Pese a las heladas, subió oferta de alimentos

Foto archivo

A pesar de las fuertes heladas que han afrontado departamentos como Cundinamarca, Boyacá y Santander, el abastecimiento de alimentos en la primera semana de enero creció 17,46% y totalizó 105.122 toneladas en todo el país, informó el Ministerio de Agricultura.

El jefe de la carteta, Andrés Valencia Pinzón, dijo que de acuerdo con el último boletín semanal del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario en la primera semana de este mes el volumen de alimentos en el país totalizó 105.122 toneladas, es decir 17,46% más que en la semana anterior (26 de diciembre de 2019 a 1 de enero de 2020).

“Según los últimos datos reportados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, hay un buen comportamiento en el volumen de alimentos que ingresó a las centrales de abastos del país, en este momento no hay ningún desabastecimiento como consecuencia de los episodios de variabilidad climática que han ocurrido en este comienzo de año en algunos departamentos”, dijo.

El reporte agropecuario mostró un incremento de 30,8% en el abastecimiento de frutas (25.962 toneladas); de 19% en los tubérculos (34.355 toneladas); y de 17,3% en verduras y hortalizas (30.084 toneladas), con relación a la última semana del año pasado.

En algunas centrales como las de Bogotá (Corabastos, Paloquemao, Plaza de las Flores y Samper Mendoza) el ingreso de alimentos también aumentó en 20,2%, tanto en frutas (49,6%); tubérculos (11,8%); y verduras (26,3%).

En el Complejo de Servicios del Sur, de Tunja, también se registró un crecimiento de 7,6% en la provisión de alimentos. En el caso de las frutas la variación fue de 27,3%; de tubérculos 52% y las verduras 3,2%.

También hubo cifras positivas en Bucaramanga, Cúcuta y Pasto con aumento de ingreso de alimentos de 35,4%, 36,1% y 9,2% respectivamente.

“Estas cifras demuestran que aún no hay un desabastecimiento de alimentos y por lo tanto no hay lugar para que se especulen con precios. Vamos a seguir monitoreando semanalmente lo que pase en las centrales de abastos del país”, concluyó el ministro Valencia Poinzón.