámaras trampa. Sin embargo, son una de las especies que viven cerca de la zona donde se propone ubicar una carretera en Myanmar, lo que podría amenazar su existencia.

● Considerado como extinto en Tailandia, el gato de la jungla resurgió en Dawna-Tenasserim. Así lo captaron imágenes s de cámaras trampa en el 2017. Esta especie hace parte de la lista de especies en Peligro Crítico del Gobierno de Tailandia, debido a la presión de la caza y la pérdida de hábitat.

● En contraste con el gato de la jungla, el gato de Bengala es abundante en todo Dawna Tenasserim y es la especie más capturada en cámaras trampa de Myanmar.

● El gato pescador se ha registrado recientemente fuera y dentro de este territorio, solo sondeos posteriores lo confirmarán.

● Los sondeos con cámaras trampa entre 2018 y 2019 capturaron imágenes de seis de las siete especies de felinos en Myanmar y Tailandia.

● Las amenazas a las especies de felinos incluyen el desarrollo de infraestructura, la caza furtiva para el comercio ilegal de vida silvestre, la expansión de la agricultura y las plantaciones.

El informe destaca varias amenazas como la conversión de tierras para maíz, caucho, yuca, aceite de palma y nuez de betel. Esta amenaza y la construcción de carreteras exacerban la amenaza de la caza furtiva al facilitar el acceso a especies en peligro de extinción. Cientos de trampas caseras baratas son colocadas en estos bosques para matar o mutilar a cualquier especie.

Además, la carretera propuesta, Dawei-Htee Khee, que conectará un puerto de aguas profundas con Tailandia, y el resto del sudeste asiático, amenaza con dividir las rutas de circulación de elefantes y tigres. Los recientes sondeos de vida silvestre resaltan la existencia de una gran cantidad de vida silvestre a lo largo del camino propuesto./Fotos tomadas de WWF