Para el libre acceso a TM, Policías deben estar uniformados

Foto archivo El Nuevo Siglo

Ante la detención de una funcionaria de Transmilenio que no dejó entrar al sistema a varios policías vestidos de civil, se indicó ayer que pese a la explicación del oficial encargado de la zona sobre un convenio entre Transmilenio y la Policía para que los miembros de la institución tengan libre ingreso sin pagar pasaje, existe un decreto en el que se aclara que para que dicho acuerdo se cumpla, los policías deben estar portando el uniforme que los identifica como policías.

El artículo 2 del decreto 459 de 2015, indica las Condiciones para el libre acceso.

"Para garantizar el libre acceso al sistema integrado de transporte público de Bogotá D.C., el personal de la Policía Nacional deberá estar debidamente uniformado de conformidad con lo establecido en la Resolución 3372 de 2009 expedida por la Dirección General de la Policía Nacional, o en la norma que la modifique, adicione o sustituya", establece el artículo.

Es decir que, en caso de que se llegara a comprobar que las personas que ingresaron al sistema sin pagar pasaje sí pertenecen a la institución, la funcionaría no habría cometido alguna falta al impedir el ingreso por no estar portando el uniforme.

Ayer circuló un video en redes sociales que desató una polémica sobre lo que sería un presunto abuso de poder por parte de la Policía, con una funcionaria en una estación de Transmilenio. 

Los hechos se registraron en la estación de la Jiménez, centro de la ciudad, hasta donde llegaron varios uniformados de la Policía y procedieron a detener a una trabajadora de la empresa Recaudo Bogotá.

La negativa de la funcionaria por no permitir el ingreso sin pagar pasaje de las personas que no portaban uniforme de la institución, desató un procedimiento policial en el que llegaron varios uniformados a la estación y esposaron a la mujer, le pidieron su cédula y le solicitaron que se quitara los cordones, además de asegurar, como se escucha en el video, que sería conducida a una Unidad Permanente de Justicia (UPJ).  

En marzo nuevas unidades

De otro lado, en marzo, la ciudad recibirá 260 bioarticulados que reforzarán la operación de Transmilenio para los portales de las Américas y Suba, y que conformarán la nueva flota. Sin embargo estas buenas noticias fueron empañadas cuando un bus nuevo que viajaba entre Pereira y Bogotá, se incendió. Ante ello, Transmilenio aseguró que quienes deben responder son la ensambladora y las autoridades locales de Pereira.

Sin embargo es apremiante la necesidad del sistema que transporta 2,5 millones de personas cada día. Señala la compañía que con la entrega de marzo habrá una pausa en la entrega de flota nueva, y será hasta finales de junio cuando se retome el proceso. El 27 de ese mes, otros 130 biarticulados llegarán a operar en el Portal de las Américas.

Último paso

El último paso de la renovación se dará el primero de agosto, cuando el Portal de Usme reciba 106 nuevos buses, los únicos a diésel de esta etapa final de cambio de buses. En este punto se espera que se cumpla el objetivo de aumentar en 41% la capacidad del sistema.

Sostiene la empresa que el proceso de renovación de flota inició el 16 de junio de 2019 con la llegada de 202 articulados y 134 biarticulados diésel al Portal del Tunal. Continuó el primero de julio, cuando hizo su arribo una flota de 140 biarticulados a gas al Portal Norte. 20 días después, 40 biarticulados a gas llegaron al Portal de la Calle 80. El procedimiento continuó hasta finales de septiembre: al Portal del Sur llegaron 104 biarticulados y al de la Calle 80 entraron 72 biarticulados. Todos estos, con motores a gas.

Modernización

La última presentación de buses que alcanzó a hacer la administración del exalcalde Enrique Peñalosa fue el 12 de diciembre, cuando acompañó la presentación de 96 articulados y 58 biarticulados diésel para el Portal de Usme.

Con la modernización de la flota de TM, el sistema pasará de tener 504 articulados de tecnología Euro II; 626 de Euro III; 244 de Euro IV y otros 244 de Euro V. Para 2020 se prevé que el sistema tenga 741 buses a gas; 700 de Euro VI con filtro; 230 híbridos; 110 con Euro II; 67 con Euro IV y 41 con Euro III. De esta forma, no solo habrá más buses, sino que la mayoría de estos contarán con nuevas tecnologías.